LA CRISIS DE FANAPEL

La gerencia de Fanapel anunció el cierre; se pierden 300 empleos

El sindicato denuncia que la empresa ya importa papel desde Argentina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Declive: las ventas en Argentina cayeron. Foto: Fernando Ponzetto

El futuro de Fanapel, la vieja y emblemática fábrica de Juan Lacaze, aparece cada vez más sombrío y ayer un gerente de planta de la empresa comunicó a los trabajadores que la fábrica ya no reabrirá. Una muy concurrida asamblea de trabajadores ayer en Juan Lacaze analizó la situación en la sede del sindicato hasta entrada la noche en un ambiente de gran preocupación.

De todas formas, el sindicato se aferra a que el gobierno le dijo que la empresa, si bien admite que no hay posibilidades de retomar a mediano plazo la actividad interrumpida en diciembre, no menciona aún la posibilidad de un cierre definitivo. La información surgió de una reunión bipartita que jerarcas del Ministerio de Trabajo mantuvieron ayer con la firma en Montevideo.

El integrante del secretariado del Pit-Cnt y dirigente sindical del papel, Julio Burgueño, dijo a El País que "siempre estuvo arriba de la mesa" la posibilidad de que los trabajadores mostraran flexibilidad respecto a sus créditos laborales si era necesario para darle viabilidad a la empresa. Pero reconoció que la situación "sigue estando difícil" y que la central sindical está "muy preocupada".

Los trabajadores de Fanapel están en el seguro de paro desde diciembre.

Fanapel, propiedad de capitales argentinos, comenzó a enfrentar el año pasado importantes dificultades para colocar el papel que produce en la vecina orilla y también sintió fuertemente la competencia china. La situación le generó una pérdida de 400 mil dólares mensuales. El gobierno impulsó la creación de una comisión tripartita, que buscó soluciones sin éxito. Incluso UTE ofreció a la empresa rebajarle la tarifa un 25%.

El presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay, Washington Corallo, reflexionó en Twitter: "Y va otra... ahora cierra Fanapel. Competitividad, altos costos y relaciones laborales difíciles siguen complicando a la industria".

Juan Lacaze, la tercera localidad de Colonia, tuvo siempre un fuerte perfil industrial. Sufrió mucho por el cierre de la textil Agolán que había sucedido a Campomar y Soulas, y la principal fuente de trabajo que seguía funcionando era Fanapel. Muchos lacazinos trabajan en la cercana Montes del Plata. Juan Lacaze es un bastión del Frente Amplio en Colonia y de hecho es la única alcaldía de la coalición en el departamento.

Ayer, en la asamblea sindical, se denunció con amargura que Fanapel ya está importando papel desde Argentina, algo de lo que se presentó evidencia en la reunión. "Es muy grave la situación. La posición de la fábrica es una falta de respeto al Poder Ejecutivo y a los trabajadores porque está negociando una cosa en Montevideo, en el Ministerio de Trabajo y acá la gerencia de planta está comunicando otra. Creemos que la fábrica quiere cerrar o no está muy decidida a trabajar, pero pone a los obreros como responsables de esta decisión, algo que nosotros no vamos a aceptar", dijo el presidente del sindicato Marcelo Olaverry. "El trabajo que nosotros hacíamos acá está viniendo embalado como Industria Argentina" dijo en referencia a los paquetes de hojas A4. "Vamos a exigir al gobierno que mientras estemos en conflicto y no tengamos seguridad laboral, el papel Fanacopy no sea usado al menos por las oficinas públicas" señaló Olaverry. El Estado es el mayor consumidor de papel de hojas A4 que produce Fanapel. El sindicato intentará volver a reunirse con la empresa.

El ingreso de papel chino en la región fue decisivo.

El cierre de Fanapel representa la clausura de una fábrica con más de un siglo de arraigo en Juan Lacaze y el despido de 260 trabajadores dependientes y otros 40 indirectos. Hasta 2012, trabajaban allí 1.080 empleados y el papel era el producto que identificaba a la comunidad, además de ser la cuna de José Carbajal, "El Sabalero". La ciudad de 12.000 habitantes es conocida también por exportar futbolistas de calidad como Cristian "Cebolla" Rodríguez, Obdulio Trasante y Javier Chevantón. Mathías Lozano, secretario general del sindicato papelero nacional, dijo a El País que "la empresa dejó de vender el 80% de su producto en Argentina, como resultado de que China ingresa sus productos más baratos". "Los chinos se insertaron en el mercado por debajo de los costos de producción de toda la región", advirtió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)