LA COLUMNA DE PEPE PREGUNTÓN

¿Y la gente?

El gobierno del Frente Amplio no tiene los recursos que necesita para cumplir con muchas de las promesas con las que ganó las últimas elecciones. La prudencia recomendaría mantener, cuando no bajar, el enorme gasto público. Y no aumentar más la ya muy pesada carga tributaria que soportan los uruguayos.

Pero ya se sabe que las acciones de la prudencia cotizan en baja en varios sectores del FA. Así que la coalición ya trabaja en un paquete de medidas tributarias destinadas a asegurar que el gobierno recaude más y más, para seguir gastando en consecuencia.

Las medidas ya han comenzado a conocerse. Se propone, por ejemplo, quitar incentivos a algunas inversiones privadas. ¿Justo cuando el presidente y su comitiva recorren el mundo llamando a invertir en Uruguay y asegurando que en este país las reglas no se cambian y son estables? Sí, justo en este momento. Y se entiende. En el gobierno, el FA sabe que necesita inversiones para generar empleo y desarrollo. Pero como partido, a una parte importante de la dirigencia del FA, incluyendo algunos funcionarios de gobierno, la inversión privada "les da cosita". O sea, sí pero no. Vengan a invertir, pero cuando hayan llegado van a poder comprobar que los necesitamos, pero en el fondo nunca los querremos.

¿Y a los empresarios? Tampoco. Son un mal necesario. El Estado, lamentablemente, no puede emplear a todos (por el momento). Y después de todo alguien tiene que pagar impuestos para financiar la fiesta. Así que al empresario se lo tolera, pero cada vez que hay oportunidad, se le aumentan los impuestos. Siempre puede pagar más. Entonces, ya se habla de un nuevo aumento en la tasa del IRAE. Y algo más se les va a ocurrir. Hay más. Ya se habla de no devolver los aportes al Fonasa. ¿Se entiende? Se habla de quedarse con dinero ajeno. Ni más ni menos. Este año estuvieron a punto. El que viene, parece, lo van a hacer.

Pero hace falta más dinero. Todo el que se pueda. Porque la fiesta es grande. Y se siguen contratando funcionarios públicos y asesores. Y haciendo publicidad. Y de ahorro, nada. Así que se propone aumentar el impuesto a las transacciones financieras, gravar las herencias, gravar los premios de los juegos de azar.

El MPP quiere revisar algunas tasas del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas. El sector de Constanza Moreira, establecer un "canon agrícola" por el uso de agua. Los comunistas, que los ricos paguen más y que revisen algunas exoneraciones fiscales.

Todos tienen alguna idea de cómo recaudar más. De cómo cobrarle más y más a los que aportan. Cuando se les pregunta qué harán con ese dinero, todos sugieren alguna idea diferente. Cada quien tiene su prioridad y tiende a favorecer a tal o cual corporación que le es afín o a algún plan que defiende especialmente.

De ahorrar nadie habla. De gastar mejor, tampoco. De bajar el peso de un Estado elefantiásico e ineficiente, menos que menos.

¿Y la gente? Prepara sus bolsillos. Porque cuando esta gente necesita dinero, lo consigue. Al costo que sea.

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)