COMISIÓN INVESTIGADORA

Gas Sayago contrató un seguro para sus directivos

Fue para proteger su responsabilidad con la obra ya parada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gas Sayago: en 2014 asignó US$ 472.000 al rubro publicidad. Foto: Archivo El País

Los directores y gerentes de Gas Sayago (empresa encargada de impulsar el proyecto de la regasificadora) contrataron en 2014 con el Banco de Seguros del Estado un seguro, pago por la empresa, para proteger su responsabilidad civil cuando la construcción de lobra estaba detenida y se habían verificado incumplimientos por parte de OAS y GNLS, encargados de la construcción.

Se recurrió a la aseguradora estatal luego de que se hiciera un llamado a precios.

El diputado blanco Pablo Abdala, impulsor de la comisión investigadora sobre esta obra trunca, dijo a El País que la decisión fue justificada en un memorándum interno de la empresa —al que accedió— fechado el 14 de abril de 2014 (la contratación se concretó el 13 de mayo).

El memorándum señala que "es práctica habitual a nivel internacional proporcionar a directores y gerentes un seguro por responsabilidad civil (...) Si bien dicha práctica no es aún muy usual en Uruguay, considerando las características del presente proyecto cuya envergadura se asemeja a uno a nivel internacional, se entiende pertinente su contratación", dice.

Abdala comentó que "este mismo beneficio o cobertura no rige para los directores de las empresas públicas". La Constitución, en su artículo 25, establece que estos funcionarios son responsables por las decisiones que toman y también determina la posibilidad de que el Estado "repita" contra ellos, o sea que los demande para intentar resarcirse por los daños que hubiesen provocado. De todas formas, Gas Sayago se rige por el derecho privado (más allá de que sus directivos provenían de UTE y Ancap) por lo que la contratación no sería ilegal, aunque sí evidenciaría preocupación respecto a eventuales demandas.

Por otro lado, Abdala reveló que en junio de 2014 Gas Sayago decidió asignar US$ 472.000 al rubro publicidad. Se contrataron espacios en medios de comunicación y a la agencia de publicidad Punto. La campaña tenía como objetivos definidos, según documentación a la que accedió Abdala, "informar a los distintos sectores de la sociedad los beneficios de la instalación de la regasificadora e informar sobre los beneficios de disponibilidad de gas natural para los consumidores".

Un comité de evaluación estudió las ofertas de Punto y de la agencia TBWA. Según el comité, "si bien ninguna de las dos es plenamente convincente, se aprecia que Punto se ha interiorizado con mayor acierto sobre los objetivos de información" que se daría a la población sobre el emprendimiento.

Abdala fustigó tanto la contratación del seguro como de la publicidad. "Me da la impresión de que esto pauta la situación de descontrol absoluto que se vivía en Gas Sayago y que se actuaba con mentalidad de empresa privada que maneja recursos propios cuando en realidad estaba desarrollando una función pública y administrando recursos públicos".

Abdala convocará a las autoridades actuales y pasadas de Gas Sayago para que informen sobres estos temas a la comisión investigadora.

El proyecto de la regasificadora, tal como fue concebido originalmente, quedó sin efecto. El viernes 19, Gas Sayago comunicó a cuatro empresas constructoras que habían manifestado interés en el proyecto, que el proceso estaba terminado y les anunció a cada una de las compañías la devolución de una garantía que habían constituido por US$1 0 millones.

El gobierno entabló negociaciones con la multinacional Shell para intentar reformular el proyecto, con un porte mucho menor. Sin embargo, hasta hoy, las conversaciones no han dado resultado. Está claro que para el gobierno la obra ya no es prioritaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)