SUMINISTRO DE SUPERGÁS

Gas: fallas en las entregas continuarán en la semana

Plantas no pueden cubrir toda la demanda de garrafas de gas por no tener stock en un invierno atípico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las garrafas se venden a mayor velocidad que el sistema de reposición. Foto: M. Bonjour

La demanda de supergás quedó insatisfecha ayer en Montevideo. La mayoría de los puestos que abrieron vendieron casi el 100% de su stock. "Sin embargo, trabajamos ocho horas en lugar de las 14 habituales. A las seis horas se cortaron los pedidos y se utilizaron las dos horas restantes para distribuir garrafas", dijo el empresario del gas Martín Machado a El País.

El problema se mantendrá en los próximos días mientras duren los fríos. Las plantas de envasado están trabajando a pleno. Envasan un promedio de 50.000 garrafas diarias pero no son suficientes para cubrir la demanda por las bajas temperaturas.

"Por esa situación, la demanda de supergás seguirá insatisfecha en los próximos días", advirtió Machado.

La infraestructura de la industria no está preparada para afrontar un invierno atípico —los fríos comenzaron en abril. Una de las razones es que las plan- tas de envasado no tienen stock de garrafas. Es decir, envasan las que llegan vacías. Y su capaci-dad de producción está a pleno. No pueden armar un turno nocturno —ello implicaría la contratación de más personal y por lo menos un mes de adiestramiento— para una zafra. También deberán afrontar riesgos: por ejemplo, el invierno de 2015 casi ni se notó.

Además, las plantas carecen de infraestructura para que camiones chicos carguen garrafas en un lugar distinto a los grandes. Ello descongestionaría el problema de carga y distribución. Sin embargo, los camiones sean grandes o chicos deben esperar hasta tres horas para cargar en la misma plataforma.

Una posibilidad sería construir una nueva planta de envasado de garrafas, cuyo costo superaría los US$ 2 millones. La gran pregunta es si vale la pena tamaña inversión.

En este momento de desaceleración económica, Ancap carece de los recursos financieros para construirla

"Este es un invierno atípico. En 23 años jamás vi un invierno como este", dijo Machado, en alusión a que la edificación de una nueva planta tendría poco sentido. "En otros inviernos la producción de envasado estaba sobrada", aclaró.

Para los empresarios, el gran problema del sector es la elevada conflictividad. En ese sentido, Machado recordó que en verano hubo conflictos y "no hubo abastecimiento" de supergás.

Fuentes del sector del supergás dijeron a El País que en los últimos años la operativa "se ha visto seriamente afectada por la elevadísima conflictividad", complicando el suministro y generando "importantísimas pérdidas y daños económicos" a las empresas. Además, recordaron que las empresas han solicitado al gobierno la regulación de la actividad sindical, y que autorice el acopio y transporte de más garrafas por vehículo.

En el caso de Riogas, la empresa adoptó medidas especiales para atender la alta demanda. Envasó en promedio el equivalente a 23.000 garrafas diarias (tubos de 45 kg y envases de 13 kg); trabajó en dos turnos el sábado y lunes (incluso ayer feriado por la Jura de la Constitución), y un turno el domingo; acordó con sus trabajadores reducir el descanso de una hora a 30 minutos; y puestos de distribución abiertos el domingo, entre otras medidas. Además de las horas extras por los turnos extraordinarios, los turnos extras del sábado, domingo y lunes se pagan horas triples y los feriados pagos como este 18 de julio se pagan en horas cuádruples".

El miércoles 12, el dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Supergás (Suts), Guillermo Giraldez, dijo a El País que los empresarios siempre culpan al gremio por los problemas de suministro. "No es algo nuevo. Siempre nos echan la culpa. El problema es que el sistema de producción no puede cubrir la demanda cuando hace mucho frío", señaló.

Locales parados durante dos horas

Los dueños de los puestos tuvieron ayer que cortar los teléfonos. "Todos los días se cortan los teléfonos", dijo el propietario de un local de venta de gas ubicado en el Centro de Montevideo. Enseguida agregó: "Es probable que mañana (por hoy) tenga que hacer lo mismo. El camión distribuidor entrega las garrafas por la mañana y a las cinco horas ya vendimos todo. Cuando regresa, hace dos horas que empleados y camionetas están parados aguardando".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)