Un paraje arcaico en el primer mundo

Garzón, un pueblo que el New York Times recomienda visitar

Figura en el puesto 21 entre los 52 lugares que merecen un viaje en 2016.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El pueblo se organiza en torno a unas pocas manzanas, con calles de ripio. Foto: AFP

El diario estadounidense The New York Times realizó una lista con los 52 lugares para visitar este año, y entre ellos se encuentra el Pueblo Garzón, ubicado en Maldonado, cerca de la laguna que lleva su nombre y muy próximo al departamento de Rocha.

Para el histórico diario, Garzón merece el lugar 21 porque es la nueva región del vino que florece cerca de espléndidas playas. La foto principal del artículo es sin embargo una en que se lucen los huertos de oliva y almendros, en un paisaje espléndido que hace recordar a los campos de Sicilia.

En la descripción está mencionado también el nuevo puente circular diseñado por el arquitecto Rafael Viñoly. Se apunta que es tanto un atractivo arquitectónico como una puerta de entrada a la zona.

La ciudad de México lidera la lista de los 52 lugares a visitar y Beaufort, una ciudad al sur de California, cierra las recomendaciones.

Antecedentes.

Los atractivos del Pueblo Garzón y su entorno habían sido ya elogiados por la prensa de Estados Unidos en 2011. Por entonces, como ahora, hubo un destaque especial para los emprendimientos de Alejandro Bulgheroni. Se contaba que él y su esposa Bettina descubrieron Garzón en 1999 y vieron allí su pequeña Toscana en Uruguay.

Entre olivares y viñedos, ellos comenzaron a proyectar la Bodega Garzón, que terminó siendo la primera sustentable construida fuera de América del Norte. En ella se optimizó el rendimiento energético y fue creado un sistema de captación natural del agua, entre otras estrategias ecológicas implementadas en su construcción.

El New York Times publicó, en su edición digital del 7 de enero de 2011 una nota en donde eran recomendados 41 lugares para visitar y 10 restoranes por los cuales valía la pena un viaje en avión, entre ellos el del chef Francis Mallmann en Pueblo Garzón, nuevamente valorado en la nota que ese medio de prensa dio a conocer a comienzos de 2016.

En 2013, bajo la promesa de un clima cálido, seguridad y buenas inversiones, un artículo del diario británico Financial Times promovía las inversiones inmobiliarias en la costa uruguaya. La nota, que llevaba por título "Áreas rurales de Uruguay están atrayendo compradores extranjeros", mencionaba a Pueblo Garzón como un paraje especialmente atractivo para adquirir propiedades.

Según el diario, Garzón promete replicar el proceso que en Punta del Este vivieron los terrenos vecinos a la Laguna del Sauce en el primer lustro del siglo XX, cuando multiplicaron varias veces el valor que habían invertido los compradores.

"Si Garzón es el nuevo Sauce, el potencial es claro", sostenía la crónica, que además destacaba las mejoras de infraestructura proyectadas en la zona, como el puerto de aguas profundas en Rocha y el puente sobre la Laguna Garzón a cargo del arquitecto Rafael Viñoly.

El sastre de Paul.

"En Pueblo Garzón, humildes propiedades —la mayoría abandonadas— están tapadas de carteles de Se Vende", noticiaba el Financial Times, en cuyas páginas también eran detallados los movimientos del mercado inmobiliario .

Entre las adquisiciones que reforzaban lo dicho, el diario contaba que John Pearse, sastre de estrellas como Paul McCartney, Jimi Hendrix y Mick Jagger compró una finca en Pueblo Garzón por US$ 80.000.

"Los inversores internacionales y locales son tratados en igualdad de condiciones, no hay control de cambios, como en Argentina, ni impuesto a la renta percibida en el exterior, como en Brasil, y los tributos locales son considerablemente menores que en Europa y Estados Unidos", concluía la nota del Financial Times.

Al acecho.

Entre otros famosos argentinos que recibieron las recomendaciones internacionales, en 2011 Susana Giménez compró un campo de 66 hectáreas en Pueblo Garzón y pagó un millón de dólares.

El censo de 2011 indicaba que en Garzón había 198 pobladores y 202 viviendas. En informe de El País de 2013 se daba cuenta de que los residentes pedían hasta US$ 80.000 por "taperas" que no valían más de US$ 10.000.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)