VEA LA FOTOGALERÍA

Se ganaron 15 minutos de fama

En muy breve tiempo pretenden hacer mucho y eso, en el ámbito municipal, puede implicar roces y sorpresas. De esto saben los intendentes que ejercen por unos meses.

El intendente Mario Bandera se tiró en paracaidas sobre el predio de la Semana de la Cerveza. Foto: P. Delfino
El intendente Mario Bandera se tiró en paracaidas sobre el predio de la Semana de la Cerveza. Foto: P. Delfino
El intendente Villaba junto al humorista Roberto Peña, a quien nombró "Embajador de Lavalleja".
El intendente Villaba junto al humorista Roberto Peña, a quien nombró "Embajador de Lavalleja".
La intendenta de Flores, Beatríz Ríos, que se desplaza en bicicleta.
La intendenta de Flores, Beatríz Ríos, que se desplaza en bicicleta.

El escenario fue el cementerio de Paysandú. El desconocido se acercó a un funcionario municipal y le indicó que había "varias tareas" por hacer en ese lugar.

"¿Y usted quién es?", le preguntó el trabajador de mala gana. "Soy el Intendente", respondió Mario Bandera, quien acababa de asumir en sustitución de Bertil Bentos.

Esta es una de las situaciones pintorescas con que se encontraron algunos jefes comunales que asumieron el 6 de febrero pasado porque los titulares renunciaron para buscar la reelección. Cada uno con su personalidad y su forma de trabajo, busca dejar huella cuando el próximo 10 de julio entregue el cargo.

En Durazno, el ginecólogo el Luis Ayçaguer sustituyó al intendente electo Benjamín Irazábal. La jornada siguiente a asumir —y fiel a su costumbre de cuando era director del hospital "Dr. Emilio Penza"— inició recorridas diarias por las dependencias municipales para observar el desempeño de los funcionarios. En una visita al Corralón Municipal —depósito de maquinaria y camiones de la IDD, donde hay talleres de reparación de vehículos— protagonizó una situación comentada hasta ahora.

Llegó a media mañana y saludó a los funcionarios. En la parte exterior, hacia el patio principal y debajo de un alero, había un grupo mateando y charlando.

—Buen día, muchachos, ¿tomando mate? —preguntó con su habitual simpatía.

—Sí, acá estamos… —respondió uno de ellos, que ignoraba el cambio que había ocurrido en la comuna.

A los pocos días, en otra visita al corralón, Ayçaguer encontró a casi los mismos empleados saboreando unos amargos con bizcochos. Esta vez, aparte de saludar de forma cortés, les dijo: "Vuelvan en una semana, a tomar mate a las casas…" y los sancionó.

Ayçaguer es un tipo afable, sencillo, pero caracterizado por ser un jerarca al que no le tiembla el pulso a la hora de sancionar a un funcionario ocioso, aun cuando interceda algún político pidiendo clemencia.

"Puedo sancionar a alguien en la tarde, y de noche estoy comiendo un asado con ese mismo funcionario sin ningún problema", comenta, y explica que "una cosa es tener que tomar una decisión en la órbita municipal y otra es la amistad o el compañerismo; separo perfectamente las cosas y eso la gente lo sabe. Cuando tengo que dirigir, dirijo; pero en general tengo con los funcionarios un trato de amistad, no de autoridad".

Con el Papa.

El efímero intendente de Soriano es José Luis Gómez. Asumió después que el suplente de Guillermo Besozzi, Agustín Bascou, resolvió postularse como candidato del oficialismo.

El doloreño Gómez tiene la particularidad que en tres meses de gestión logró posicionarse en dos hechos de trascendencia internacional.

Se convirtió en el primer jefe comunal en entrevistarse con el papa Francisco, en el Vaticano, y el pasado martes, junto al antropólogo José María López Mazz, confirmó que los restos hallados por él y otro buzo a orillas del río San Salvador corresponden, ni más ni menos, que al "Fuerte de Gaboto", buscado desde hace décadas por el Estado uruguayo. La evidencia confirmó que en el año 1527, Sebastián Gaboto estuvo en estas costas, constituyendo el primer asentamiento español en el Río de la Plata.

"A fin de mes se realizará en Montevideo el anuncio oficial con la participación de varios ministerios, porque sin dudas se trata del hallazgo más importante del país en varias décadas. Con esto y el encuentro con Francisco, ha sido demasiado para una gestión de seis meses", dice sonriente.

Paracaidista.

Mario Bandera era el alcalde de Quebracho (cargo al que se postula nuevamente) y tercer suplente del intendente sanducero Bertil Bentos. Cuando asumió la jefatura de la comuna, muchos funcionarios no lo conocían, por lo que recorrió diferentes dependencias de incógnito.

Pero su nombre trascendió en todo el departamento, y en el país, cuando se lanzó en paracaídas sobre el predio ferial en la pasada Semana de la Cerveza. "Me tiré y fue la sensación. Al parecer, algunos estaban preocupados de quedarse sin intendente", dice riendo.

Bandera cuenta que hace visitas "a todos lados y aún me quedan reparticiones". Una mañana fue al cementerio con el joven director de Limpieza y entró "por una puerta que no es la habitual".

"A medida que yo iba saludando, el muchacho les avisaba que yo era el intendente. Y así me aparecí en todos los lugares. Alguno me recibió sin camisa, otro tirado y medio dormido. Después se fueron dando cuenta de quién era", acotó.

"De aparecerme en las oficinas y ver cómo algunos funcionarios se levantan corriendo, hay varios casos", dice Bandera, pero afirma que no es real una anécdota que se escucha en Paysandú. La versión cuenta que un día llegó a golpearle la puerta de la casa a una funcionaria municipal que marcaba tarjeta y se retiraba.

"Es cierto que he visto gente que marca y no sé para dónde agarra, y he hecho las consultas correspondientes, pero a ninguno todavía me le aparecí en la casa; eso todavía no", afirma con su mejor sonrisa.

LAVALLEJA Y FLORES.


Villalba se desvive por los cortes de cintas.


Alfredo Villalba es intendente de Lavalleja en sustitución de Adriana Peña, quien renunció para postularse a la reelección. Una de sus disposiciones fue designar al humorista Roberto Peña "Embajador de Lavalleja para toda Argentina".

Villalba dispuso la realización de diversas obras y pretende que estén terminadas cuando deje el cargo. Entre ellas, un mirador, dos piscinas, una rampa y un túnel en el estadio, además de reformas en la terminal de ómnibus (que se inauguran mañana). Consultado sobre de dónde se sacan los fondos para estas obras que no estaban presupuestadas, Villalba dice que básicamente se necesita empleados, arena y Pórtland, y que la comuna de Lavalleja cuenta con todo eso. Todos los días recibe en su despacho a vecinos, algunos de localidades del interior departamental que no conocen su cara. Una de ellas fue una mujer que pidió ser atendida "por el intendente". Él salió y le dijo que el intendente "nunca viene a trabajar, sólo a cobrar", y le preguntó qué necesitaba. Tras escuchar el planteo, le indicó que era para la División Jurídica y la acompañó hasta esa dependencia. Allí, los funcionarios lo saludaron y la mujer, sonrojada, descubrió que quien la acompañaba era el propio intendente.

Ríos, una apasionada de la bicicleta.


La intendente de Flores, Beatriz Ríos, pedalea desde su casa hasta el despacho municipal de la ciudad de Trinidad donde ejerce en reemplazo del titular electo, Armando Castaingdebat.

Pasó un cuarto de siglo desde que un médico le recomendara usar más la bicicleta. "Lo de la bicicleta es algo cotidiano, a los que vienen les llama la atención, pero acá es moneda corriente, cosa de todos los días desde hace años", relató semanas atrás a El País en su despacho del gobierno de Flores.

"En más de una ocasión me ha tocado tener que venirme dando pedal a tope, para llegar a una reunión. Ocurrió cierta vez con una delegación del Ministerio de Vivienda; al ver que me iba en bicicleta, me sacaban fotos", dijo algo sorprendida.

La bicicleta de la jefa comunal de Flores cuenta con todos los elementos de seguridad requeridos en el departamento de Flores. Hasta ahora, ningún inspector la ha multado por no llevar farol, espejos, buenos frenos, llantas y matrícula.

Caras nuevas.

El intendente de Paysandú, Mario Bandera, se tiró en paracaídas sobre el predio ferial durante la pasada Semana de la Cerveza. El de Soriano, José Luis Gómez, se reunió en el Vaticano con el papa Francisco (arriba derecha). Arriba, el intendente de Lavalleja, Alfredo Villalba, junto al humorista Roberto Peña, a quien nombró "Embajador de Lavalleja para toda Argentina". A la derecha, la intendente de Flores, Beatriz Ríos, que renunció a un vehículo oficial y se desplaza por la ciudad en bicicleta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)