AUF advierte que no podrá comprar cámaras PORQUE no tiene recursos

Fútbol: clubes deberán tener un guardia cada 250 hinchas

La Secretaría Nacional de Deporte (SND) prepara un paquete de medidas para frenar los episodios de violencia en el fútbol. Entre otras cosas se están numerando todos los asientos del Estadio Centenario y el Parque Central, se instó a cada uno de los clubes a tener sus propios equipos de seguridad, y en el próximo mes llegará a Uruguay un experto de la empresa que se encarga de garantizar la paz en los partidos de la Premier League, la liga del fútbol inglés, para capacitar a los encargados de los clubes uruguayos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En febrero los disturbios fueron en la cancha de Cerro en el partido contra Peñarol.

"Se está trabajando intensamente", sostuvo a El País el director de la Secretaría de Deportes, Fernando Cáceres, luego de participar el pasado viernes de una reunión en la que se acordaron los contenidos del curso que dictará la empresa SGSI a los encargados de seguridad de los clubes, y personal de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y del Ministerio del Interior.

Por otra parte, según sostuvo Cáceres, los clubes de fútbol —todos, del más grande al más chico— "ya designaron a quienes serán sus coordinadores de seguridad, con sus respectivos suplentes". Y se está eligiendo a "los equipos de seguridad auxiliar", que se encargarán de garantizar la tranquilidad de las hinchadas en los encuentros deportivos, más allá del personal que ponga a disposición el Ministerio del Interior.

Se resolvió que cada 250 espectadores cada club deberá poner, para cada uno de los partidos, un guardia de seguridad propio. Esto equivale a que en un clásico que se juegue en el Estadio Centenario, para los cuales asiste un promedio de 60.000 espectadores, Peñarol y Nacional deberán tener 120 encargados de la seguridad cada uno. Esto, además de la guardia que suele poner el Ministerio del Interior para los partidos clásicos, que es de entre 600 y 800 policías. En tanto, en un partido de los clubes grandes, cada uno lleva un promedio de 20.000 espectadores, o sea que pondrán unos 80 guardias.

Por otra parte, se está trabajando ya en la numeración de todos los asientos del Centenario y el Parque Central (también se instó a Peñarol a que cuando abra su estadio, lo que está previsto para febrero del año próximo, lo haga con todas las localidades numeradas). Este plan luego se trasladará a las canchas más chicas en las que se han presentado situaciones de violencia, como ser el Estadio Luis Tróccoli, de Cerro. Y luego para las otras canchas en las que normalmente no se dan este tipo de episodios.

Después que esto esté pronto, se piensa llevar adelante un sistema de venta de entradas numeradas. Y, por pedido de la AUF, el plan incluye que las localidades para la Ámsterdam y la Colombes puedan comprarse solo hasta un día antes de que se disputen los partidos.

"Estas medidas son para todos los clubes, todas las canchas y todos los partidos del campeonato", insistió Cáceres, que señaló que la idea es implementar este paquete de medidas antes de que termine el Apertura. Por otro lado, el jerarca sostuvo que "los clubes están todos de acuerdo con llevar adelante este plan".

Cámaras.

El próximo 28 de septiembre vence la licitación por la cual la AUF elegirá a la empresa que se encargará de proveer las cámaras de identificación facial para las canchas (en un principio solo para el Centenario, el Parque Central y el futuro estadio de Peñarol), las cuales fueron exigidas por el Ministerio del Interior.

Sin embargo, el secretario de asuntos económicos de la AUF, Ignacio Alonso, admitió a El País que la asociación no tiene el dinero suficiente como para comprar los dispositivos. "Si no nos ayudan o no baja el costo de la inversión, esto no se va a poder hacer", señaló.

La AUF elegirá entre cinco empresas finalista que ofrecen el servicio (en un principio eran 12). La que cobra menos pide 2 millones de dólares; la que más, 10 millones.

"Estamos pidiendo aportes del Ministerio o de empresas para poder comprar esto, porque como está planteado hoy no hay viabilidad económica para poder instalarlo. No hay banco que nos pueda financiar", insistió Alonso.

El Ministerio del Interior ya ha expresado en anteriores oportunidades que la instalación de las cámaras de seguridad debe pagarla la AUF.

En cuanto a las empresas privadas, Alonso no dio pistas sobre a qué firma se le podría pedir semejante suma de dinero, aunque adelantó que no será a Tenfield, porque "no le corresponde".

Por su parte, Cáceres recordó que la instalación de las cámaras de identificación facial "es un compromiso que asumió la AUF con el expresidente de la República (José Mujica)" y que "lo tiene que cumplir". E insistió: "Se los puede ayudar a buscar las mejores vías para la financiación, pero cumplir tienen que cumplir".

La idea es que las cámaras de identificación facial, que aunque las debería comprar la AUF serían operadas por el Ministerio del Interior, sirvan para que se aplique el derecho de admisión en las canchas, de tal manera que una vez que un violento sea identificado, no pueda volver a ingresar.

El subsecretario de Interior, Jorge Vázquez, había dicho el año pasado que este sistema iba a estar listo para marzo de 2015 y que este iba a "permitir que a las personas que identifiquemos allí, vinculadas a actos de violencia, les prohibamos la entrada en otros espectáculos deportivos sin necesidad de que los directivos de los clubes digan nombres y apellidos porque eso los expone y nosotros entendemos esa situación".

Sin embargo esto no pasó. Luego de que en el pasado mes de junio se generaran episo-dios de violencia en el clásico, desde la AUF se dijo que las cámaras podrían estar listas para el Apertura. Ante el panorama de que no hay plata para comprar las cámaras, tanto desde la AUF como de la Secretaría de Deportes, aclaran que habrá que esperar al menos hasta el Clausura, que se inicia en febrero de 2016.

DISTURBIOS Y PROMESAS INCUMPLIDAS.

14/6/2015.

Los disturbios comenzaron en el segundo tiempo en la Ámsterdam, y se profundizaron cuando comenzó el alargue. La hinchada de Peñarol tiró butacas a hinchas de Nacional. Estos últimos ocasionaron desmanes en la Plaza Independencia. 52 personas fueron detenidas. El Ministerio del Interior y la AUF volvieron a prometer las cámaras de identificación facial para mediados del Apertura; no será así.

14/2/2015

Esta vez los disturbios fueron en el Tróccoli, en el encuentro entre Peñarol y Cerro, y se generaron cuando hinchas albicelestes ingresaron a la cancha con una bandera robada a sus rivales en un encuentro anterior. Allí prometieron que para el campeonato Apertura, que comenzó hace pocas semanas, estarían sí al fin instaladas las cámaras de identificación facial. Pero otra vez no se cumplió con lo dicho.

18/1/2015.

El clásico de verano disputado en el Centenario fue finalizado antes por el árbitro debido a incidentes que ocurrían en la Tribuna Ámsterdam. La Policía no intercedió. Tras el encuentro, el subsecretario de Interior, Jorge Vázquez, sostuvo que "siempre es una gran discusión si la Policía ingresa o no". También prometió las cámaras de identificación facial para marzo, al inicio del Clausura; no sucedió.

16/3/2014.

Nacional y Newells se enfrentaron por la Copa Libertadores. Además de destrozos en las tribunas, el partido terminó con 40 personas detenidas y 28 policías heridos. Enojado por la situación, José Mujica decidió retirar a los policías de las tribunas del Centenario y del Parque Central. El presidente de la AUF, Sebastián Bauzá, renunció. La AUF le prometió a Mujica las cámaras de identificación facial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)