Bordaberry ubicó lo que debe Cuba en US$ 105 millones

Furia opositora por el perdón de la deuda cubana

El Partido Nacional, el Partido Colorado y el Partido Independiente reaccionaron furibundos ante el proyecto del gobierno de condonarle a Cuba una deuda por US$ 31,5 millones. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
José Mujica y Raúl Castro. Foto: AFP

El gobierno argumenta que como las 50.000 operaciones de ojos realizadas por especialistas cubanos en Uruguay costaban en promedio US$ 1.500 cada una, el monto condonado es inferior a esos procedimientos.

El senador colorado Pedro Bordaberry dijo a El País que "los considerandos no son más que excusas para maquillar el verdadero motivo del perdón de la deuda: la simpatía política particular del gobierno con el gobierno actual de Cuba, que se pretende pagar con el dinero de todos los uruguayos; mientras no hay CTI en Artigas, se donan US$ 100 millones a Cuba por afinidad ideológica y es dinero que no es del señor (José) Mujica ni del Frente Amplio sino de los uruguayos".

"Se nos dijo durante mucho tiempo que eso era una ayuda de Cuba al pueblo uruguayo y ahora parece que la ayuda que nos daba costaba US$ 100 millones", agregó. Según Bordaberry, los adeudos cubanos ascienden realmente a US$ 105 millones, por los intereses generados de la deuda original de 1986. Y en todo caso el aporte cubano fue "únicamente el trabajo de los médicos que ilegalmente ejercieron su profesión aquí y no todo el costo, porque la infraestructura, los materiales, la hotelería y el resto de los recursos humanos fueron pagos por todos nosotros con impuestos".

El senador blanco Javier García dijo que lo que era una acción solidaria (las operaciones oftalmológicas) se transformaron en una operación comercial. "Si un uruguayo se atrasa en un pago de la luz o el agua le arrancan las muelas. Hay una doble moral. Además, si como se dice en los considerando esto es en apoyo a los procesos comenzados por Cuba, ¿quiere decir que la apertura tiene un precio que paga Uruguay?", se preguntó.

En ese sentido, el diputado colorado Ope Pasquet opinó que no hay ningún tipo de apertura política en Cuba y que la condonación de la deuda involucra fondos públicos y requiere "la máxima seriedad". "Esperemos que no sea un último favor del presidente Mujica a Cuba", señaló.

El diputado blanco Jaime Trobo consideró que Cuba tiene otra deuda con Uruguay que pagaría si su cancillería difundiese documentación que demostraría su injerencia en Uruguay en las décadas de los años 1960 y 1970. El legislador considera que el gobierno uruguayo ha tenido "actitudes condescendientes" con el régimen cubano y nunca, por ejemplo, pidió una investigación sobre la muerte del disidente Osvaldo Payá.

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, consideró "rechazable" el perdón de la deuda. "Pagamos por una cooperación que en teoría era sin cargo; se llenaban la boca con que era un gran aporte". "La pregunta es si el nuevo gobierno comparte esto en un momento en que el déficit fiscal está en 3,6% del PBI y en el que hay una deuda con los funcionarios judiciales. El argumento de que esto se hace para apoyar la apertura en Cuba es pobre porque la apertura en Cuba es un deber porque hace 50 años que no hay democracia allí", sostuvo Mieres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)