polémica

Funcionarios de la Biblioteca Nacional respaldan a directora

La Asociación de Funcionarios de la Biblioteca Nacional afirma que manifiesta "su satisfacción" por la designación de Esther Pailos, a la que califican como "una persona con amplio conocimiento de la materia". Esto luego que Liscano fuera destituido por la ministra Muñoz.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Biblioteca Nacional

La Asociación de Funcionarios de la Biblioteca Nacional (AFBN) emitió hoy un comunicado en la que manifiesta "su satisfacción" por la designación de Esther Pailos como nueva directora, una persona de la que destacan tiene "amplio conocimiento de la materia y una formación profesional en la disciplina de la Bibliotecología y Ciencias de la Información. Ha sido aspiración del sindicato desde siempre contar con una dirección que tuviera el conocimiento cabal del papel que debe jugar la Institución en el concierto cultural del país".

Esto ocurre luego de la polémica pública desatada entre el exdirector de la Biblioteca Nacional Carlos Liscano y la ministra de Educación y Cultura María Julia Muñoz, luego de que esta última lo destituyera. Liscano era director de la biblioteca desde marzo de 2010.

Al ser consultada por radio Monte Carlo a fines de abril, Muñoz negó que la remoción de Liscano sea por diferencias con el sindicato de la Biblioteca Nacional.

Liscano dijo en Brecha que "la ministra Muñoz es una amenaza para la cultura. La biblioteca va a camino a desaparecer como institución". 

"La AFBN formula votos para que en los próximos años se puedan reconstruir los lazos de relacionamiento sano y productivo entre los trabajadores organizados y las autoridades para que el marco de la negociación colectiva y el diálogo se pueda trabajar pensando siempre en mejorar la situación de la Biblioteca Nacional, la calidad de sus servicios las condiciones de trabajo de sus funcionarios", agrega el comunicado de los funcionarios.

Esta mañana, en El Espectador, Liscano volvió a hablar sobre el cruce con Muñoz: “Creo que era previsible que en algún momento iba a ocurrir esto, porque el estilo de la ministra de destrato y ordinariez es incompatible con mi dignidad”. 

Muñoz por su parte, había dicho ayer que las declaraciones de Liscano, en las que define a la secretaria de Estado como "una amenaza para la cultura", son propias de una persona molesta por la remoción que sufrió en el cargo. Dijo además que “no es la primera vez que (Liscano) se siente molesto frente a actitudes de jerarcas”. 

En ese sentido, Liscano dijo: “La palabra de Muñoz vale menos que una moneda falsa. Quedé atónito cuando me dijo eso, porque ¿contra quién era la ironía?”, se preguntó, y agregó para ponerle punto final al tema: “Yo no voy a discutir con Muñoz por la prensa”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)