Aprovechó su hora diaria de patio para huir de la prisión

Se fugó de la cárcel con un embarazo de siete meses

Una reclusa se fugó en la tarde de ayer domingo de la cárcel de mujeres, ubicada en la zona de chacras, 15ta. sección de la ciudad de Durazno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La mujer se internó en un campo con pastizales próximo a la ruta 14. Foto: V.Rodríguez.

La mujer de 23 años de edad, embarazada de siete meses y oriunda Tacuarembó, desde hace 15 días cumplía prisión por hurto en este centro de detención.

El día antes, el compañero de la mujer, que también estaba recluido en Durazno, había sido trasladado a una cárcel de otro departamento y esa situación pudo haber incidido en el cambio de conducta de la ahora prófuga, de iniciales A.I.B., considera la Policía. Se trata de una persona considerada "problemática" a diferencia de las demás integrantes del grupo de reclusas del lugar.

Además de su procesamiento, la fugada venía cumpliendo en estos días una sanción interna motivada por problemas de conducta, por lo que solo se le permitía salir al exterior de la casa (al patio) una hora por día. Fue en una de estas circunstancias, que aprovechó para evadirse por la parte trasera sin ser vista, dijo el Comisario Juan Lanzáro, encargado de la cárcel departamental.

Escape.

La mujer dejó atrás el cerco de la prisión, se internó a campo traviesa hacia en una zona rodeada de pastizales y próxima a la ruta nacional número 14, que conecta Durazno con Trinidad (capital de Flores) y que tiene un intenso movimiento vehicular.

Ayer de tarde, plena jornada comicial, el horario de visitas que se extiende de 9:00 a 17:00 horas los días domingo, fue algo más intenso y numeroso que en otras ocasiones. Además de las seis internas, otras 10 personas, familiares y amigos de las residentes estaban en el lugar, que como ocurre usualmente, estaba a cargo de una sola persona; una funcionaria policial, con dos años de antigüedad en la institución.

"Cerca de las 14:00 horas, la mujer fue vista sentada tranquilamente en el patio, aprovechando el sol del momento, pero después de esa hora, al retirarse las visitas, se disparó la alarma, notándose la ausencia de la mujer y procediéndose a notificar de la situación a las comisarías de la zona.

La fugada, de complexión delgada y rubia, vestía pantalón jeans y campera negra y al cierre de esta edición era buscada intensamente en toda la ciudad y alrededores. El lugar que ocupa la cárcel de mujeres es una pequeña edificación tipo chacra en las afueras de la ciudad, al suroeste y está ubicada a pocos metros del centro de reclusión principal de Durazno. El sitio fue remodelado y provisto de un cercado perimetral.

Cárcel alojó a perros policías.

Hasta hace pocos años en la cárcel de mujeres funcionaba la sección del plantel de perros de la policía duraznense y las internas residían en una antigua casona ubicada en pleno centro de la ciudad, al lado de la seccional primera y del edificio del comando de Jefatura, hasta que fueron derivadas al sitio actual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)