FOTOGALERÍA

El frío polar dejó blancos los campos y colmó emergencias

Más de cuatro horas de espera para ser atendidos en el Hospital de Salto.

Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez
Heladas en Salto. Foto: Luis Pérez

Usuarios de ASSE resignados y otros ansiosos colmaban ayer el servicio de Emergencia del Hospital de la ciudad de Salto. Por la tarde continuaba el retraso en la atención a los pacientes, que debían aguardar más de cuatro horas para ser vistos por un médico. Algunos lo hacían en la sala de espera, pero otros debían quedarse en las afueras del edificio del nosocomio.

"Yo estoy con mi madre desde las tres de la tarde, llevo tres horas y media esperando y la traje porque se atacó del pecho. Lo único que nos dijeron fue que estaban con atraso y no sabemos a qué hora la va a ver un médico", señaló Cristian Fernández mientras aguardaba por la atención de la paciente.

Otro joven, Ricardo, visiblemente afectado por un cuadro gripal y con dificultades para respirar, llevaba un poco menos de espera. "Yo hace tres horas que estoy, pero se va para largo porque hay unas cuantas personas que están antes de que yo llegara", acotó.

Funcionarios de ASSE confirmaron a El País que si bien se ha instrumentado el denominado "Plan Invierno", con el refuerzo de un médico más por guardia, a éste se le encomienda cumplir con el servicio de traslados en ambulancia especializada, acompañando a pacientes a clínicas, en casos de exámenes fuera del hospital.

Debido a esa situación, la cobertura sigue a cargo de solo dos pediatras y dos doctores de medicina general.

A la intemperie.

La temperatura de 3 grados bajo cero afectó a la población en general, pero sobremanera a los desplazados por las inundaciones.

Muchos de estos, instalados en refugios provisorios, varios solo con nailon como techo y paredes improvisadas que levantaron en la calle o predios baldíos, dijeron a El País que el frío del lunes y de ayer les llegó "hasta los huesos".

"Por Dios, que no levante viento y que se mantenga el sol, porque esto es insoportable", dijo Carlos, que sufre la evacuación con su esposa y 4 hijos.

Más casos de gripe.

Fuentes médicas consultadas en torno a la situación sanitaria de la población en general —de Salto— han precisado que por el momento no se registran casos significativos de neumonía y bronquiolitis en pediatría.

Entre los pacientes adultos atendidos sí se ha constatado un aumento de cuadros gripales. Los facultativos dicen que están por encima de la media en las estadísticas de estos primeros días de frío.

En las zonas inundadas, los principales problemas de salud identificados fueron dermatitis en niños, infecciones respiratorias y afecciones crónicas en adultos, como hipertensión, diabetes y artrosis.

En las zonas en que están hoy los refugiados por las inundaciones no se descarta la multiplicación de casos de patologías respiratorias, dermatitis, parasitosis y diarreas. A partir de pronósticos del tiempo que prevén temperaturas altas desde mañana jueves, se recomienda extremar cuidados ante proliferación de los mosquitos.

Menos ambulancias.

Una funcionaria de ASSE agregó que más allá del "Plan Invierno", las demoras en el Hospital de Salto se dan obviamente por el incremento de consultas, pero asimismo debido a la suspensión de contratos de servicios de ambulancias privadas que cumplían con esa función dentro del departamento.

Las autoridades de Salud Pública han dicho que por cuadros que no constituyen urgencias se evite ir a la puerta de emergencia, de manera de optimizar los recursos disponibles.

Sí hay que consultar de inmediato ante una fiebre persistente que no responde a antitérmicos, dificultad respiratoria o respiración acelerada, rechazo del alimento, confusión o estado de somnolencia.

Limpieza antes del retorno.

El número total de personas desplazadas disminuyó levemente en las últimas horas; actualmente asciende a 6.978. En Salto hay 3.521 (2.200 mayores y 1.321 menores). En Paysandú hay 3.001 personas desplazadas (1.218 mayores y 1.783 menores). En ninguno de los dos departamentos se ha iniciado oficialmente el Operativo Retorno. Se considera que no están dadas las garantías todavía para instalarse en las viviendas afectadas por las inundaciones, aunque se prevé que el viernes las aguas del río Uruguay recuperarán sus niveles normales. Antes hay que cumplir varias tareas, como la limpieza y desinfección de la vía pública, y evaluaciones técnicas de UTE y de los Bomberos.

TIEMPO CAMBIANTE.

El invierno llega con el veranillo de San Juan.

A las 0:24 horas comenzó hoy el invierno. Será el día del año de menor duración solar y mayor tiempo de oscuridad. El Instituto Uruguayo de Meteorología anuncia que la nueva estación llegará con temperaturas mínimas que rondarán los 4º C a 6º C y máximas de 10º C a 12º C en todo el país.

En cuanto a la temperatura de los próximos días, el Inumet afirma que a partir de mañana jueves y hasta el 24 de junio (día de San Juan) se espera un nuevo ascenso: las mínimas estarán en el entorno de 13º C a 15º C y las máximas cercanas a los 19º C en el sur y a los 21º C en el norte.

También hasta el próximo sábado no habrá vientos mayores. Serán del noreste con intensidades de 10 a 15 kilómetros por hora.

Según el asesor del Inumet Mario Bidegain, los fríos se concentrarán en lo que resta de junio (salvo por esos tres o cuatro días de calor a partir de mañana) y en julio.

En agosto subirán las temperaturas y el año terminará siendo más cálido que lo habitual, como aconteció en el primer semestre, sostuvo Mario Bidegain.

En las perspectivas del tiempo, el Inumet informa que se esperan "sesgos de temperaturas hacia mayores valores de los promedios para el trimestre" que empezó en este mes de junio y se extiende hasta agosto.

En las perspectivas a diez días se establece que esta semana, hasta el sábado por lo menos no habrá lluvias. Ese día sí podrían presentarse precipitaciones.

El predictor privado Luis Zunino dijo a El País que las próximas vacaciones de julio llegarán con tiempo frío y algo ventoso, y con dos o tres jornadas lluviosas pero sin superar acumulados de agua de 20 mm.

El total de lluvias en julio se ubicaría en la mitad del promedio para la época, que es de 90 mm.

Para Zunino, en la segunda quincena de julio el clima se presentará otra vez más caluroso. Pero agosto aparecerá gélido, con heladas meteorológicas y agrometeorológicas. Las lluvias estarán por encima de lo normal, con acumulados de 120 mm, contra los 90 mm de la media para el mes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)