INDUSTRIA PREOCUPADA

Frigoríficos expectantes ante conflicto estancado

Aunque se está en la zafra la faena de vacunos cayó 16%.

Frigorífico
Foto: Archivo

La industria frigorífica espera preocupada las medidas que anunció la Federación Obrera de la Industria de la Carne (Foica) que ya advirtió que redoblará la lucha para lograr el reintegro de alrededor de 68 trabajadores del frigorífico Solís, de Lavalleja.

Fuentes vinculadas a la empresa aseguraron que "ellos continúan pidiendo el reintegro y el empresario reivindica su necesidad de reestructurarse porque no puede hacer frente a los costos". No hay piquetes en el Solís que por ahora está faenando.

Alberto González, presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica, se mostró prudente y expectante y dijo a El País que "por ahora está todo tranquilo y anunciaron que no iba a haber medidas sindicales por lo menos esta semana". Según el industrial, las auditorías de parte de los servicios sanitarios canadienses en frigoríficos uruguayos, cuya continuidad preocupaba al ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, "se están haciendo".

La Foica pide la anulación de todos los despidos del Frigorífico Solís, el reintegro con fecha de ingreso de los despedidos y en seguro de paro y acordar un convenio colectivo para establecer el pago de productividad.

El sindicato decidió pedir de forma urgente una reunión con las cámaras empresariales de la industria frigorífica así como con el ministro Aguerre, que hasta ayer no se había concretado. Según la Foica, los trabajadores fueron enviados al seguro de paro por reclamar el pago de la productividad.

Situación del mercado.

El precio del ganado volvió a bajar esta semana US$ 0,30 por kilo y sigue cayendo el nivel de faena.

En plena zafra ganadera y en un momento de falta de agua en algunas zonas del país que obligan a reducir más la carga de los campos, la faena semanal venía por encima de las 50.000 reses bovinas y la semana pasada, con dos días menos de trabajo por paro, cerró en 39.065 cabezas. Esa cifra representa una caída de 16% respecto a la semana anterior, según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC). La faena no tiene señales de incrementarse, pues los frigoríficos no se apuran a comprar por la incertidumbre que genera el problema con el sindicato y por el trabajo a reglamento en varias plantas del país.

El conflicto con la Foica no provocó desabastecimiento en el mercado interno y es difícil que lo provoque, pues el ingreso de carne bovina desosada y madurada desde frigoríficos exportadores de Brasil, ubicados en el sur de ese país, mantiene la plaza abastecida y regula los precios de la carne local.

Las gremiales preocupadas

La Federación Rural y la Asociación Rural han marcado ya en varias oportunidades su preocupación por el conflicto en la industria frigorífica. El paro de la semana pasada tuvo un muy elevado nivel de adhesión. La Federación entiende que el conflicto se produce en momento de resultados muy negativo en la ganadería.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)