LAS INTERNAS DEL OFICIALISMO

Frente Amplio orienta su campaña a los "enojados"

Los cuatro candidatos a presidir la coalición convocan a votar en las elecciones internas del domingo 24.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A tres semanas de las internas la campaña todavía está fría. Foto: M. Bonjour

En el último tramo de una campaña todavía fría, el Frente Amplio apela a los "enojados" con el gobierno por la situación de la educación y el ajuste fiscal para aumentar la participación en las elecciones internas del domingo 24.

Son horas intensas para Alejandro Sánchez, Javier Miranda, Roberto Conde y José Bayardi. Los candidatos a presidir el Frente Amplio están recorriendo todos los días comités de base para intentar convencer a los "desencantados" con la izquierda que deben ir a votar. En 2012, la senadora socialista Mónica Xavier fue electa presidenta de la coalición en unas internas en la que votaron 170.000 frenteamplistas; ahora todo apunta a que la participación será inferior.

Lo dicen las encuestas. Entre los frenteamplistas hay un 60% que declara estar insatisfecho con la gestión del presidente Tabaré Vázquez, según un sondeo de la consultora de Factum. Todos los candidatos reconocen la existencia de "enojados". En el caso de Sánchez, incluso organizó una campaña por Whatsapp para reunirse con ellos y en una semana ya tuvo 80 pedidos de entrevista; la primera en la que participó fue en el barrio Las Acacias. "La dueña de casa hizo unas tortas, tomamos unos mates y estuvo muy interesante. Hablamos de que al Frente lo construimos entre todos y que tenemos que generar espacios para escuchar, porque muchas veces la gente lo que siente es que no tiene dónde volcar sus críticas o inquietudes", admitió Sánchez a El País.

Para Miranda, es "constatable" que "hay un número importante de votantes frenteamplistas, de simpatizantes, de adherentes que están molestos" con el gobierno y también con el Frente como partido. "El traslado del desencanto con el gobierno al Frente es como inevitable, y que uno se enoje con el gobierno también es inevitable, porque gobernar es seguramente no conformar a todo el mundo y que se traslade eso a la fuerza política también parece natural. Pero hay que separar el gobierno de la fuerza política y eso cuesta", reconoció Miranda a El País.

Según Miranda, el problema surge porque muchos frenteamplistas no se sienten representados por decisiones que adoptan las estructuras de la coalición. Como ejemplo citó la declaración del Plenario Nacional que respaldaba al vicepresidente Raúl Sendic y denunciaba una campaña de los medios de comunicación en su contra por el episodio de la licenciatura en Genética Humana.

"He hablado mucho sobre que hay una cierta oligarquización del Frente, se burocratizó de alguna manera y las expresiones del Plenario no representan el sentir de los frenteamplistas. No digo que los compañeros que están en el Plenario o en la conducción del Frente sean malas personas, es un proceso natural en cualquier organización en que se reduce el casco de conducción y se burocratiza", argumentó. El principal motivo para ir a votar, dice, es "no dejar al FA en manos de un aparato oligarquizado".

Aunque ha mejorado la participación, para Conde "el clima general de la campaña está muy frío". "Hay frenteamplistas que nos dicen directamente que no van a ir a votar, que quieren expresar su descontento no votando, y lo que nosotros le decimos es que ese es un gesto inútil. Que es justamente al revés, que hay que participar y hacer autocrítica", afirmó. Según Conde, el problema radica en que los frentistas "están disconformes con lo alcanzado" y "tenían expectativas más altas".

Por su parte, Bayardi señaló a El País que "uno de los ejes de campaña, por parte de los cuatro candidatos, es que el disgusto se manifieste o se canalice a través de la participación y para eso la necesidad de ampliar los mecanismos de participación". Para Bayardi, el malestar proviene muchas veces de las dificultades de comunicación que se producen con los militantes del interior.

Educación, ajuste fiscal y suba de los precios.

Los frenteamplistas "enojados" transmiten su malestar por los más diversos temas. "El tema educación, el tema del ajuste, y hay una parte de la gente que está preocupada por los precios, es un poco de todo", dijo a El País el candidato Alejandro Sánchez.

"Las mayores críticas son por educación y economía, no necesariamente lo del ajuste; lo del ajuste creo que no se transformó en un problema, se resolvió bastante bien", dijo a El País el candidato Roberto Conde.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)