El Partido Nacional obtuvo la mayoría de las alcaldías

Frente Amplio aventajaba en Paysandú pero no se animó a festejar

Pasó el día de la elección. Ya empezó el lunes y Paysandú se acuesta a dormir en silencio; no hay festejos. El único rincón en que un murmullo se hace notar es en la sede local de la Corte Electoral. Hay una fila de hombres que supera una cuadra. Llevan urnas con votos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El nacionalista Bertil Bentos va por la reelección. Foto: El Telégrafo.

Pasó el día de la elección. Ya empezó el lunes y Paysandú se acuesta a dormir en silencio, sin festejos y con blancos y frenteamplistas afirmando que al final del escrutinio festejarán. Al cierre de esta edición el Frente Amplio superaba en 2.300 votos al Partido Nacional, una ventaja apreciable. Sin embargo, faltan escrutar 7.000 sufragios, la mayoría del interior del departamentos y que, desde el Partido Nacional, afirmaban que serían los que le darían la victoria por unos 500 votos.

El final fue tan reñido que el diario El Telégrafo debió cerrar su edición con un final abierto.

Muchos recuerdan que en 2010, Julio Pintos festejó en la noche y amaneció comprobando que había sido derrotado.

No obstante, las de los comandos consultadas por El País admitían que la ventaja del Frente Amplio era respetable.

De todas formas, el próximo intendente estará entre el nacionalista Bertil Bentos, quien va por su reelección, y el frenteamplista Guillermo Caraballo, de la Vertiente Artiguista. Al cierre de esta edición ambos se habían ido a dormir sin proclamar la victoria y sin convocar a festejos. La cautela era el común denominador.

Bentos, un dirigente de Jorge Larrañaga, tenía una fuerte ventaja por sobre sus compañeros del Partido Nacional, Daniel Arcieri y David Doti.

Caraballo, por su parte, también superaba con luz a Juan José Domínguez y Julio Pintos, quienes sumados no lograban superarlo.

Lo más claro de la jornada fue la distribución de alcaldías. De los siete municipios, los blancos obtuvieron cinco -cuatro de Alianza Nacional- y los restantes dos están aún en disputa. Lo otro es que en las zonas rurales Bentos superó a Caraballo, incluso duplicándolo en votos en algunos poblados.

En Paysandú eran 92.534 los habilitados para votar. El 78% de los pobladores viven en la ciudad. En las últimas nueve décadas los blancos ganaron ocho elecciones locales, el Partido Colorado triunfó en nueve y el Frente Amplio gobernó entre 2005 y 2010. Ese último año el Partido Nacional recuperó el gobierno con Bentos.

EN DUDA.

Uno de los dos será el jefe.

Bertil Bentos (72), uno de los hombres de confianza de Jorge Larrañaga, es rematador y periodista. Fue electo edil en 1985, director general de Servicios de la Intendencia en 1990, secretario general de la comuna en 2000, diputado desde 2004 y finalmente intendente en 2010. Renunció para postularse a estas elecciones.

Su opositor es el frenteamplista Guillermo Caraballo (39). Abogado egresado de la Regional Norte de la Universidad de la República de Salto, trabajó junto a Julio Pintos en el gobierno municipal 2005-2010 en áreas como Descentralización y Promoción Social y actualmente es el coordinador del Ministerio de Trabajo para esta zona del país. Lanzó su candidatura a intendente desafiando al Movimiento de Participación Popular y al Partido Socialista, y contó con apoyo del astorismo, sector al que pertenece.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)