SEGURIDAD SOCIAL

Frente acordó aprobar este año la ley para los "cincuentones"

Se acordarán cambios en una comisión y luego se votará a “tapas cerradas”.

Los manifestantes llegaron al Palacio Legislativo para reclamar una solución al problema. Foto: F. Ponzetto
El colectivo reclamó, frente al Parlamento, aprobar proyecto de ley.  Foto: F. Ponzetto

La Agrupación Nacional de Gobierno del Frente Amplio definió como prioridad aprobar antes de fin de año el proyecto de ley de cincuentones. Para llegar a la meta se instaló una comisión con el objetivo de definir cambios al proyecto remitido al Parlamento por parte del Poder Ejecutivo.

Esta fue la primera vez que Lucía Topolansky presidió el organismo encargado de coordinar acciones entre el Poder Ejecutivo y el Frente Amplio. Participó el presidente del Frente Amplio Javier Miranda y otras 30 personas entre los que se encontraban senadores y diputados.

Una de las definiciones más importantes está asociada al proyecto de ley de cincuentones y el impuesto a los retirados militares; ambas iniciativas se pretenden aprobar antes de fin de año, dijeron participantes de la reunión.

Para eso se crearon dos comisiones con el objetivo de analizar modificaciones que permitan aprobar rápidamente los textos enviados al Parlamento por el presidente Tabaré Vázquez.

Se resolvió que lo que se acuerde en el ámbito bicameral que analice los cambios al proyecto de ley de los cincuentones se apruebe primero en Comisión y se vote a "tapas cerradas", luego en el Plenario de Diputados y se sancione en el Senado. Esto supone acelerar el tratamiento de la iniciativa, cuya aprobación viene siendo reclamada con insistencia desde hace semanas por el ministro de Trabajo, Ernesto Murro.

Con respecto al proyecto de ley de cincuentones, Topolansky declaró a Canal 4 que la meta es aprobarlo "a como fuere". En ese sentido, señaló que se deberá tratar de que la operativa sea "lo más rápida posible", aunque ello implique hacer algunas sesiones extraordinarias en la Cámara de Senadores. "Tenemos que ponernos metas, después si por alguna razón no podemos llegar, veremos", acotó.

Sobre la polémica generada en torno al costo fiscal que podría traer aparejada la solución para los cincuentones, afirmó que la Comisión "lo está estudiando" junto al Banco de Previsión Social (BPS) y República AFAP.

Fuentes de la bancada oficialista dijeron a El País que las modificaciones fueron propuestas por el senador Rafael Michelini y Asamblea Uruguay está realizando consultas para realizar otras.

De acuerdo al proyecto presentado en julio, los cincuentones tendrán un plazo de dos años para optar por la desafiliación de una AFAP, y desde el Frente Líber Seregni se pretende que se pueda elegir al momento de jubilarse y no tanto tiempo antes.

La vicepresidenta coincide con que se pueda optar al final de la vida activa y lo planteó en el Consejo de Ministros, dijeron a El País fuentes políticas. El motivo de la preocupación es fiscal, pero no es solo una inquietud del astorismo. "Todo lo que implique que mucha más gente opte por la AFAP implica que el gobierno tenga que poner menos plata", señaló una fuente parlamentaria. No hay acuerdo sobre el costo del proyecto de ley. El BPS estimó en US$ 2.500 millones la solución para cincuentones en 48 años, para un máximo de 70.559 personas. Jimena Pardo, vicepresidenta de República AFAP, considera que la solución implica enfrentar un gasto de US$ 3.000 millones. Sin embargo, el ex-director de Planeamiento y Presupuesto, Ariel Davrieux, calculó en US$ 4.100 millones el costo total.

Disciplina.

En el intercambio de la Agrupación Nacional del Gobierno surgió como uno de los temas principales la aplicación de la disciplina partidaria. Se hizo referencia a que "algunos se desmarcan" dentro de la bancada y "después no hay consecuencias". En ese marco se analizó el funcionamiento de los reglamentos de bancada, que contiene medidas específicas para asegurar la unidad.

Allí la Liga Federal, que lidera el diputado Darío Pérez, volvió a señalar su discrepancia con la ley de riego. Por su parte, el diputado Jorge Pozzi (Nuevo Espacio) planteó que el tema de la unidad es un problema "más de consciencia que de reglamento de funcionamiento" de las bancadas.

Pozzi dijo que "hay que apelar a conversar mucho" y "ceder todas las partes un poco para llegar a un consenso general", contaron a El País participantes del encuentro.

Se habló de coordinar más para no dar discusiones "de cero" en cada una de las cámaras, algo que pasó recientemente con la ley de riego y las modificaciones al Código de la Niñez y Adolescencia. Otras leyes, como la nocturnidad y la cuota para discapacitados en el ámbito privado, siguen congeladas por falta de acuerdo a la interna del Frente Amplio.

Una de las preocupaciones que tiene Miranda es el funcionamiento orgánico de la coalición, dado por la falta de jerarquización que le dan los sectores a los organismos internos de la coalición.

En un planteo realizado a la Mesa Política el pasado viernes, Miranda habló de falta de coordinación al momento de plantear temas, lo que termina por quitar relevancia a los espacios de discusión. Miranda es partidario de "aunar criterios" y "coordinar acciones", señalaron las fuentes.

Cumbre de dirigentes del FA se convocará una vez al mes.

Los intendentes frenteamplistas Daniel Martínez y Yamandú Orsi se reunieron el miércoles con un grupo de dirigentes para intercambiar ideas acerca de cómo mejorar el funcionamiento del gobierno y el Frente Amplio.

Participaron de la reunión unas 20 personas entre los que se encontraban el presidente del Frente Amplio Javier Miranda, los intendentes oficialistas (Andrés Lima, Aníbal Pereyra y Omar Terzaghi), la ministra de Industrias Carolina Cosse, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto Álvaro García, el presidente del Banco Central Mario Bergara, el subsecretario de Economía Pablo Ferreri, la subsecretaria de Salud Cristina Lustemberg, el secretario del Partido Comunista Juan Castillo, la senadora socialista Mónica Xavier, la senadora Constanza Moreira (Casa Grande), los diputados Alejandro "Pacha" Sánchez (MPP) y José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay), y el presidente del Partido Demócrata Cristiano Jorge "Chileno" Rodríguez.

Cenaron pizzas en una casona ubicada en el Parque Rodó, dijeron a El País participantes del encuentro. Se habló de la necesidad de generar un "ámbito de confianza" para discutir los temas del Frente Amplio y el gobierno. Se pretende hacer reuniones una vez al mes.

Los participantes aseguran que no hablaron de candidaturas, aunque participaron todos los dirigentes que suenan como posibles presidenciables (Martínez, Cosse, Orsi y Bergara). Ayer, el senador José Mujica se refirió a su candidatura: "El problema de la candidatura, no tengo claro lo qué va a pasar, cuando lo tenga claro voy a salir. Capaz que (Julio) Sanguinetti se larga y me da coraje".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)