LA OFENSIVA DEL PIT-CNT

Ante freno económico, el Pit-Cnt pisa el acelerador

Cambios a las pautas salariales, más inversión pública y control de precios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En marzo se registró un aumento de la conflictividad laboral. Foto: Ponzetto

Hay desaceleración económica y pérdida de empleos. Sin embargo, el Pit-Cnt no quiere levantar el pie del acelerador y ya definió sus prioridades en cuanto a reivindicaciones que va a presentar en el acto del 1° de mayo: redoblar su ofensiva contra las AFAP, mantener el nivel de la inversión pública para que no caiga el empleo, fortalecer el mercado interno, insistir en la flexibilización de los lineamientos salariales y realizar acciones directas de denuncia contra eventuales aumentos de precios abusivos en las grandes superficies comerciales.

Además, en la central están entusiasmados porque el Parlamento aceptó que se discuta la ratificación del convenio 158 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que obliga a que el empleador especifique los motivos por los que decide un despido, algo que genera enorme preocupación en el sector privado. El Pit-Cnt también enfatizará en la denuncia de lo que ve como una ofensiva regional contra los gobiernos "progresistas".

Julio Burgueño, uno de los dos sindicalistas que tendrá a su cargo la parte oratoria del acto por el Día de los Trabajadores, dijo a El País que "vamos a hablar y a dar opinión sobre todos los temas que le importan a los trabajadores, del salario, del empleo, de la inflación, de la unidad del movimiento sindical; queremos colaborar en el combate a la inflación para que se controle cómo se forman los precios que parece que en el país es un tema bastante intocable".

"Queremos saber por qué un productor cobra $ 10 por una lechuga que se vende a $ 70 en el supermercado", dijo. La central sindical anunció el miércoles que denunciará públicamente lo que considere incrementos abusivos de precios.

En cuanto a temas internacionales, el Pit-Cnt planteará que "nos preocupa mucho lo que pasa en Brasil, lo que pasa en Argentina y el ataque a los gobiernos progresistas".

Daniel Diverio, el otro orador del acto, explicó que en la central tienen claro que la economía está "muy enlentecida", pero que en esa marco "se debe pasar a la ofensiva con responsabilidad y apostar al mercado interno que es un motor para el empleo y el salario y es para el que trabaja la gran mayoría de los trabajadores".

El Pit-Cnt también planteará la revisión de exoneraciones tributarias y el uso "prudente" de reservas, dijo Diverio, y su oposición a cualquier recorte en la inversión de las empresas públicas.

La "agenda legislativa" de la central para este año apunta a que se apruebe una nueva ley para la inserción laboral de los discapacitados (que representan el 16% de la población y entre los cuales el desempleo es del 80%), una norma para crear un fondo de insolvencia patronal (administrado por el BPS) y el establecimiento de cupos para jóvenes provenientes del Sirpa en las obras públicas.

Otras normas para las que el Pit-Cnt quiere una rápida aprobación son la ley de feminicidio y una iniciativa para facilitar que se vuelquen al mercado viviendas desocupadas que se ubican en zonas con servicios para evitar que los sectores empobrecidos se instalen en áreas insalubres.

La central planteará que la estabilidad salarial o la rebaja de las remuneraciones no crea empleos y que es necesario revisar las pautas. "Con estos lineamientos salariales en el mejor de los casos, habrá congelamiento salarial. En 2002 cayeron los salarios y había 20% de desocupación", argumentó. La central insistirá en que los correctivos por inflación puedan aplicarse a los 24 meses de vigencia de un convenio

Temor empresarial.

En el Pit-Cnt se considera un gran avance que el Parlamento vaya a discutir la adopción del convenio 158 de la Organización Internacional del Trabajo que prohíbe los despidos sin motivo. "Es un avance muy importante porque hoy el patrón se levanta alunado y puede despedir sin ninguna justificación", sostuvo Diverio. La central y los parlamentarios oficialistas aseguran que no se pretende prohibir los despidos.

Pero el presidente de la Cámara de Industrias, Washington Corallo, dijo a El País que Uruguay no tiene la obligación de adoptar ese convenio. "La OIT tiene 185 miembros y 35 lo adoptaron. No es obligatorio. El desempleo está en 8% y nosotros no queremos que suba. Pero esto es al revés y tiene el efecto contrario: el convenio supone más restricciones para contratar", sostuvo. "Esto afecta a la industria que está deprimida pero también a otros sectores. El empleador tiene que poder despedir si le va mal a la empresa y necesita prescindir de un empleo si lo hace pagando sus obligaciones legales", explicó.

El convenio prohíbe como causal de despido que el trabajador esté sindicalizado o por motivos vinculados con su raza, estado civil, orientación sexual, religión u origen nacional.

Comunistas tras cambio de las pautas.

El Comité Central del Partido Comunista decidió que impulsará una modificación en los lineamientos salariales para que el salario siga creciendo. Hoy hay 29 ámbitos de negociación en marcha, en la mayoría de los cuales todavía no se llegó a acuerdos. Sí se perfila un acuerdo a dos años en la industria láctea, un sector que atraviesa una situación complicada. El sindicalista de la industria láctea Heber Figuerola explicó que se trata de un acuerdo "puente" que se extenderá "hasta que pase el chaparrón" de los bajos precios internacionales de los productos lácteos. El sindicato pretendía que el acuerdo fuese solamente a un año. El acuerdo supone el mantenimiento del salario real pero no incluye puntos de recuperación. El primer ajuste sería de 4% y el segundo de 3,5% y al año de vigencia del acuerdo habrá un correctivo de 0,8% si la inflación pasó de 8%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)