EMERGENCIA CLIMÁTICA: ABRIL, UN MES PARA RECORDAR

Cuando Fray Marcos fue sorprendida por el pánico

Hace 45 años, la villa floridense vivió el tornado más davastador que se recuerde, y que provocó 11 muertos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Así se veía desde el aire los estragos causados por el tornado en Fray Marcos. Foto: archivo El País

Fue un mes de abril, como el actual, del año 1970, cuando el mayor tornado que se recuerde sorprendió a los moradores de Fray Marcos, Florida. Una aterradora jornada se vivió es martes 21 de abril en la hasta entonces apacible localidad floridense.

A la hora 18:20 una violentísima turbonada arrasó con las dos terceras partes de la planta urbana y causó cuantiosos daños en la zona rural, dejando un saldo de once muertos, varios heridos y destrucción por doquier. Estimaciones tres días después de ocurrido el tornado contaban 129 casas abatidas y 484 personas sin techo.

Pese a haber transcurrido 45 años de la tragedia, los habitantes de Fray Marcos siguen recordando el fenómeno como un hecho que dejó huellas imborrables en la villa, que hoy tiene una población de 2.300 habitantes.

Con vientos de más de 150 kilómetros por hora, el tornado sacudió primero las casas ubicadas en el sureste de la localidad. Luego alcanzó el centro y se fue por la parte noroeste de la localidad. Duró solo 20 minutos, tiempo suficiente para destruir todo a su paso.

En el momento de producirse el torbellino, la tarde moría y caían sobre Fray Marcos las primeras sombras de la noche. No bien se inició la tempestad, la localidad quedó completamente a oscuras, ya que por el abatimiento de postes se interrumpió totalmente el servicio de energía eléctrica.

También quedaron anuladas las comunicaciones telefónicas, lo que aumentó la confusión que reinaba entre la población, bastante aislada entonces.

Al ser tomada por sorpresa, la población cayó en pánico. Los vecinos que se encontraban a la intemperie corrían en búsqueda de un refugio esquivando las chapas que volaban a merced del fuerte viento.

Si no puede ver la infografía haga click aquí

Pronto se dieron cuenta que las casas ofrecían un escaso refugio ante el temporal. Las más modestas eran literalmente destruidas. Lo mismo ocurrió con viviendas antiguas. Caían como si fueran de arena.

Presas del pánico, muchas personas corrieron a refugiarse en la iglesia.

Pensaban que su construcción, más sólida que otras de su vecindad, soportaría los vientos. Sin embargo, el eje del tornado pasó por encima de la iglesia provocando su destrucción.

A pocas cuadras de la calle principal existía un barrio habitado por gente muy humilde que desapareció íntegramente.

La pavorosa turbonada echó abajo todas las viviendas. En ese sector de la villa se contó la mayoría de las víctimas, casi todas mutiladas, como resultado de los derrumbes.

Los árboles fueron arrancados de raíz y provocaron cuantiosos daños en las cosechas de productores vecinos.

Registros de tornados en la historia uruguaya.

En 1913 ocurrió en Cerro Largo el más antiguo tornado registrado por el Sistema Nacional de Emergencias. Fue catalogado como F3 en la escala Fujita-Pearson, que se basa en la destrucción potencial que el fenómemo puede ocasionar a las estructuras construidas por el hombre y a la vegetación. La escala fue elaborada en 1971 por Tetsuya Fujita y Allan Pearson, de la Universidad de Chicago.

En Fray Marcos hubo tornados de esa magnitud en los años 1970 y 1982.

En 1974, en Lunarejo, Treinta y Tres, también se registró un tornado de intensidad F3.

En enero de 2001, en la localidad de Migues (Canelones), más de medio millar de habitantes fueron afectados por un tornado de categoría F2, la misma magnitud del que se abatió al año siguiente en la localidad canaria de Joanicó, y que causó daños por más de US$ 35 millones. Se registraron cinco tornados el mismo días en diversas zonas de Canelones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)