En el INCA falsificaron votos para intentar que Pablo Cabrera no ganara

Fraude en las elecciones y maniobra política en FFSP

El miércoles 25 de marzo, la enfermera Liliam Duval estaba en el interior del país cuidando a su madre enferma y por eso no pudo participar de las elecciones de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La denuncia llegó al directorio de la FFSP en pleno conflicto por Presupuesto. Foto. A. Colmegna

Todos lo sabían en el Instituto Nacional del Cáncer (INCA), el lugar donde trabajaba en ese entonces. Sin embargo, en las actas de la elección está registrado que ella votó. Figura su nombre junto a una firma falsa.

Un funcionario del INCA fue el que detectó el fraude. Ese día el hombre entró al instituto a primera hora y vio a una mujer con un sobre en la mano, en plena votación. Al mediodía volvió a pasar por la mesa de votación y captó a la misma mujer con otro sobre, pronta para votar por segunda vez.

Unos días después, el funcionario pidió para ver el acta y corroborar lo que había observado. A vuelo de pájaro encontró que había votado gente que jamás habría podido hacerlo, como Duval, que no se encontraba en Montevideo ese día. Le preguntó, ella negó haber participado, e indignada presentó una carta a la comisión interna del INCA (el sindicato de base).

"Ante lo sucedido en las elecciones de la FFSP, con respecto a la falsificación de mi firma en el voto, aclaro que no estaba enterada y jamás he autorizado a persona alguna a que lo realice en mi nombre. Además, tengo entendido que no fui la única compañera a la que le sucedió", dice en la carta fechada el 14 de abril. Duval también se explaya en contra de la "corrupción gremial" y pide la renuncia de los responsables.

En el INCA, un hospital chico, empezaron a llover las acusaciones sobre los integrantes de la mesa de votación, que representaban a las distintas listas en carrera. Por eso, en vistas de que el asunto se le había escapado de las manos, Mauricio Troche se dirigió a sus compañeros y, también por carta, reconoció su responsabilidad.

"Ni el compañero Fernando Quiroga, ni el compañero de la otra lista Pedro Martínez, presentes en la mesa de votación durante todo el acto eleccionario, tenían conocimiento alguno del acuerdo que personalmente efectué con el compañero Dicley González", escribió Troche el 21 de mayo.

De esa forma, Troche —orgánico del Partido Comunista, cercano a la presidenta de ASSE, Susana Muñiz, e integrante de la lista 70 de la FFSP— admitió que la denunciada adulteración de votos la había hecho en acuerdo con González. Según fuentes del INCA y la FFSP, González pertenece al grupo de Beatriz Fajián, la expresidenta del gremio.

En definitiva, la falsificación de la firma de Duval dejó al desnudo una alianza entre una facción de la lista 70 y la lista 1685 de Fajián para evitar que ganara la lista 27 de Pablo Cabrera. En el INCA hay apenas un centenar de afiliados, de modo que los votos adulterados no son significativos. De hecho, aunque fue por apenas 100 adhesiones, Cabrera logró imponerse como presidente.

La denuncia que Duval hizo en el INCA en marzo llegó el 22 de junio al directorio de la Federación. En la nota se pide que las "presuntas irregularidades" sean analizadas por la Comisión de Ética y Disciplina, "teniendo en cuenta su tenor y gravedad".

Fuentes del INCA comentaron que manejan indicios de que el acuerdo entre Troche y González pudo haberse replicado en otros hospitales, pero hasta ahora no hubo ninguna denuncia al respecto.

Maniobra.

El asunto llegó informalmente a oídos de Pablo Cabrera unos días después de la elección. "Pero como no pasó a mayores, lo desestimé. Lo guardé como una anécdota más. Supe que me habían querido joder, pero era parte de la campaña que ya venía de antes. Los meses previos a la elección fueron muy difíciles", dijo Cabrera a El País. El sindicato viene golpeado por el escándalo de la Buena Estrella, y recientemente se le agregó una auditoría por gastos injustificados.

Pero cuando la nota del INCA llegó al directorio tampoco se le dio andamiaje. Según Cabrera, la denuncia cayó en el medio del conflicto por el reclamo presupuestal. El presidente del gremio aún no ha derivado el tema a la Comisión de Ética, pero aseguró que lo hará "apenas se concluya" la discusión interna sobre el presupuesto. Eso debería ser el próximo lunes, cuando en el plenario nacional se someta a votación la última propuesta elaborada. Sin embargo, su aprobación está reñida justamente por resistencia de la lista 70.

La denuncia de fraude también revela una delicada interna en el Partido Comunista a nivel gremial, donde una facción es afín a Muñiz y otra facción está radicalmente en contra. Según fuentes de la FFSP, esta última está promoviendo llevar el asunto del fraude al plenario del lunes y solicitar que se impugnen las elecciones, de modo de frenar la designación de Cabrera como representante de los trabajadores en el directorio de ASSE (ver recuadro). A su vez, se pretende desenfocar la discusión y evitar que se apruebe la propuesta presupuestal. Así, se busca agudizar el conflicto con el gobierno, forzar una declaración de esencialidad del servicio de salud, y dejar a Muñiz en un lugar comprometido.

Instancia clave para Cabrera, que es resistido por la mitad del gremio

Pablo Cabrera se enfrenta este lunes a un plenario distinto, probablemente una instancia clave si lo que quiere demostrar es que, al contrario de lo que se ha insinuado desde ASSE, él puede dirigir a un gremio como la FFSP.

Cabrera ganó las elecciones en marzo, y en junio sus compañeros lo volvieron a elegir como candidato a integrar el directorio de ASSE.

Sin embargo, en los hechos, el dirigente tiene a la mitad del sindicato en contra, y su principal oposición está en la lista 70, afín al Partido Comunista. A nivel político Cabrera integra el grupo de Constanza Moreira.

El gremio ha presentado varias propuestas presupuestales a ASSE. Las primeras fueron rechazadas, pero en las últimas se llegó a un consenso. Los que no están de acuerdo son los de la 70.

El Ejecutivo le dio tiempo a la FFSP hasta el lunes para limar sus diferencias. Si no lo logran, el Senado ratificará las partidas aprobadas por Diputados, que Cabrera considera "menos beneficiosas".

El dirigente tiene entendido que "si todo sale bien", el Senado podría votar su venia este miércoles o el siguiente. El Pit-Cnt ya avaló su postulación y el Ejecutivo se comprometió a acatar la resolución, a pesar de que en ASSE, según las fuentes, "Muñiz preferiría a otra persona".

SABER MÁS

Un sindicato con varios golpes

La Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) viene de escándalo en escándalo. Lo primero, el año pasado, el procesamiento de Alfredo Silva, quien fuera exsecretario del gremio y director en representación de los trabajadores en la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), por una maniobra de sobrefacturación en la que estaba implicada la Buena Estrella, empresa que se encargaba de la limpieza del Hospital Maciel. Tras esto se anunciaron una serie de auditorías para intentar limpiar la imagen del sindicato. Pero los números que se mostraron hicieron todo lo contrario. En la Colonia de Vacaciones del gremio en Punta Ballena se detectaron pérdidas por $ 10 millones, según un informe interno del mismo sindicato. En tanto, otra auditoría, esta vez hecha por el Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt y difundida días atrás por El País, da cuenta de documentación "irregular" e "inverificable", faltantes de recibos, gastos excesivos en viajes y préstamos recibidos por varios jerarcas del sindicato, de los cuales no consta la devolución del dinero. También se señala que Silva, al tiempo que era director de ASSE y ganaba un sueldo de unos $ 100.000, además de contar con beneficios como auto con chofer, dos adjuntos y dos asistentes, seguía cobrando "gastos de representación" por parte del sindicato. Los problemas internos generaron una guerra dentro del gremio. En la última elección, miembros de todas las listas pasaron la noche en la sede de la FFSP para cuidar las urnas y los votos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)