"SITUACIÓN COMPLEJA"

Fratti busca "restablecer la convivencia en Río Branco"

“No es común tener gente protestando sobre un puente”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fratti concurrió a la frontera para conocer detalles de la movilización. Foto: A. Colmegna

El diputado oficialista por Cerro Largo, Luis Alfredo Fratti, informó a El País que su presencia en Río Branco el 6 de mayo pasado estuvo relacionada con una "situación compleja" que se estaba dando en la localidad fronteriza. En la ocasión se reunió con el administrador de la aduana local, Horacio García Daglio, mientras se desarrollaba una movilización en el lugar que incluyó una manifestación en el puente sobre el río Yaguarón.

Días antes el jerarca de la aduana había resuelto ampliar los controles sobre los autos brasileños conducidos por uruguayos y limitar el tráfico de mercaderías sobre el Puente Mauá que une Río Branco con Yaguarón, Brasil.

"Fuimos a hablar con él pa-ra ver si había alguna directiva nueva y si podíamos restablecer la convivencia. Tener gente protestando arriba del puente no es un hecho común", dijo el legislador.

Tras la entrevista, un grupo de manifestantes esperaba a ambos en la puerta de la oficina. Hubo gritos desde los manifestantes y ambas figuras se despidieron ante la muchedumbre, de forma amable.

En ese momento surgió la versión de que los gritos incluyeron palabras como "traidor" para Fratti y "coimero" para el aduanero. El legislador aseguró ayer a El País que no existieron tales insultos. Por otro lado, también se hizo saber que en el momento de la despedida Fratti extendió la mano al funcionario y este le devolvió el gesto con un beso. Esto fue desmentido por el legislador.

Consultado sobre si en ese marco de conflicto, se había comunicado con el director nacional de Aduanas, Enrique Canon, máximo responsable del organismo público, el diputado oficialista se negó a responder.

"No es un tema que yo se lo tenga que decir a la prensa. Yo soy el diputado y me pareció que había que dar la cara", afirmó Fratti. Una vez concluida la movilización, los automóviles con chapa brasileña, conducidos por uruguayos, volvieron a ingresar al país como antes.

Mientras tanto, la polémica volvió a la frontera. En este caso la tensión tuvo lugar en Aceguá.

Allí el martes pasado la "Barrera Sanitaria" del Ministerio de Ganadería (MGAP) requisó al profesor Wilson Gómez un "surtido" familiar de bananas, zanahorias, papas, cebollas y carne de cerdo. El docente salió a los medios de la zona a denunciar el tránsito de motos que pasan "llenas de bagayo".

Comerciantes de Melo aseguraron que están atravesando una caída en las ventas de entre 50% y 60% desde el aumento de precios en las frutas y verduras.

Fratti dijo que no tiene previsto trasladarse a Aceguá.

Cuatro veces más barato.

La suba de los precios en las frutas y verduras en Uruguay motivó una "corrida grande" de personas que van a la frontera a abaratar el costo de esos productos, explicaron comerciantes. En Melo el kilo de morrón vale $ 225 y en Aceguá, $ 62. Esa relación de precios es similar para los de la cebolla, papas y zanahoria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)