inn content para suat

Formación en casos de emergencia

Es fundamental la capacitación de los propios médicos, con el claro objetivo de dar una eficiente respuesta al paciente que corre riesgo de vida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Suat

Una vez que se dispara una llamada que reclama un servicio médico de urgencia, en la empresa SUAT se tiene la inmediata capacidad de respuesta gracias a contar con médicos altamente especializados, además de un equipamiento tecnológico de última generación. Todo esto requiere una permanente inversión, tanto en ambulancias que son verdaderos CTI sobre ruedas como en capacitación de los propios médicos, con el claro objetivo de dar una eficiente respuesta al paciente que corre riesgo de vida, afirmó el doctor José L. Cabrera, pediatra intensivista del Comité Educación Médica del SUAT.

Desde su creación hace 25 años, “SUAT da respuesta médica con una atención de calidad a distintos cuadros clínicos del paciente, fundamentalmente para asistir emergencias”, dijo Cabrera, quien destacó en el siguiente diálogo la importancia de la formación y la actualización del conocimiento científico del personal de salud, además de los avances del Comité de Educación Médica Continua del SUAT.

—En una situación de emergencia médica prehosipitalaria primero siempre llega a la mente el sonido de la sirena de la ambulancia, aunque la capacidad del equipo médico es clave. ¿Cómo se vive esa situación en SUAT?

—Nacimos como un servicio médico diseñado fundamentalmente para asistir emergencias; es decir, situaciones con riesgo de vida del paciente. En ese sentido consideramos fundamental realizar permanentemente actualizaciones en los conocimientos médicos y también tecnológicos.
En un principio, la actualización de conocimientos de nuestra actividad era de forma espontánea, donde cada integrante del equipo médico desarrollaba un tema científico de actualidad o se realizaba el análisis sobre las técnicas nuevas.

—¿Así surge la necesidad de crear programas de formación y capacitación en servicios prehospitalarios de emergencia médica?

—Sí, entre 1991 y 2000, entre nosotros mismos organizábamos reuniones para realizar nuestra propia actualización con el estudio de casos clínicos e intercambiar experiencias. Se trataba de un intercambio muy productivo, desde el punto de vista científico, ya que contaba con la participación de cardiólogos, anestesistas e intensivistas. Pero la realidad del trabajo médico, ha llevado a la incorporación de nuevas generaciones de profesionales de la salud.
Ante esa situación, en 2001 iniciamos una certificación con el Consejo Europeo de Resucitación (en inglés, ERC), de modo que varios de nuestros médicos lograron la certificación académica de reconocimiento internacional como instructores en reanimación cardio pulmonar. Nuestros cursos de formación inclusive llegaron hasta el interior del país.

Ya en el año 2007 se forma el Comité de Educación Médica Continua, que posteriormente es acreditado por el Area de Desarrollo Profesional Médico Continuo de la Escuela de Graduados de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República. Además desde 2009 SUAT se incorpora al Consejo Nacional de Resucitación, e imparte cursos de Reanimación Cardíaca Básica a nivel de la población general según guías internacionales actualizadas.

—¿Además de los conocimientos médicos, hasta el avanzado equipamiento técnico de la ambulancia evoluciona?

—Es así, la renovación es constante, y nuestro equipamiento e instrumental se actualiza permanentemente, durante los cursos y las prácticas de destrezas utilizamos los nuevos equipos para conocer su funcionamiento. Lo mismo ocurre con las comunicaciones; desde hace un año tenemos digitalizado el 100 % de las historias clínicas y actos médicos que se realizan en el domicilio.

—¿Cómo se llevan a cabo los cursos de capacitación?

—Hay cursos programados exclusivamente para médicos, otros para enfermeros y choferes de las ambulancias, y existen cursos para enseñar reanimación en la comunidad. Durante el 2015, se realizaron más de 4.000 capacitaciones en la comunidad. Y desde la implementación del Comité de Educación Médica han participado de los cursos más de 200 médicos.

—¿Qué carga horaria tiene la capacitación?

— Los cursos tienen duración variable, algunos son talleres de de 3 – 4 horas, actualización en temas puntuales (trauma, intoxicaciones, quemados, traslado crítico, etc.) y otros de casi un año de duración, con inicio en marzo y culminación en el mes de octubre. El Curso de Capacitación en Asistencia Pre Hospitalaria (CCAPH), que está avalado por la Escuela de Graduados de la Facultad de Medicina, está certificado con créditos a los médicos egresados, que son útiles para alcanzar una recertificación en otras instancias. Se trata de una formación académica que favorece la currícula del profesional médico.

—¿Los cursos están orientados a todos los profesionales médicos o es necesario formar parte de SUAT?

—Son abiertos a toda la comunidad médica. El Comité de Educación Médica se formó para capacitar a los profesionales médicos de SUAT, pero comenzaron a interesarse colegas de otras organizaciones e instituciones médicas. Ya en los cursos de capacitación que se desarrollaron en el marco de la certificación del Consejo Europeo de Resucitación llegábamos al interior del país, de modo que siempre nuestra capacitación estuvo abierta a otros colegas médicos, que no eran integrantes del equipo del SUAT. Así es que han participado más de 200 médicos en nuestros cursos, que cuentan con una formalidad académica que está acreditada por la Escuela de Graduados de la Facultad de Medicina. Estamos ante un curso de formación a nivel terciario, que tiene una carga horaria importante.

—¿Qué particularidad presenta el Curso de Capacitación en Asistencia Pre Hospitalaria?

—La formación incluye módulos sobre conocimientos del campo teórico y también aspectos prácticos clave, como es el caso de qué hacer una vez que se sube a una ambulancia. No queremos que pase lo que me ocurrió a mí hace 30 años, cuando me subí por primera vez a una ambulancia sin tener conocimiento de la ubicación de los equipos ni del protocolo de actuación frente a un accidente o siniestro, además de la necesaria coordinación que debe existir en todo trabajo en equipo. Ante una situación de emergencia, no hay tiempo suficiente para actuar. Hay que tener conocimientos actualizados y debe existir una eficiente coordinación entre todos los integrantes del equipo de la ambulancia.

Así el Curso de Capacitación en Asistencia Pre Hospitalaria tiene tres pilares. Un primer aspecto teórico donde se abarca toda la temática desde lo más grave hasta las de menor entidad; y otro práctico acompañado por la realización de guardias, donde participan nuestros instructores que disponen de una destacada trayectoria en la prestación de servicios médicos de emergencia, y, por último, es preciso presentar una tesis. Los profesionales médicos colegas deben tener horas de ambulancia y conocer en detalle el ámbito de actuación para lograr dar una respuesta adecuada al paciente, que vive una situación de emergencia. En total, el curso cuenta con 90 horas presenciales, más 48 hs de guardia en ambulancia y el trabajo académico final.

En definitiva, el egresado del curso recibe 66 créditos de la Escuela de Graduados, lo cual es relevante para el curriculum de cada cursista. Asimismo, contamos con una plataforma web, de educación virtual, donde hay cursos y foros de intercambio y análisis. También están previstos talleres de destreza, de modo que la capacitación académica es integral y con un alto contenido en aquellos aspectos prácticos fundamentales, que incluyen la vía aérea, el masaje cardíaco o una desfibrilación.

—¿Cuál es la incidencia de las emergencias entre todos los servicios médicos que presta el SUAT?

—Los casos de emergencia se ubican entre el 8 y 10 % por ciento del total de asistencias.

—¿Cuáles son los próximos proyectos del SUAT en materia de formación?

—En los próximos días vamos a dejar inaugurado en Montevideo el primer Centro de Entrenamiento en Medicina Pre Hospitalaria, que estará abierto para recibir a los propios colegas del SUAT o de otras organizaciones o instituciones médicas.

ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

Para el pediatra intensivista del Comité Educación Médica Continua del SUAT, es vital que “los uruguayos sepan realizar reanimación cardio pulmonar” de un paciente´que sufre un ataque cardíaco. “Está demostrado que las ambulancias no llegan en el momento mismo del ataque cardíaco, lo caul exige una actuación inmediata por parte de los ciudadanos debidamente entrenados”, sostuvo el doctor Cabrera.

A partir de la reanimación, “es posible prologar los tiempos del paciente que sufre un ataque cardíaco hasta el momento que llega la asistencia médica y, en la actualidad que están muy difundidos los desfibriladores externos automáticos, es preciso que cada vez más personas realicen cursos de entrenamietno sobre las técnicas y los equipos de reanimación”.

Para alcanzar mejores resultados en el nivel de sobrevida de los pacientes que sufren un ataque cardíaco, según las publicaciones internacionales, el 25% de la comunidad debería estar capacitada en reanimación básica. “La realidad de Uruguay revela que estamos lejos de alcanzar esa meta”, subrayó.

El SUAT dispone de cursos de reanimación que también organiza en empresas y centros de enseñanza. “Todos estamos capacitados para realizar el curso”.

UN DÍA DE JUNIO, HACE 25 AÑOS

Un 24 de junio de 1991 por las calles de Montevideo comenzaron a circular las primeras ambulancias de SUAT, para dar una respuesta eficiente a una emergencia médica con un servicio que siempre apunta hacia la excelencia y la mejora continua.

“Desde los inicios nuestra empresa está constituido por médicos con una amplia experiencia en la prestación de servicios de emergencia y urgencia médical”, sostuvo el doctor José Cabrera, integrante del Comité de Educación Médica Continua de SUAT.

Un equipo inicial de 50 profesionales de la medicina actualmente se ha transformado en 250, que atienden las distintas emergencias médicas de sus 250.000 usuarios.

“Diariamente se cubren más de mil asistencias prehospitalaria, que comprenden la atención domiciliaria, así como en la red de 5 policlínicas y las consultas a nuestra central telefónica integrada por más de 40 líneas digitales conectadas en colectivo al 133”, explicó el médico.

SUAT presta servicios en Montevideo y Ciudad de la Costa (Canelones), donde viven y trabajan más de un millón y medio de personas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)