LA POBREZA MÁS TEMIDA

Foco de explotación infantil en la terminal del Cerro

Patrones de Cutcsa indagados; pagaban con boletos o recargas de celular.

Afluencia de personas a la terminal genera que menores deambulen por el lugar. Foto: Archivo

  •  
EDUARDO BARRENECHE11 ene 2017

Un foco de explotación infantil en la terminal de ómnibus del Cerro es investigado por la jueza especializada en Crimen Organizado María Elena Mainard luego que el INAU denunciara a 12 propietarios y guardas de Cutcsa por supuesto abuso sexual de tres menores.

Una de las adolescentes es abusada desde los 12 años en las inmediaciones de dicha terminal, según declaró en la sede judicial. Ella y sus compañeras recibían desde un boleto ($ 30) hasta una recarga de celular —entre otros regalos— para participar en encuentros con propietarios de ómnibus cuando estos se encontraban en la terminal del Cerro.

El INAU aportó datos, nombres de las tres adolescentes y el "modus operandi" utilizados por los dueños de los vehículos de transporte. La investigación policial, para identificar a los supuestos abusadores, demoró dos meses.

Los hombres investigados, cuyas edades oscilan entre 40 y 50 años, tenían un grupo de WhatsApp llamado "Los fenómenos" donde intercambiaban fotos de su vida familiar y social. Se sospecha que, a través del grupo, también intercambiaron fotos de las menores desnudas o simulando tener relaciones sexuales. El Departamento de Investigación de Delitos Especiales comenzó la investigación del caso hace dos meses. La operación policial se denominó "Los Fenómenos".

Redes sociales.

A la hora 8:30 del lunes 9, efectivos de la Dirección General de Lucha contra el Crimen Organizado e Interpol comenzaron las detenciones de los propietarios de ómnibus de Cutcsa en las terminales del Cerro, Kibón (Pocitos) y Paso de la Arena. Otros fueron detenidos en sus casas. Uno de los choferes de Cutcsa fue arrestado cuando se encontraba con una de las menores.

Ese mismo lunes, la jueza Mainard y la fiscal especializada María Camiño interrogaron, en calidad de testigos, a las tres menores sobre lo que ocurría en la Terminal del Cerro.

En la tarde de ayer, la fiscal Camiño no acusó a siete detenidos, los cuales fueron liberados. Otros cinco acusados quedaron detenidos hasta hoy.

Efectivos del Departamento de Investigaciones Especiales se dirigieron ayer al interior del país a buscar a un propietario de ómnibus sospechoso de haber pagado por sexo a menores.

La defensa de uno de los indagados que quedó libre ayer señaló que no había pruebas para tipificar a su defendido la existencia de delitos sexuales.

"Falta tomar declaraciones a varias personas. Cinco o seis detenidos quedaron en libertad. Siguen tomando declaraciones", dijo ayer en rueda de prensa el abogado penalista Santiago Alonso.

Enseguida agregó: "En el juzgado nadie habló de delito sexual. Hubo un relacionamiento íntimo con menores a través de mensajes de texto y WhatsApp y algún beso. No se comprobó nada. Por suerte mi defendido quedó libre".

Insistió que, a su juicio, habría que descartar en este caso una eventual explotación de menores. "Lo que hay es un hecho aislado que se presume en la investigación", dijo Alonso.

Consultado sobre si hubo sexo entre algunos indagados y las menores, el abogado penalista respondió que algunas personas "manejaron" la existencia de encuentros íntimos, pero se descartó que haya habido intercambio de dinero entre algún acusado y las adolescentes. Es decir, que se trató de relaciones sexuales consentidas.

Trascendió ayer la supuesta existencia de un video de las jóvenes manteniendo sexo que habría sido distribuido en las redes sociales. Sin embargo, Alonso dijo: "De lo que surge del expediente no hay ningún video".

Otras fuentes señalaron que en el juzgado sí hubo comentarios de los indagados sobre el relacionamiento íntimo de uno de los propietarios de ómnibus con una adolescente. Agregaron que, en ese caso, la Justicia analiza una conversación en una red social y una fotografía en poder de una de las cinco personas que quedaron en calidad de indagados hasta hoy.

Según la fuente, los encuentros entre este dueño de un coche de Cutcsa y la menor se realizaban en la Terminal del Cerro cuando los ómnibus de las líneas esperaba turno para partir.

Cutcsa anunció sanciones internas

La empresa Cutcsa repudió ayer el tipo de conductas investigadas por la jueza especializada en Crimen Organizado, María Elena Mainard, que involucró a 12 propietarios y guardas de la empresa. "En el marco de un procedimiento, que en la actualidad se encuentra en la órbita judicial, nuestra empresa ha sido notificada de actuaciones policiales que se efectuaron en distintas terminales, con algunos de nuestros funcionarios", señala un comunicado de prensa de Cutcsa. Enseguida agrega: "Entendemos necesario aclarar algunos puntos que detallamos a continuación: nuestro total y absoluto repudio a este tipo de conductas". Además señala que Cutcsa brindó y brindará todos los elementos necesario para que las autoridades, tanto policiales como judiciales efectúen su labor. "Ningún profesional del staff de abogados de Cutcsa participará de estos procedimientos", sostiene el comunicado.

Advierte que el Directorio aguarda el fallo judicial para así, "inmediatamente tomar las resoluciones internas" que correspondan en cada uno de estos casos. "Queremos a su vez, informar a la opinión pública que luego que el Directorio adopte las medidas correspondientes en cada caso, estas serán puestas a conocimiento de la población", agrega el comunicado. Fuentes de Cutcsa dijeron que esta podría obligar a dueños eventualmente procesados a vender sus ómnibus.

Pulse aquí para volver a la versión mobile.