RECLAMO AL MSP

"El FNR son cuatro gatos locos que no dan la talla"

Una exabogada del organismo dice que para recibir ciertas prestaciones antes hay que “resucitar como Lázaro”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ministerio de Salud se propuso reducir un 4% las muertes por cáncer. en menores de 70 años. Foto: archivo El País

Leticia Gómez fue abogada del Fondo Nacional de Recursos (FNR) durante más de tres décadas. Representó a la institución en una gran cantidad de juicios de pacientes que reclamaban medicamentos de alto costo. Siempre fue considerada una buena funcionaria, pero a los 68 años la cesaron del cargo aduciendo que un reglamento interno permitía trabajar solo hasta esa edad. Ahora denuncia que el Fondo es manejado por "cuatro gatos locos" que "no dan la talla".

Lo curioso es que a Gómez la pasaron a retiro luego de que un programa de seguimiento de pacientes realizado por ella demostrara que algunos fármacos que el FNR pagaba obligado por una orden judicial, eran más efectivos que los que el organismo daba por el protocolo. El caso, que fue dado a conocer en la edición del domingo pasado por El País, sumó un nuevo capítulo en estos días, cuando el Fondo presentó su alegato.

La institución sostiene que los argumentos de Gómez, que advierte en la demanda sobre la suspensión del programa y dice que esta se hizo luego de que presentara en un congreso en Chile los datos arrojados por este, son "imaginarios" y "absurdos". Y añade casi sarcásticamente: "¿Dónde radica el daño moral? ¿en la circunstancia de que una institución deje de seguir cierto procedimiento de seguimiento de pacientes? ¿La Institución tiene que seguir eternamente las líneas de investigación a los programas puesto que si deja de hacerlo ello se traduce en una afectación moral de los extrabajadores?".

"El alegato tiene frases sobre mi supuesta pretensión de seguir con el programa, pero no valora lo que se encontró y no dice por qué se suspendió. Es una vergüenza menospreciante", dijo Gómez a El País.

La abogada, que reclama que se le pague despido, horas extras no cobradas, más un monto de dinero por daño moral, contó que lo que este programa buscaba era "ver cómo era el estado de salud de los pacientes" con los fármacos que la institución no pagaba sin la orden de un juez. Lo que este demostró es que medicamentos que el FNR decía que daban solo un mes de sobrevida, llegaban a dar hasta ocho y evitaban el sufrimiento.

"Lo que pasa es que en Fondo hay gente que dice qué medicamento sí y qué medicamento no sin tener ningún fundamento valioso. Este sistema no puede estar en manos de cuatro gatos locos. Es un sistema insuficiente que también puede llegar a ser corrupto. Gente que no da la talla está socavando al organismo", sostuvo la abogada.

Judicialización.

Gómez advirtió que hay ciertos fármacos y prestaciones que el FNR o el Ministerio de Salud Pública (MSP) no brindan en primera instancia, pero luego de la orden de un juez se ven obligados a pagarlos a un costo mayor del que pudieran conseguirlos si se negociara.

"Se critica a los laboratorios, pero los laboratorios hacen la de ellos porque cada uno cumple con su rol. Si hay una sentencia lo vende al precio que se suele vender, si se negociara se podría conseguir más barato", manifestó Gómez.

La abogada se refirió a lo que pasa con los cardiodesfibriladores. Dijo que estos se financian para "casos de prevención secundaria, es decir para los que ya tuvieron un ataque y resucitaron como Lázaro". Sostuvo que "cuando los pacientes hacen juicio por esto el FNR pierde en el 100% de los casos".

Pasa algo similar con el Cetuximab, un medicamento oncológico por el que el MSP recibe la mayoría de los juicios. "Cuando viene la condena el MSP paga lo que el laboratorio quiere (…) No lograron un programa de negociación; van a juicio, pierden y pagan. Si se negociara se pagaría menos", insistió.

Gómez aseguró que antes de que la desvincularan del cargo ella había propuesto hacer un programa de seguimiento de pacientes, como el que llevaba adelante en el FNR, también en el MSP.

"Hay que cambiar —insistió—, porque estamos perdiendo mucha plata en juicios, al tiempo que estamos pagando medicamentos que no tienen sentido. Lo que pasa es que cuando los intereses económicos se pusieron en marcha es difícil volver atrás".

"He tenido que sentir el dolor de la gente".

La abogada Leticia Gómez era la encargada de representar al Fondo Nacional de Recursos (FNR) en los juicios por medicamentos. Ahora devela que le costaba enfrentarse a los que reclamaban y a sus familias. "Yo he tenido que sentarme cara a cara a un colega en los juicios por medicamentos. He tenido que sentir el dolor de la gente, que te miraba y entendía, que decía sé que usted tiene que hacer lo que tiene que hacer. Era difícil", declaró Gómez a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)