PODER JUDICIAL

Fiscalía pidió que niños estén con familia materna

La fiscal Diana Salvo trasladó ayer el pedido a la jueza.

Valeria Sosa: fue asesinada por su pareja frente a sus hijos. Foto: Fernando Ponzetto

  •  
12 feb 2017

La fiscal Diana Salvo pidió en la mañana de ayer a la jueza Letrada de Familia Especializado de 8º Turno, Alicia Vega que otorgue a la familia materna la custodia de los hijos de Valeria Sosa, quien fue asesinada el lunes 30 por su pareja, según dijeron a El País fuentes vinculadas al caso. Los niños tienen 7 y 11 años y desde el día que presenciaron el asesinato de su madre por parte de su padre (un policía) permanecen con la familia paterna aunque han tenido contacto con la familia materna.

Antes de entregarse a la Policía, el hombre trasladó a los niños al domicilio de los abuelos paternos, dejándolos al cuidado de los mismos. La jueza entendió al fallar que "no es prudente revictimizarlos en el sistema judicial, conduciéndolos a una audiencia para tomarles declaración, ya que este medida agudizaría la angustia que ya experimentan por la pérdida de su madre en condiciones verdaderamente ominosas" por lo que provisoriamente resolvió no innovar.

Según supo El País, la fiscal consideró que los derechos de los niños están siendo vulnerados y por esto elevó el pedido a la jueza que no está definido cuándo tomará resolución. El aceptar el pedido implicaría rever la decisión adoptada en un primero momento.

El hecho de que los niños estén conviviendo con la familia paterna no es menor para los servicios técnicos del INAU.

La coordinadora del Sistema de Protección a la Infancia y Adolescencia (Sipiav) María Elena Mizrahi dijo a El País que la convivencia con los abuelos paternos "puede hacer que el relato de los hechos que hagan tenga en algún punto un aspecto de justificación de la situación de violencia y el mayor riesgo es que eso se traslade a otros y se justifique cualquier asesinato por el solo hecho de que es algo que ocurre cuando no se hacen determinadas cosas, por ejemplo".

Mizrahi planteó que el primer efecto de esa convivencia es que se puede "modificar el relato".

En esa línea, ayer El Observador informó en su página web que el Centro de Atención a las Víctimas de la Violencia Doméstica del Ministerio del Interior, entregó un informe a la jueza de Familia Alicia Vega en el que consta que antes de dejarlos con los abuelos el padre le dijo a los niños: "Todos tenemos un problema en la cabeza, que cuando nos hacen enojar mucho hacemos cosas malas. Mamá hizo algo mal y por eso papá se enojo".

Este y otros puntos hizo que el informe solicite a la Fiscalía "que tome en cuenta que existen indicios que preocupan y que hacen pensar en la necesidad de indagar más a fondo sobre la situación actual de estos niños. Y que los mismos puedan encontrarse en riesgo psicoemocional". Y añade: "Dicho entorno nos genera por lo menos algunas preguntas sobre si estos niños podrán, procesar un duelo saludable, mantener una imagen positiva y realista de su madre, y si no están bajo la presión de un mandato paterno que justifica la violencia, reprime las expresiones afectivas y denigra todo aquello que provenga del entorno materno".

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.