JUSTICIA

Fiscal explicó por qué pidió prisión para mujer que agredió a maestras

El fiscal Juan Gómez, aseguró que debido a la violencia de los actos y a la proximidad de la agresora con las víctimas "no encontramos medidas alternativas" a la cárcel.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fiscal del Crimen Organizado, Juan Gómez. Foto: Archivo El País

El fiscal penal Juan Gómez, encargado del caso de la madre que golpeó a una maestra y a una directora de la escuela 251, explicó por qué solicitó prisión para la mujer agresora y no alguna medida sustitutiva, informó Subrayado.

Gómez indicó que "hay situaciones de violencia desbordada que la sociedad no se puede permitir sin responder” y agregó que es una manera de decir "miren señores, para el que viola la ley hay frenos".

El fiscal indicó que no consideró medidas sustitutivas "por varias razones", entre ellas "la intensidad de los actos de violencia que se repitieron en corto lapso de tiempo contra dos personas diferentes”.

Además de "la proximidad, el peligro y la protección que el sistema debe dar a las víctimas", en referencia a que la indagada vive a 50 metros de la escuela, donde trabajan las docentes agredidas.

"En este caso no advertimos que ninguna medida sustitutiva pudiera ser una respuesta digna del sistema frente a la agresión que estaban sufriendo”, agregó el fiscal.

Por otra parte, Gómez indicó que esos actos de violencia fueron cumplidos "delante de 250 niños, con escenas muy difíciles hasta de explicar" y que incluso algunos de ellos "intentaron defender a las maestras".

"Es un conjunto de cosas que hablan de una entidad que merece una respuesta que no la encontramos en las medidas alternativas. No importa cuál es la extensión de la medida, sí importa como prevención general que la gente tenga la certeza de que frente a actos de violencia la sociedad tiene que responder no con dureza sino con firmeza", explicó.

Por este casi el fiscal ya se había pronunciado al indicar que "esas conductas requieren que, definitivamente, se adopten respuestas que más allá de la extensión de la medida, constituyan un freno de respeto frente a desbordes para con los docentes, freno que no es otra cosa que la aplicación de la ley...".

Gómez no quiere que esta "obra de no ficción" continúe en cartelera y, ante este quinto hecho de violencia contra maestros en el año, pide una medida ejemplarizante. Lo hace al mismo tiempo que los docentes sindicalizados reclaman una legislación que "considere de forma especial las agresiones dentro de espacios educativos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)