La causa depende del pedido de archivo de la defensa

Fiscal decide esta semana sobre el caso Amodio Pérez

El desfile por el juzgado de Juan Carlos Gómez que desató la llegada a Uruguay del exguerrillero, Héctor Amodio Pérez, llegó a su fin. La jueza, Julia Staricco, dio vista fiscal ayer al expediente iniciado en 2011 por la denuncia de tortura y abuso de 28 mujeres en Punta de Rieles y otros centros de reclusión, y que recibió en la última semana la mayor información.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Declaró ayer ante la jueza Vargas luego de que Migraciones observara otro nombre a Uruguay.

La fiscal del caso, Stella Llorente, que no tiene un plazo estipulado para adoptar una posición, dijo a El País que resolverá "lo antes posible" si pide el procesamiento de Amodio, quien la semana pasada declaró como indagado y fue sometido a careos con militares y exintegrantes del Movimiento de Liberación Nacional (MLN).

"Me voy a dedicar al caso para intentar sacarlo esta semana", aseguró Llorente a El País.

Los denunciantes entienden que a partir de las audiencias surgieron indicios que avalan el pedido de procesamiento. Si la fiscal entiende debe pedirlo, la jueza Staricco deberá resolver previamente sobre el escrito que presentó el abogado de Amodio, Andrés Ojeda, pidiendo la clausura y archivo de todas las causas que lo involucran, en el entendido de que no hay pruebas contundentes de que cometió un delito.

Staricco decidió pasar a vista fiscal el expediente pese a que ayer no declararon quienes habían sido citados: el periodista y exguerrillero tupamaro Samuel Blixen (cuya declaración ya se suspendió en dos oportunidades) y Mario Píriz Budes, también acusado de "traidor" por el MLN-T.

Fuentes cercanas a Píriz Budes aseguraron a El País que está convaleciente luego de haber sido sometido a una intervención quirúrgica. El extupamaro comunicó a la Justicia, desde el departamento de Rivera donde vive, la imposibilidad de trasladarse al tiempo que dijo estar dispuesto a declarar en su domicilio si la jueza lo estima pertinente.

Staricco decidió darle vista fiscal al expediente sin estos testimonios en el entendido que irán en la misma línea de los recibidos durante la última semana.

Ayer sí concurrió a la sede la ex presa política, Alba Antúnez, quien denunció a Amodio días atrás en el Juzgado Penal de 14º Turno, al igual que lo hizo el director de la revista Caras y Caretas, Alberto Grille. Por ninguna de las dos denuncias se realizaron todavía citaciones en el juzgado de la jueza María Helena Mainard.

Giro.

La presencia del exguerrillero Amodio Pérez cambió el eje de la causa que se inició en 2011. El abogado patrocinante de la denuncia, Federico Álvarez Petraglia, enfocó su estrategia en Amodio Pérez, a los efectos de demostrar que colaboró con los militares en el señalamiento de sus excompañeros de armas. Desde el domingo 9, cuando Amodio compareció por primera vez ante Staricco y Llorente, la defensa ha solicitado citación en calidad de testigos de una decena de tupamaros y militares. En una semana dieron su testimonio casi una docena de personas, entre ellas, el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro y el expresidente José Mujica.

El propio Álvarez Petraglia justificó de manera enfática su decisión de encontrar responsabilidades en Amodio Pérez: "Este muchacho no es un extupa, él es otro Gavazzo. Cayó "Pajarito" Silveira, Gavazzo y faltaba este. Todos trabajaron con información dada por él. Amodio Pérez fue tupamaro y luego se integró como paramilitar. Le guste a él o no, pasó a ser parte del grupo de represión", sostuvo el exjuez penal.

La defensa de su pareja.

La actual mujer de Amodio Pérez, Celia del Bosque Cortés, es concejala de Izquierda Unida por el municipio madrileño de Cobeña e inició una campaña para que la Justicia "libere" a Amodio. A través de la web de pedidos change.org, lanzó una recolección de firmas con una carta que va dirigida a la jueza Julia Staricco y a la fiscal Stella Llorente y que usa en todo momento el nombre de Walter Salvador Correa Barboza, con el que Amodio vivió los últimos 40 años. "Walter es un ciudadano español, al que se le impide salir de Uruguay", relata la mujer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)