RELACIONES LABORALES

Firma de acuerdo evita que Uruguay ingrese "en la lista negra de la OIT”

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, destacó el compromiso asumido hoy por todas las partes. El presidente de la Cámara de Industrias dijo que se trató de un gesto de "buena voluntad".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Murro: el ministro concurrió ayer a la Comisión de Seguridad Social de Diputados. Foto: M. Bonjour

Cámaras empresariales, gobierno y Pit-Cnt alcanzaron hoy un acuerdo por el que se evita que Uruguay "ingrese en la lista negra" de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), informó el ministro de Trabajo, Ernesto Murro.

Según el acuerdo alcanzado esta tarde, los empresarios continuarán con la tramitación de la queja ante la OIT para modificar aspectos de la Ley de Negociación Colectiva, pero no denunciarán al país para que Uruguay no ingrese a la lista. Murro precisó que solicitará asistencia técnica a la OIT para continuar con las negociaciones, informó Presidencia.

El presidente de la Cámara de Industrias (CIU), Washington Corallo, explicó que se trata de un "gesto de buena voluntad" porque se entendió que no quedaba bien que en una asamblea a la que el presidente uruguayo concurre invitado, esté sobre el tapete este conflicto laboral.

Corallo explicó que otro punto acordado que que en el correr del año vengan a Uruguay técnicos de la OIT a Uruguay, analicen el tema y den una opinión técnica que tanto el gobierno, sindicato y cámaras "deberían aceptar", finalizó.

Por otro lado, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, rescató el rol de la negociación colectiva para resolver conflictos laborales, herramienta que calificó como muy positiva.

“Lo que hoy han planteado las cámaras empresariales, y a nosotros no nos ha parecido inoportuno, es que expertos de la propia OIT puedan acompañar este proceso de negociación; naturalmente que la negociación es uruguaya, pero (la OIT) puede ayudar a que esta negociación termine en un acuerdo tripartito”, señaló.

Murro criticó a algunos empresarios.

Al respecto, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, dijo que “fue un ejemplo para Uruguay el acto de ayer del Pit-Cnt" y señaló que el gobierno "no quiere" lo que pasó "en Uruguay en la década del ´90, cuando la economía, la producción del país, creció seis veces más que los salarios y las pasividades".

"Nosotros no queremos eso, queremos crecimiento con justicia social y en ese camino la negociación colectiva es una herramienta sustantiva", sostuvo esta mañana el ministro, consultado por el tema puntual de la queja ante la OIT.

Murro lamentó que "hay algunos empresarios y dirigentes políticos que no quieren que a Uruguay le vaya bien, que no quieren que Uruguay tenga este desarrollo y este crecimiento con justicia social, derechos laborales y negociación colectiva. Y hay otros que sí quieren eso".

El gobierno aspiraba a llegar a un acuerdo con los empresarios, según el secretario de Estado. "Lo que queremos es que se haga un acuerdo en base lo que se ha conversado con el presidente del Pit-Cnt (Fernando Pereira), con el presidente de la Cámara de Industrias, con el presidente de la Cámara de Comercio, con el secretario general del Pit-Cnt. Queremos un acuerdo. Y después veremos cómo ese acuerdo se implementa. Hay muchas formas de implementarlo y hay mucha buena experiencia en Uruguay en cómo implementar acuerdos".

"Si quieren ir a Ginebra vamos a ir tranquilamente", dijo Murro, "pero, el empresariado uruguayo se está perdiendo una oportunidad de avanzar. ¿Quieren seguir con la queja? nosotros vamos tranquilamente. Lo que nos interesa es resolver los tema que Uruguay tiene que resolver", concluyó.

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, viajará a Ginebra para dictar el discurso central de la Asamblea Anual de la OIT, que se realizará entre el 30 de mayo y el 10 de junio

El caso

Durante los dos primeros años del segundo gobierno de Tabaré Vázquez, las cámaras empresariales acordaron no insistir ante la OIT para que se tratara la queja del sector privado en la reunión anual de la organización que se realiza en junio. El caso está "en seguimiento" y nunca estuvo en suspenso.

La OIT tiene dos centenares de países miembros y en su asamblea anual se tratan 24 casos de países que alguna de las partes (trabajadores o empresarios) entiende que no están cumpliendo algún convenio. La queja del sector empresarial uruguayo se presentó en 2009.

Esa queja señalaba que "el gobierno se ha caracterizado por la convocatoria ligera e ineficaz para la conformación de algunos ámbitos de carácter tripartito, los que se han integrado por el sector empleador con la esperanza siempre frustrada de que se recogieran y respetaran sus aportes".

"Los Consejos de Salarios tal como están funcionando en Uruguay (...), han estado en franca violación de los convenios citados teniendo el gobierno un papel intervencionista y dirigista de la negociación colectiva, olvidando el gobierno que el Comité ha establecido que la sola o mera intervención de un representante de la autoridad pública en la redacción de los convenios colectivos, si no se limita a un papel de mera ayuda técnica, es inconciliable con el espíritu del artículo 4 del Convenio 98", agregaba.

Uno de los aspectos que las gremiales empresariales cuestionaron es la denominada "ultractividad" de un convenio colectivo, es decir que este, una vez vencido, siga vigente hasta que se apruebe otro que lo sustituya.

"Al respecto debemos recordar que como lo ha dicho el Comité (de Libertad Sindical de la OIT), toda extensión de convenios colectivos debería realizarse previo análisis tripartito de las consecuencias que ella habrá de producir en el sector al cual se la extiende", decía el planteo empresarial.

El gobierno había respondido a la queja señalando, entre otros aspectos, que antes de los cambios adoptados en la normativa laboral después de 2005 "se podía despedir a un dirigente o militante sindical sin que el mismo tuviera acción de reinstalación (...) el propio Comité de Libertad Sindical se había referido a este tema".

"El sector empleador siempre ha sido escuchado. (...) No en vano, en materia de salarios, más del 80% de las actividades lograron convenios colectivos por unanimidad. Esta es una prueba incontrastable que no resiste posición en contra", sostuvo en ese momento el gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)