CORRUPCIÓN EN LA FIFA

Figueredo, de vendedor de autos a uno de los capos del fútbol mundial

Alcanzó en 2014 la vicepresidencia del organismo que rige el fútbol mundial después de una larga trayectoria en ese deporte

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eugenio Figueredo Foto: AFP

Eugenio Figueredo, detenido hoy por el caso de corrupción en la FIFA, alcanzó en 2014 la vicepresidencia del organismo que rige el fútbol mundial después de una larga trayectoria en ese deporte, al que accedió utilizando las habilidades de su primer oficio, vendedor de automóviles.

Así, "repartiendo tarjetas de visita", como él mismo llegó a reconocer, entró en el mundo del deporte en el humilde Huracán Buceo de Montevideo, ya desaparecido, donde jugó como lateral derecho y pasó luego a los despachos, ocupando la presidencia en dos períodos (1971-72 y 1976-77).

Años después, ya como presidente de la Asociación del Fútbol Uruguayo (AUF), cargo que ocupó entre 1997 y 2006, fue acusado de otorgar un trato de favor al Huracán intentando achicar su deuda para evitar su desaparición.

Fue una de las varias polémicas que salpicaron la longeva trayectoria de Figueredo, de 83 años, que quedó hoy atrapada bajo la sospecha de la corrupción.

A los malos resultados deportivos de su etapa al frente de la AUF, en la que la selección nacional sólo clasificó para el Mundial de Japón y Corea 2002, en el que tuvo una penosa actuación, se sumaron recurrentes acusaciones de manejar la federación como un club de amigos, eligiendo cargos a dedo y permitiendo la vulneración de los reglamentos a su conveniencia.

Otra denuncia fue la de haber otorgado los derechos televisivos del fútbol uruguayo a una empresa pese a que su oferta era menor que la de un grupo rival, decisión que fue mantenida por los "favores" que se debían en el seno de la AUF.

En 2006, Figueredo decidió abandonar la AUF después de que el recién inaugurado gobierno de Tabaré Vázquez expresara directamente su deseo de que no siguiera en el cargo.

"Tenemos que buscar la calidad en la gestión de las entidades deportivas, en la autoridad moral y en la capacidad gerencial de sus directivos. Calidad pero transparencia, pues los negocios deben ser limpios", dijo Vázquez entonces.

Fue el fin de la trayectoria en el fútbol local de alguien que llegó a decir que lo que él hacía en la AUF no lo podría hacer nadie más, pero a nivel internacional aún le quedarían peldaños por subir.

Figueredo seguía siendo vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), puesto al que llegó en 1993 y que no abandonó hasta 2013, cuando subió a presidente tras la renuncia del paraguayo Nicolás Leoz.

En la cúspide permaneció algo más de un año, hasta que el también paraguayo Juan Ángel Napout lo desplazó, recalando Figueredo aún más alto, en la vicepresidencia de la FIFA, que permanecía vacante tras la muerte del argentino Julio Grondona.

Figueredo es uno de los dos vicepresidentes de la FIFA que fueron detenidos hoy junto a otros cuatro altos dirigentes del máximo organismo del fútbol mundial en Suiza por cargos de corrupción.

Los detenidos se encontraban en Zúrich para participar en el congreso anual de la FIFA.

Todos los detenidos fueron arrestados por la Policía suiza a petición de la justicia estadounidense que les acusa de organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, entre otros, y estarán bajo custodia helvética hasta que puedan ser extraditados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)