TIRA Y AFLOJE ENTRE AFE Y EL SINDICATO

Ferroviarios ocuparon, presionaron y ganaron

Golpearon las puertas de los directores de AFE cuyo vice dice que “es la parte folclórica habitual”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sindicato afectó el funcionamiento de oficinas durante más de tres horas. Foto: Ariel Colmegna

El sindicato de AFE (Unión Ferroviaria) forzó la instalación de un ámbito de negociación en el Ministerio de Trabajo para analizar la reestructura de la empresa y las remuneraciones de los maquinistas (son 50) y los encargados de las señales (unos 18), luego de ocupar durante tres horas el edificio de la empresa, donde también funciona la Dirección Nacional de Aguas (Dinagua) del Ministerio de Vivienda, Acondicionamiento Territorial y Medio Ambiente y una sala de videconferencias de Antel.

El sindicato además presionó a los directores de la empresa, lo que incluyó golpear fuertemente las puertas de sus despachos porque el presidente, Wilfredo Rodríguez, no quería recibirlos aunque luego lo hizo.

Todo comenzó cuando sobre las 9:30 horas unos 40 trabajadores de AFE bloquearon la calle Rondeau entre Lima y Nicaragua en protesta. Quemaron tres cubiertas y lanzaron bombas de estruendo. Llevaban dos pancartas: una decía que "El gobierno miente y traiciona a los obreros del ferrocarril", y en la otra se leía "Unión Ferroviaria en lucha".

Los sindicalistas pusieron en la puerta vidriada un cartel escrito a mano que decía "edificio ocupado" y a partir de ese momento nadie pudo ingresar. Aparecieron cuatro agentes policiales en motocicletas que tomaron los datos de los sindicalistas y cerraron la cuadra, pero no hicieron ningún intento de desalojarlos, pese a que la ocupación de edificios públicos está prohibida.

Carlos Aramendi, presidente de la Unión Ferroviaria, dijo a El País que "sabemos que es así (que la ocupación es ilegal) pero es la herramienta que tienen los trabajadores para ser escuchados, jamás nos podrían escuchar si nos paramos en la vereda. "Sabemos qué es lo que dice la ley, sabemos los riesgos que corremos, pero si queremos que nos escuchen cortamos la calle y si nos vienen a desalojar lo hacemos pacíficamente como hemos actuado siempre", agregó el sindicalista.

Si no puede ver el video haga click aquí

Los miembros de la Unión Ferroviaria subieron y golpearon las puertas de los despachos de los directores. No es la primera vez que suben en grupo a la zona de los despachos del directorio. En julio de 2015, luego de que Rodríguez dijera que tenía varias zanahorias para convencerlos de pasar a Servicios Logísticos Ferroviarios (que funciona bajo el derecho privado), los sindicalistas se burlaron de él llevando a su oficina y desparramando en el piso decenas de esas hortalizas.

Ayer, mientras Rodríguez se negaba a recibir al sindicato, recibió un llamado de Gabriel Molina, secretario de Prensa del Pit-Cnt que le pidió que conversara con los sindicalistas. Rodríguez accedió y a las 12:40 recibió a Aramendi y al secretario general del sindicato, Mariano Souto. A los 15 minutos bajaron y anunciaron a los otros militantes que se había llegado a un acuerdo. "¡Vamos la Unión Ferroviaria!", se escuchó gritar.

Si no puede ver el video haga click aquí

El vicepresidente de AFE, Luis Rivero, reconoció los hechos ocurridos ayer en el piso del Directorio. "Es la parte folclórica habitual. La única forma de salir de los conflictos es dialogando las partes, si no, ¿qué vamos a hacer? No me voy a meter en cuál tendría que ser la conducta del sindicato. Yo fui funcionario de AFE muchos años, pertenecí al sindicato y en este momento que estoy en el Directorio, no me parece que me corresponda a mí calificar", dijo a El País.

Hoy habrá una primera reunión de negociación en el Ministerio de Trabajo.

En la calle, una funcionaria de Dinagua reclamó furiosa su derecho a trabajar. "¿Porqué no puedo entrar a mi trabajo? No entiendo. Es mi trabajo y es mi derecho. Es ridículo", gritó. "Calmate", le dijo una compañera. "No hay problema contra usted ni contra ningún trabajador. Es una medida de lucha que tenemos", le contestó un ferroviario". Pero me estás limitando mi derecho a trabajar. No es así. ¿Por qué no me dejan entrar?", preguntó la mujer.

Enojada: Una trabajadora de Dinagua increpó a los ferroviarios. Foto: Ariel Colmegna
Enojada: Una trabajadora de Dinagua increpó a los ferroviarios. Foto: Ariel Colmegna

Críticas de Rossi al sindicato.

El ministro de Transporte, Víctor Rossi, criticó las acciones de la Unión Ferroviaria que "dan un poco de pena". Según Rossi, "mientras el país está intentando avanzar al futuro, ellos siguen discutiendo cosas del pasado". Para el ministro, los ferroviarios deberían ser "los más interesados" en que el tren mejore y cuestionó que los trabajadores no hayan querido realizar cursos para capacitarse en el manejo de señales.

El Directorio de AFE pretende equiparar la carga horaria de sus trabajadores con los de Servicios Logísticos Ferroviarios, la transportista de carga que funciona en régimen de derecho privado. Las autoridades de AFE evalúan que es imprescindible encarar una reestructura porque el ente conserva diez gerencias como cuando tenía 10.800 funcionarios. Hoy solamente tiene 540. Una consultora evaluó que 4 gerencias serían suficientes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)