Muertes e incendios de casas

Feroz batalla entre narcos por dominio en la "Villa"

Bombas Molotov fueron usadas en incendios de casas y autos; allanan dos depósitos de armas y drogas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Incautaron $ 31.000 en monedas en una "boca" de drogas. Foto: Unicom

Por lo menos cuatro muertos y varios heridos, dos casas incendiadas y otras tres baleadas y dos autos quemados son el resultado de una guerra entre dos familias narcotraficantes de Villa Española y Maroñas iniciada hace unos 20 días.

Según informaron fuentes policiales, los escenarios de los enfrentamientos entre las dos familias ocurre en las calles Callao, Smidel, Alberto Susviela Guarch y Camino Corrales. Diez intervenciones debió efectuar la Policía en estas calles.

Uno de los enfrentamientos más duros entre ambas bandas ocurrió el 12 de enero de este año cuando el joven Carlos Sánchez, alias "el Nano", fue baleado en la cabeza en Camino Corrales.

Según un comunicado de prensa de la Jefatura de Policía fechado el sábado 30, "el Nano" integraba una de las bandas y tenía dos antecedentes penales por receptación y por comercialización de drogas. Luego de la muerte del "Nano", su banda atacó una casa en la ciudad de Toledo (Canelones) y mató por error a una persona. Los delincuentes usaron una carabina.

En el enfrentamiento entre ambas gavillas, fueron quemadas dos casas y dos autos en las calles Callao y Smidel. Una persona sufrió quemaduras en las vías aéreas en uno de los siniestros. En represalia, fue herida en las piernas una mujer en la calle Alberto Susviela Guarch (Maroñas). La víctima es familiar del líder de una banda.

Fondeaderos.

A las 7:00 de la mañana de ayer, la jueza penal de 7° Turno, Beatriz Larrieu autorizó dos allanamientos en la zona del Hipódromo de Maroñas a efectivos del Departamento de Información Táctica (DIT) y de la Zona III.

Uno de los equipos, dirigido por el jefe de la Zona III, Rubén Fonseca, el capitán Marcelo Suárez y el oficial Marcelo Romero encontraron paquetes con drogas en una falsa pared.

En tanto, el equipo liderado por el jefe del DIT, comisario mayor Pablo Lotito y el subcomisario Virgilio de los Santos, allanó una casa donde funcionaba un depósito de armas usado por narcos.

La Jefatura de Montevideo informó ayer que, en ambos allanamientos, se incautaron 10 kilos de marihuana; 4,6 kilos de pasta base; medio kilo de cocaína; tres pistolas calibre 9 milímetros; tres revólveres; un fusil Winchester calibre 30; una carabina Winchester calibre M1 y 342 municiones

El sábado 31, ambas reparticiones policiales realizaron otro allanamiento en Maroñas en el marco de la investigación sobre los dos bandas en pugna.

Los policías detuvieron en una vivienda a tres personas, una de ellas con antecedentes penales, e incautaron 96 pastillas de éxtasis, un revólver y un chaleco robados a agentes, seis bombas Molotov y $ 31.000 en monedas.

Balacera.

En 2015, el enfrentamiento entre traficantes de Villa Española llegó a su punto más alto. El 2 de agosto de 2015, fue acribillado a balazos Alberto Morales Cantoni (47), alias "el Tom". La víctima fue abatida en Tomás Claramunt y Francisco Vázquez Cores. El 9 de septiembre del año pasado, una balacera sacudió el barrio Villa Española, cuyos vecinos ya comienzan a acostumbrarse a los disparos. Un hombre, sin antecedentes penales, fue ultimado en Tomás Claramunt e Irureta Goyena.

Fallas en sistema informático.

"Una verdadera pesadilla". Así calificó ayer un juez penal el trabajo en los últimos tres días después de finalizada la feria judicial. En la primer jornada, el sistema informático de los juzgados penales funcionó con mucha lentitud, según las fuentes. En la mañana del martes 2, prácticamente no marchó. Y ayer volvió a operar con muchas dificultades. "El sistema comienza a andar cuando termina el turno y los funcionarios se van", dijo un magistrado. Los expedientes se acumulan, aseguró otro juez consultado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)