Contrapartidas para las políticas sociales y apoyo cooperativo

Fernando Echeverría confirmó la tradición nacionalista en Flores

Con el triunfo de Fernando Echeverría en las elecciones departamentales celebradas ayer, Flores, el departamento menos poblado del país (25.000 habitantes) pero con uno de los índices de calidad de vida más elevados, mantiene una tradición nacionalista que, salvo una excepción en 1942, se extendió durante todo el siglo XX y lo que va del XXI.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Echeverría, heredero de Castaingdebat, se impuso ayer.

Echeverría, "delfín" del exintendente Armando Castaingdebat —que en febrero asumió como diputado— e hijo del exintendente Walter Echeverría, consiguió la mayoría de los votos, superando a su colega del Partido Nacional Carlos Mazzullo (intendente entre 1995 y 2004), a las candidatas por el Frente Amplio María Magdalena Villamil y Ana Calzada y a los colorados Claudio Aguilar y Walter Naddeo.

Técnico administrador agropecuario y productor rural, Echeverría conoce el departamento y la política desde la cuna. Ahora, dice, es "la vocación de servicio" la que lo llevó a postularse como candidato a intendente. "Esta es la mayor responsabilidad que he asumido desde que me impulsaron a ser candidato. Además, por mi padre, es muy grande la responsabilidad pero también el orgullo", dijo.

Pese a ser el único departamento del país, según el Instituto Nacional de Estadística, que no posee asentamientos de viviendas precarias y el que cuenta con el menor índice de mortalidad infantil, Flores le presenta varios desafíos al nuevo intendente. Su prioridad tras asumir será atender el "problema del tránsito", uno de los dilemas compartidos a nivel nacional. "Para ello hemos planificado un trabajo con grandes campañas educativas, además de conversar con los diputados electos del Frente Amplio y el Partido Nacional para plantearlo e incluir el tema en Primaria y Secundaria". Según Echeverría, este es uno de los temas "más sensibles" y que ha generado "mayor cantidad de reclamos" por parte de los habitantes.

"Nos hemos fijado la meta no de no perder más vidas de chiquilines y personas mayores a causa de las imprudencias que terminan en accidentes de tránsito", dijo.

Vivienda.

El "trabajo social" también está entre sus prioridades, sobre todo en lo relativo a la generación de viviendas, uno de los déficits que tiene Flores a la hora de atraer nuevos habitantes. "A las cooperativas les vamos a brindar el asesoramiento que precisan en el comienzo, en el proceso de formación, cuando muchas veces no saben qué camino deben tomar. Desde el gobierno departamental los vamos asesorar tanto con escribanos y abogados como con agrimensores, hasta ubicarlos sobre la ruta para que luego logren funcionar como cooperativa". Y Echeverría va al detalle: "También en la nivelación de los terrenos, en las calles internas, en el alumbrado público". En una sociedad donde los índices de hurtos y rapiñas son bajos, y con unos de los mejores indicadores socioeconómicos del país, Echeverría apuesta al concepto de "involucrar" a quienes reciban ayuda desde el gobierno departamental.

"No vamos a permitir más aquella ayuda social donde quien la recibe se sienta debajo de un árbol a tomar mate a mirar cómo trabajan para él. No estamos de acuerdo con eso, queremos involucrar a quien recibe la ayuda, que participe y se sienta orgulloso de haber puesto el ladrillo o la chapa del techo y el día de mañana lo pueda disfrutar junto a sus hijos", explicó.

Para su ciudad natal, Trinidad, también tiene una meta concreta: completar el 100% del saneamiento. Hoy, hay alrededor de 5% que no está cubierto por OSE, sobre todo en las zonas hacia donde más ha crecido la ciudad.

Turismo.

En 2013, la Unesco reconoció a las Grutas del Palacio como el primer geoparque del Uruguay, una distinción que hizo que el mundo comience a mirar a Flores como un destino turístico interesante, a la vez que obligó a la comuna a reforzar esfuerzos. Aunque "ya se está trabajando en eso", el nuevo intendente prevé desarrollar una industria turística.

PERFIL

Herencia y compromiso.

“Soy una persona de perfil bajo y nunca tuve mucha exposición pública. No me gusta el protagonismo”, dice Fernando Echeverría cuando debe definirse a sí mismo. Nació hace 46 años en Trinidad. Hijo de Walter Echeverría, dirigente wilsonista e intendente electo en 1984, la militancia política forma parte de su vida. Sin embargo, hasta no hace tanto tiempo se centró en la actividad privada, desempeñándose como técnico y administrador agropecuario. En las elecciones de 2010 resultó segundo suplente de Armando Castaingdebat, pero nunca trabajó en la intendencia. En esta oportunidad se presentó con la Lista 50 y asegura que su referente es Wilson Ferreira Aldunate.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)