LAS MOLESTIAS DE TENER UNA FERIA EN LA PUERTA

Feriantes vs. vecinos: IMM no hace lugar a protestas

Rechazó recurso por traslado de feria en Punta Carretas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Feria entorno a las calles Montero y William y fue trasladada hacia Luis de la Torre. Foto: F, Ponzetto

En agosto del año pasado una feria que funcionaba en el entorno de las calles Montero y Williman, en Punta Carretas, fue trasladada por la Intendencia de Montevideo hacia Luis de la Torre (desde Bulevar Artigas hasta Joaquín Núñez), a pesar de un informe contrario de la Inspección de la propia comuna, que entre otras razones anunciaba la falta de espacio para establecer los puestos de frutas y verduras, quesos, pollos y pescado a lo largo de 100 metros, cuando antes ocupaban unos 200 metros.

En el balance técnico se agregaba que en la zona determinada para reinstalar la feria, hacia lo que sería uno de sus nuevos extremos, hay colegios y una embajada. Y hacia la otra punta, la calle Joaquín Nuñez aparece como "una vía de tránsito con alta frecuencia de ómnibus y obras en construcción".

Entre los feriantes consultados por El País hubo coincidencia en relación a la disminución de la superficie ocupada por los puestos, como el que quedó para el pasaje de los clientes, pero también esperanza porque la feria pudiera seguir funcionando bien. Del otro lado, los "nuevos" vecinos rechazaron el traslado, esgrimiendo distintas molestias y perjuicios. Finalmente, presentaron un recurso de reposición ante la administración, para que ésta reviera su decisión. Pero no lo lograron.

La semana pasada el intendente Daniel Martínez aprobó una resolución rechazando los argumentos de los vecinos, por lo que la feria permanecerá en su actual emplazamiento.

No ha lugar.

La División Tránsito de la IMM informó que la calle Luis de la Torre "cuenta con un caudal muy bajo de tránsito y no tiene circulación de unidades de transporte colectivo, por lo que es adecuada para la instalación de la feria".

Con respecto a la instalación de los puestos en una cuadra, la resolución señala que "no se formulan objeciones, más allá de los inconvenientes expresados por los vecinos, siendo estos comunes en cualquier zona, barrio o calle que se instale una feria, debiendo soportarse tales molestias solo una vez por semana y por algunas horas".

Los vecinos señalaron en el recurso que no fueron escuchados previamente y que el traslado fue una decisión arbitraria "atendiendo a la diversidad de problemas vinculados al tránsito y el estacionamiento vehicular que se provoca".

Pero la Intendencia tiene otra visión del asunto: "Para que exista una situación de indefensión es menester que exista un ataque personal y parece imposible que la elección de las vías de tránsito y modo por el cual transcurrirá una feria sea interpretada como tal. Los vecinos no estuvieron en una situación de indefensión provocada por una falta de vista previa al proyecto de reglamentación que trasladó la feria a otro circuito, porque en sí mismo no refirió a ninguna persona en concreto sino a todos los transeúntes, todos los vecinos, todos los feriantes", agrega la resolución municipal.

Opiniones encontradas sobre el traslado.

Pese a un informe contrario de la propia comuna que entre otras razones anunciaba la falta de espacio para establecer los puestos, que hay colegios y una embajada en el nuevo lugar escogido y una vía cercana con “alta frecuencia de ómnibus”, la Intendencia maneja en su resolución otros argumentos.

En concreto, señala que el Municipio CH, el CC5 y el Área de Defensa al Consumidor “no tuvieron inconvenientes” respecto al traslado efectuado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)