PARLAMENTO

FAU pide prórroga para entregar informe sobre accidentes aéreos

La Fuerza Aérea solicitó la extensión del plazo por 20 días para poder brindar mejores datos sobre lo ocurrido, informó el ministro de Defensa ante comisión de Diputados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El lugar de la tragedia en Durazno. Foto: Víctor Rodríguez

La Fuerza Aérea Uruguaya solicitó una prórroga de 20 días para entregar los resultados de la investigación sobre los accidentes aéreos ocurridos en Durazno y en el Aeropuerto Internacional de Carrasco, siniestros en que cuatro pilotos perdieron la vida.

Así lo informó el ministro de Defensa, Jorge Menéndez, a la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados. El jerarca estatal explicó que ahora "se ingresa en el período de 20 días accesorios a los 30 días" para tener los resultados.

Al ser consultado sobre el motivo de la prórroga, Menéndez explicó que la misma es para poder entregar un informe más completo sobre lo ocurrido en ambas ocasiones.

El accidente en Durazno.

El viernes 12 de agosto un avión A-37B Dragonfly perteneciente al Escuadrón Aéreo número 2 (Caza) de la Brigada Aérea II en Santa Bernardina (Durazno), se precipitó a tierra.

Por el accidente perdieron la vida el piloto Teniente Primero (Av.) Diego Tabaré Medeiros Pérez y el copiloto de la aeronave, el Teniente Segundo (Av.) Cristian Javier Estévez Rojas.

El accidente en el aeropuerto de Carrasco.

A cuatro días de la caída de un avión militar en Durazno que causó la muerte de dos pilotos, otra tragedia golpeó a la Fuerza Aérea: un helicóptero se estrelló en el Aeropuerto de Carrasco a las cuatro y cuarto de la tarde y, por la noche, murieron sus dos ocupantes.

En el helicóptero UH-1H matrícula FAU 055, se encontraba el capitán Fernando Martín De Rebolledo y el alférez Gonzalo Correa, quienes realizaban un vuelo de instrucción. Tras el accidente, los dos aviadores resultaron politraumatizados graves por lo que fueron trasladados vía aérea al Hospital Policial.

Al arribar al centro asistencial contaban con "múltiples lesiones", señaló la Fuerza Aérea en un comunicado. "Se encontraban en coma e inconscientes", dijo el médicos Álvaro Tondo, director de Cuidados Críticos del Hospital Policial.

Cuatro horas después del accidente, De Rebolledo, de 33 años y padre desde hace pocos meses, y Correa, de 24, fallecieron.

Radiografía de la crisis en las Fuerzas Armadas.

Armada Nacional.

La situación es "crítica" según el almirante Leonardo Alonso, comandante en jefe. La flota tiene una antigüedad promedio de 48 años. Sus buques están en condición "fuera de servicio o recuperados para operar parcialmente con cosas elementales y esenciales", dijo Alonso en la comisión de Defensa. De los dos aviones de patrulla marítima (Aviación Naval) hay uno en servicio. Desde hace un buen tiempo, la Armada, como lo tuvo en su momento y como debería tenerlo, no cuenta con helicóptero para sacar a una persona del agua. La antigüedad de las aeronaves oscilan entre 30 y 37 años.

Fuerza Aérea.

De los 81 aviones que hay hoy en la FAU, apenas el 39,02% está operativo. La FAU vende un apartamento que tiene en Buenos Aires y con ese dinero comprará repuestos. La última incorporación de aeronaves fueron los C212 Aviocar, a Portugal. Esos aviones fueron discontinuados y por eso Portugal los ofreció a un precio muy bajo. El jefe de la Fuerza, Alberto Zanelli, admitió que "hemos experimentado una pérdida de motivación del personal, dada básicamente por un constante golpe al prestigio de la profesión y por el hecho de que, al ir bajando los salarios, la profesión se vuelve no atrayente para reclutar gente nueva".

Ejército Nacional.

Frente a las otras fuerzas, muestra una situación levemente mejor. Ha incorporado fusiles Steyr, de los mejores del mundo, cinco radares terrestres con un alcance de 40 kilómetros, equipamiento individual como cascos, chalecos, visores nocturnos, maquinaria de ingenieros para el Congo, algo que exigía la ONU. Con eso "el Ejército puede ir cumpliendo con nuestra misión de la mejor manera posible", dijo su comandante, general Guido Manini Ríos. En el Ejército el 81% es para sueldos, el 5% para inversión —lo que da solo para comprar munición de las armas portátiles— y el 14% para funcionamiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)