MISTERIO DEL CEMENTERIO DE SALTO

Fantasma de niño llega a la justicia

Familia exige US$ 900.000 por difusión de imagen e historia personal sin consentimiento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Esta es la foto original. Foto: Gentileza estudiantes Liceo 2

La familia de un niño fallecido en la ciudad de Salto en el año 1972 resolvió iniciar un reclamó por US$ 900.000 contra el conductor televisivo y escritor Guillermo Lockarth, el Canal 12 y el profesor de Historia José Buslón.

El docente fue quien, a fines de abril de 2016, llevó a sus alumnos del liceo a una "cacería" de símbolos al cementerio de Salto. En esa oportunidad una de sus alumnas fotografió un panteón centenario.

Al bajar la imagen en una computadora, la estudiante detectó la presencia de lo que parece ser un niño parado detrás de la puerta de cristal del monumento funerario.

Aquella imagen se difundió largamente y generó controversias públicas. En esos días, Lockarth y su equipo desembarcaron en Salto para investigar la historia tal como lo hacen habitualmente para hacer programas de televisión y libros.

Durante el mes de junio, una docente retirada le contó a Buslón que la imagen le hacía acordar a un niño amigo de su hijo que falleció en un accidente de tránsito en el año 1972, según dijo el docente a El País.

"Ella nos cuenta que vio su rostro en una fotografía que estaba en una jardinera de ese panteón durante una visita que realizó al cementerio en el año 1996. Consultó a los dueños del panteón si era familiar y le dijeron que no. Luego el sepulturero le dijo que ese año habían dejado de enterrar en tierra y que empezaron por los cuerpos chicos a los que comenzaron a llevar a panteones y que por eso estaba ahí", narró Buslón.

A su vez, el hijo de la docente aseguró que la imagen que se veía en la fotografía tomada por la alumna liceal era muy parecida a la de su amigo fallecido.

A partir de los datos aportados por la docente y su hijo, Buslón y sus alumnos siguieron buscando pistas. Fueron a los diarios locales y comprobaron que el siniestro de tránsito había ocurrido tal como había narrado a la profesora.

Imagen de niño se aprecia detrás de los cristales. Foto: Gentileza estudiantes Liceo 2
Imagen de niño se aprecia detrás de los cristales. Foto: Gentileza estudiantes Liceo 2

Con nombre.

La investigación ya tenía un nombre y eso les permitía avanzar bastante. Con esa información se presentaron ante los registros de la Intendencia de Salto donde obtuvieron la partida de nacimiento del niño. Allí estaba toda la información de su familia. Con esos datos volvieron al cementerio y allí confirmaron que el cuerpo del niño había estado enterrado en el panteón fotografiado pero que había sido trasladado a otro sitio.

Posteriormente, se enteraron que la familia del niño había llegado desde la campaña y que había estado viviendo durante un tiempo en un hotel. Allí se enteraron que había un familiar del niño en Salto.

Hablaron con las hermanas del niño, nacidas después de su fallecimiento, y las pusieron al tanto de la investigación. Tiempo después, se reunieron en Montevideo con Lockarth y el docente. En octubre, el libro de Voces Anónimas fue presentado en la Feria del Libro.

Buslón contó a El País que en una de las entrevistas que concedió a la televisión recibió una nota de la familia del niño diciendo que se estaba vulnerando su intimidad. "Le respondimos que no, pero que estábamos dispuestos a modificar algunas cuestiones del relato. Luego llega un telegrama donde se nos pide que no habláramos más de él. Les dijimos que podríamos mencionarlo con otro nombre pero como fue una investigación ya no podíamos dejar de hablar", explicó.

Demanda.

El 8 de febrero pasado, el profesor Buslón recibió una citación para una audiencia de conciliación con los familiares del niño fallecido en 1972. Según dice la demanda, la citación "corresponde al cobro de pesos emergentes de responsabilidad extracontractual por difusión de imágenes, historia personal y privacidad de los comparecientes por difusión de hechos sin autorización".

El texto indica que "la suma reclamada no incluye posteriores reclamos por derechos de autor e imagen".

Con el objetivo de saber los objetivos de la demanda y la situación de la familia El País habló con una de las hermanas del niño. La mujer dijo que no haría declaraciones por consejo de su abogado.

Guillermo Lockarth no quiso hacer comentarios al respecto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)