PERSPECTIVAS SOMBRÍAS

Fanapel pide retirar papel para pagar los despidos

Quiere vender 2.800 toneladas que tiene en la fábrica para cobrar el 70% de las obligaciones con los obreros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
700 habitantes de Juan Lacaze salen a trabajar cada día a otras localidades. Foto: F. Ponzetto

Fanapel intenta llegar a un acuerdo con su sindicato para que este le permita retirar de la planta cerrada 2.800 toneladas de papel y diversas materias primas que ya tiene vendidas para con el producido pagar aproximadamente el 70% de los créditos laborales que deben cobrar sus trabajadores.

Aunque las tratativas están bien encaminadas aún no se llegó a un acuerdo. Esta semana el abogado del Pit-Cnt que asesora al gremio se llevó para analizar la propuesta de la empresa, explicó a El País el dirigente sindical Alberto Grimoldi.

El sindicato le planteó a la empresa que pague los despidos en tres cuotas durante abril, mayo y junio, y que el grueso de los pagos (tres cuartas partes del total) se abone en julio. Se calcula que cada trabajador percibirá unos US$ 10.000 en total y que el monto a abonar por la empresa sumará unos US$ 3 millones. Pero para que eso sea posible la empresa planteó que tiene que poder retirar la mercadería, que el sindicato pretendía originalmente que fuese la garantía del cobro. A su vez, el sindicato pretende que los 300 trabajadores que se desempeñaban directa o indirectamente en Fanapel perciban seguro de paro hasta mayo de 2018. El cobro del subsidio estaría sujeto a que los obreros realicen cursos de capacitación, dijo Grimoldi.

Más allá de estas negociaciones, el panorama laboral en Juan Lacaze no aparece claro. Si bien el sindicato se reunió el jueves con el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, y el director de Planeamiento, Álvaro García, Grimoldi señaló que los funcionarios del gobierno fueron a la localidad coloniense con la idea de que se le presentaran proyectos productivos concretos por parte de los trabajadores, algo que, según el sindicalista, estos no están en condiciones de hacer en esta etapa.

Grimoldi dijo que las trabajadoras de Fanapel están procurando conseguir empleo en el sector de la enfermería y que las posibilidades para los hombres pasan por la hotelería y el sector gastronómico en la ciudad de Colonia (aunque los salarios que percibirían son bastante más bajos que los que cobraban en la fábrica), o en los frigoríficos de las ciudades de Rosario y Tararias. Muchos lacacinos trabajan en la fábrica de Montes del Plata en Conchillas pero no parece que esta empresa pueda contratar más personal. Juan Lacaze es una localidad de unos 13.000 habitantes, de la que cada día salen a otros puntos de Colonia a trabajar unas 700 personas. Algunos lacacinos trabajan en la planta de UPM en Fray Bentos donde permanecen de lunes a viernes.

El puerto de Juan Lacaze hace años que no tiene movimiento. Entre Juan Lacaze y la costa argentina hace años un buque trasladaba periódicamente camiones. La existencia del gasoducto "Cruz del Sur" que trae gas natural de Argentina a Uruguay impediría hoy una navegación entre Buenos Aires y Juan Lacaze, aunque sí podría retomarse entre la localidad coloniense y otros puntos de la costa argentina.

En cuanto al parque industrial de Juan Lacaze, que funciona en las instalaciones de la extextil Campomar, funcionan allí algunos emprendimientos metalúrgicos, pero en condiciones no muy formales. En este contexto la principal fuente de trabajo que queda en Juan Lacaze es la láctea "Granja Pocha", que por ahora está en buena situación y que produce leches, quesos y dulces, empleando a algo más de 50 personas.

Juan Lacaze es la única alcaldía que controla el Frente Amplio en Colonia y su alcalde, Darío Brugman, pidió a la fuerza oficialista que no olvide a esta localidad, de 13.000 habitantes y que ha tenido un perfil históricamente industrial.

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, comentó que el sindicato mostró "madurez" al asumir que la situación de Fanapel "no es reversible".

El puerto está parado y requiere inversiones.

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, opinó que una posible salida para Juan Lacaze es reactivar su puerto para que pueda recibir carga desde Argentina, pero advirtió que se requieren inversiones de la Administración Nacional de Puertos. Sin inversión en el puerto es también difícil que se pueda reactivar el parque industrial de la localidad. Mieres estuvo ayer con el sindicato de Fanapel y con el centro comercial de la localidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)