ESTADO DE CENTROS PENITENCIARIOS

Familias de presos cuestionan "dignidad humana" en la cárcel

Afirman que las condiciones sanitarias son deficitarias y que “impactan”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Más de 1.000 personas por semana visitan a sus familiares en la cárcel. Foto: El País

Familiares de presos que se encuentran recluidos en los módulos 8, 10 y 11 del Comcar denuncian las condiciones higiénicas deplorables del centro penitenciario, el hacinamiento y el miedo que perciben cuando concurren a los días de visitas.

Las declaraciones de los familiares se desprenden del segundo informe que llevó a cabo el comisionado parlamentario para el sistema penitenciario, Juan Miguel Petit. El País, en su edición del pasado 2 de julio publicó parte del documento al que tuvo acceso, donde también se asegura que desde enero a la fecha hubo 55 incidentes con heridos de arma blanca, que dejaron un total de 5 muertos en los módulos 8, 10 y 11 del Comcar.

Según los familiares que asisten a los módulos anteriormente mencionados, "el estado de la higiene impacta, (...) lo poco que se ve para afuera (desde las salas de visitas) es un basural con ratas, el salón de visita está desprovisto de algún banco para sentarse, alguna mesa para apoyar algo, nos sentamos en el suelo y al baño no podemos ir, porque es alto, no hay cisterna y su falta de higiene es total".

Las familias de los internos también denunciaron ante Petit que los presos "no salen en ningún otro momento que en el horario de la visita. ¿Estos son derechos humanos?, no ven la luz, no caminan, no hacen deporte, la higiene es en lugares precarios y la atención sanitaria no se logra".

Si bien para el comisionado parlamentario no se trata de un tema nuevo, las denuncias de los familiares también formaron parte de su informe que fue entregado a las autoridades del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

El grupo de familiares allegados a las personas privadas de libertad, han comenzado a reunirse con Petit cada 15 días con el fin de trabajar en las problemáticas que se están planteando en el sistema penitenciario.

"Vivimos en la impotencia de que nuestros familiares parecen no tener derecho a la vida; la alimentación depende de la familia, si se llevan las cosas ordenadas, prolijas, en la revisación son tiradas de cualquier manera en las bandejas de scanner, (...) nuestros familiares han cometido delitos, pero la dignidad humana debe ser un derecho a sostener para pensar en la reinserción social, y no salir con rabia ante la impotencia de un sistema indiferente a la dignidad humana", concluye el texto de una carta que se encuentra en el informe de Petit.

Propuesta.

Los familiares de los presos han propuesto entre otras cosas, que "el antiguo sistema de ingreso de comestibles —fuente de constante fricción—sea sustituido por un almacén general en el establecimiento donde se pueda dejar el dinero a cuenta del interno y que el mismo elija los bienes (yerba, azúcar, alimentos, bebidas, cigarros) que necesita. Mecanismos de este tipo ya existen en otros centros, no entendiéndose porqué no se implementa aquí".

En este sentido, Juan Miguel Petit propone en su informe que el centro penitenciario cuente "con un almacén general para compras de las familias destinadas a los internos, difundiendo con impresos y cartelería las reglas de la visita, ordenando el ingreso e impidiendo el mercado negro de reserva de lugares y alquiler de ropa", así como facilitar "el traslado de bultos de los familiares con carritos de supermercado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)