gripe

Falta de apoyo médico explica baja vacunación en niños

A este ritmo habrá niños y embarazadas sin inmunizarse.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La vacuna demora unas dos semanas en hacer reacción. Foto: Marcelo Bonjour

Una de cada 10 embarazadas, y uno de cada 10 niños menores de 4 años, se ha vacunado contra la gripe en tres semanas que lleva la campaña de inmunización. Las 22.683 dosis dadas en estos dos grupos de riesgo están “por debajo de lo deseable” y la baja demanda preocupa a las autoridades.

Si bien el ritmo de vacunación global es apenas menor al récord del año pasado (253.435 contra 216.517), de mantenerse la tendencia quedará buena parte de la población de riesgo sin vacunarse. En poco más de un mes se habrán acabado la dosis y, de no revertirse la situación, solo una tercera parte de los niños y mujeres embarazadas se habrá inoculado.

La baja participación se atribuye a que “no hay una recomendación firme por parte de los médicos que atienden a estas poblaciones específicas”, dijo Gabriel Peluffo, subdirector del hospital pediátrico del Pereira Rossell.
Según Peluffo, “los médicos deben tener una postura, como ante cualquier acto médico, y de estar en contra de la recomendación de vacunarse deben justificar con argumentos durante la consulta”.

El subdirector del hospital pediátrico explicó que desde hace una década está comprobada la seguridad y eficacia de esta vacuna contra la influenza y que, más que prevenir una simple gripe, sirve para evitar males mayores ocasionados por el virus.

Al respecto, dijo que “hay información suficiente” y que constantemente “hay una actualización científica”.

Las autoridades del Ministerio de Salud esperan que el comienzo de las bajas temperatura incremente el deseo de vacunarse, aunque advierten que el tiempo ventana hasta que la dosis haga su efecto puede demorar dos semanas.

El factor meteorológico puede incidir en una población que, dijeron, fue perdiendo la percepción de riesgo. “Las vacunas han hecho que mucha gente se olvidara de la existencia del tétano, el sarampión, el polio o la meningitis, pero la disminución de esos contagios se debió a la vacunación”, resumió Peluffo.

El médico concluyó: “Para el profesional es más cómodo indicar solo las vacunas obligatorias del carnet, porque no entran en discusión, pero hay que tomar postura y orientar a la población”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)