DURAZNO

Dos fallecidos por intoxicación con brasas de estufa

Tragedia cerca de Sarandí del Yi. Fueron hallados en su cama.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Finalmente se comprobó que fue un accidente. Foto: Marcelo Bonjour

Un matrimonio compuesto por un hombre de 65 años y una mujer de 68 murió por inhalación de monóxido de carbono en una vivienda de Chacras del Yi, un paraje ubicado a 10 kilómetros de la ciudad de Sarandí del Yi, en Durazno.

Según la pericia, los dueños de casa llevaron un brasero encendido para calefaccionar la habitación, se acostaron y fallecieron por los gases emanados de las brasas.

La hija del matrimonio llamó por teléfono en reiteradas ocasiones y al no recibir respuesta se apersonó al lugar en la medianoche del viernes, encontrándose con la terrible escena. En el dormitorio "había rastros de que habían quitado brasa de la estufa del comedor. La ubicaron en un brasero, en un cuarto de dos por dos, totalmente cerrado, un día gélido. Pobre gente", comentó el forense del caso, Eduardo Orrico.

El facultativo explicó que "la combustión incompleta de las brasas desprende un gas, el monóxido de carbono, que es venenoso, y entonces la muerte se produce por envenenamiento".

Los fallecidos son Juan Carlos Montano y Aidé Guglielmelli, quienes fueron encontrados sin vida acostados sobre la cama.

El caso fue investigado por efectivos de la Comisaría 14ª, Policía Científica y la Justicia sarandiyense.

Hipótesis descartada.

En un principio, cuando se hallaron los cuerpos, se pensó que podía tratarse de la escena de un crimen o de una autoeliminación. Pero finalmente la pericia forense descartó plenamente estas hipótesis.

"Cuando nos encontramos con el suceso hay dos personas fallecidas en el dormitorio en posición de descanso. Si suponemos una muerte de causas naturales podríamos pensar si hay un cadáver solo, sí, pero ya dos cadáveres, de mediana edad, sin antecedentes médicos importantes, da para pensar en que hay algo más", apreció el médico.

"Ahí tenemos un montón de hipótesis, puede ser un homicidio, seguido de suicidio, puede ser un homicidio por terceros, puede ser un suicidio de ambos; a la Justicia lo que le interesa es descartar lo que sea judicialmente o jurídicamente relevante", relató el forense al ser entrevistado por Canal 10.

"Haciendo una inspección en el lugar, vimos que había orden, que no había elementos de lucha o de arrastre de cuerpos; el desorden que genera una persona que entra a robar y busca desesperadamente valores, es distinto por ejemplo al desorden circunstancial de la persona que tiene hábitos desordenados de vida", manifestó Orrico.

Finalmente, se constató que la pareja murió intentando simplemente calefaccionar el pequeño cuarto en el que se encontraba descansando, en uno de los días más fríos de lo que va del invierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)