NUEVA CRISIS DEL BLOQUE

El factor Venezuela paraliza al Mercosur

Expertos aconsejan entregar la presidencia para evitar una parálisis mayor del bloque.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Brasil y Paraguay no vienen a la reunión de ministros. Foto: D. Borrelli

La incertidumbre respecto a si Uruguay traspasará la presidencia del Mercosur a Venezuela persiste y lleva al bloque a una virtual parálisis, que hace que esté en duda la realización de la reunión del Consejo Mercado Común del bloque convocada originalmente para este sábado 30 en Montevideo. Que se realice la reunión es dudoso porque Paraguay y Brasil no vendrán, algo que reconoció ayer el canciller Rodolfo Nin Novoa. Como consecuencia de lo anterior, la Cancillería canceló un encuentro con representantes de los partidos políticos que se iba a realizar hoy martes para informarles de la situación planteada. Aunque el correo electrónico que informó de la cancelación no daba las razones, todo indica que el estancamiento planteado en la situación hizo que la Cancillería sintiera que no tenía elementos novedosos para aportar a la oposición. La reunión quizás se realice la próxima semana.

Paraguay y Brasil mantienen su oposición a que Venezuela asuma la presidencia temporaria del Mercosur porque entienden que no brinda las garantías que debe dar una democracia plena. Uruguay entiende que se debe cumplir con lo jurídico y traspasar la presidencia y Argentina parece estar en una posición intermedia: el presidente Mauricio Macri se muestra severo con su colega venezolano Nicolás Maduro, en tanto su canciller Susana Malcorra parece mostrarse no tan dura con el gobierno del país caribeño.

El canciller Nin Novoa dijo el jueves pasado en la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado que, si tenía información nueva, mañana se iba a realizar una reunión con los referentes partidarios en temas de política exterior "para intercambiar opiniones".

Traspasar igual.

Con un panorama de estancamiento así, hay expertos que consideran que Uruguay y el Mercosur debería actuar en forma pragmática y en cualquier caso traspasar la presidencia a Venezuela para evitar que siga la parálisis del bloque.

Marcos Soto, de la consultora PricewaterhouseCoopers, consideró que es "correcta la postura de la Cancillería uruguaya porque debe primar lo jurídico, y lo escrito, escrito está". "No es un tema sencillo, no se debe cortar el diálogo porque hay que salir de la parálisis que no nos sirve ni a nosotros ni a Venezuela. El proceso de integración está parado", sostuvo.

Para Soto, con la postergación del traspaso de la presidencia "se ha creado una bola de nieve por algo que quizás no lo valga" y pidió recordar que "toda ambigüedad nos genera incertidumbre que no le gusta a nadie y deteriora de manera extraordinaria la imagen del bloque, incluso más que lo que la deterioraría el traspaso a Venezuela". "Igual la presidencia del Mercosur puede hacer poco sin apoyo, su discrecionalidad es muy relativa", explicó.

Ignacio Bartesaghi, director del Departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica, dijo a El País que "el papelón ya es importante y puede ser aún mayor si Venezuela reclama la presidencia en un mecanismo de solución de controversias; seamos pragmáticos y que no se exagere el papel de la presidencia que no es muy relevante", señaló. "Sería importante si la agenda interna no estuviese estancada como está. Brasil y Paraguay no se preocupan de la imagen del bloque sino de no legitimar un gobierno (el de Venezuela) que consideran ilegítimo. Pero no se legitimaría algo que no se haya legimitado ya cuando Venezuela ejerció la presidencia de la Unasur", consideró Bartesaghi.

"Conversaciones con la UE, lo más importante".

Para Ignacio Bartesaghi, docente de la Universidad Católica, las conversaciones con la Unión Europea (UE) son lo más importante que le ha pasado al Mercosur últimamente. También es relevante la posibilidad de ampliar un acuerdo con India.

Bartesaghi cree que los países que lideran la UE querrán relanzar la imagen del bloque, tras la decisión del Reino Unido de retirarse, y quizás le den impulso a las conversaciones con el Mercosur. Bartesaghi destacó las declaraciones del canciller británico, Boris Johnson, en el sentido de que su país buscará acuerdos comerciales. El Mercosur debería aprovechar esa voluntad, opinó. El comercio de Uruguay con el Reino Unido, (hoy se exportan allí US$ 65 millones al año) tiene margen para crecer, señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)