Al canciller Nin Novoa le llueven cuestionamientos por “giro” de políticas

El FA pone a cuatro ministros de Vázquez bajo "fuego amigo"

En una situación inusual, cuatro ministros del presidente Tabaré Vázquez están bajo la mira del oficialismo. Rodolfo Nin Novoa (Relaciones Exteriores), Tabaré Aguerre (Ganadería), María Julia Muñoz (Educación) y Eleuterio Fernández Huidobro (Defensa), todos fueron cuestionados por diferentes motivos a la interna del Frente Amplio y hasta se los llamó para que explicaran algunas de sus declaraciones y decisiones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País.

Nin Novoa, junto a Fernández Huidobro, son los que más reciben ese "fuego amigo". El canciller empezó a ser cuestionado hasta antes de asumir, por ejemplo de parte de la senadora Lucía Topolansky (MPP), quien manifestó su sorpresa con la designación. "Si me hubieran dicho que iba para Ganadería, Agricultura y Pesca me cerraba perfecto, pero para Relaciones Exteriores no me cerró", enfatizó.

A ocho meses de iniciado el gobierno, no solo a Topolansky no le "cierra" la gestión que hace Nin Novoa al frente de la Cancillería. Casi se puede decir que recibe más críticas que apoyo y cada declaración que hace dispara una nueva polémica. En la lista de controversias con el Frente están: la designación de Luis Hierro López como embajador en Perú, el anuncio de la participación de Uruguay en una alianza de combate al Estado Islámico, la posición favorable a la participación de las negociaciones para la firma del TISA y la comparación del gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro con la dictadura militar.

En estos asuntos, Nin Novoa logró unir a la mayoría de los sectores de la coalición en su contra y tan solo se quedó con el respaldo de su grupo político, el Frente Líber Seregni (Asamblea Uruguay, Nuevo Espacio y Alianza Progresista). En la izquierda nadie se esfuerza por disimular las diferencias con el canciller, a tal punto de que el diputado Víctor Semproni (Congreso Frenteamplista) pidió llamarlo a sala para que explique los alcances de una posible alianza con Estados Unidos para combatir a los yihadistas.

El giro que le imprimió Nin Novoa a la política exterior lo hizo ganar respaldo de la oposición, pero lo alejó más aún de sus compañeros de la coalición. Para el diputado socialista Roberto Chiazzaro, el canciller "se aparta del programa de gobierno" cuando habla de la posibilidad de que Uruguay se incorpore al Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP). "De acuerdo a nuestro programa el punto de referencia es la región, el Mercosur, y en ningún momento el canciller habla de pedir una autorización al bloque", subrayó.

También el presidente de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente (Carifa) José Bayardi admitió en entrevista con El País que Nin Novoa "equivocó su discurso" en ciertas ocasiones, por ejemplo al comparar al gobierno chavista con la dictadura militar (Ver nota aparte).

Otro ministro que cosecha más antipatías que simpatías es Fernández Huidobro, quien tildó enfermitos", "mentirosos" e "intoxicantes" a las organizaciones de familiares de detenidos desaparecidos. Sectores como Casa Grande (de Constanza Moreira), la Vertiente Artiguista y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), sumado a las bases reclamaron su destitución del cargo, cosa que nunca se concretó. La presión a Vázquez fue de tal magnitud que la Mesa Política sacó una declaración donde dejó en claro que no se sentía representada por el titular de Defensa.

No menos polémica, la ministra de Educación es últimamente blanco de críticas de parte de los astoristas. "Totalmente innecesarias" y una "provocación" se consideraron sus declaraciones sobre el exsubsecretario Fernando Filgueira (Partido Socialista) y el director Juan Pedro Mir (Asamblea Uruguay). "El país no pierde nada con las renuncias", afirmó Muñoz con respecto a la salida de Filgueira y Mir, dos puntales de la reforma del ADN de la educación que se pretendía realizar por parte de Vázquez. "Con la salida de Filgueira y Mir el país no pierde nada... subordinados descartables", le contestó en tono irónico el operador del Frente Líber Seregni, Esteban Valenti.

No solo por su estilo confrontativo para realizar declaraciones es que Muñoz choca a la interna del Frente Amplio. La decisión de declarar la esencialidad de la educación y desalojar el Codicen fue condenada por casi todos los sectores que integran la coalición y en especial por los comunistas y el MPP.

Con un perfil bastante más bajo, el ministro Aguerre (frentemplista independiente) también recibió un tirón de orejas en la última reunión de la Mesa Política realizada el pasado viernes 6. Las bases y el Partido Obrero Revolucionario (POR) fueron los encargados de marcar sus discrepancias con Aguerre, por no haber aceptado la invitación para asistir a la Mesa Política a informar sobre la política pesquera y la situación de Fripur.

Lo cierto es que hay sectores, que como el MPP, se opusieron desde un inicio a la integración del gabinete de Vázquez, por no haber sido consultados previamente. Salvo en el caso de Nin Novoa, los demás ministros no tienen un sector político que los respalde. Muñoz y Aguerre son frenteamplistas independientes y Fernández Huidobro, pertenece a la Corriente de Acción y Pensamiento -Libertad (CAP-L), grupo que en las últimas elecciones se vio disminuido a una existencia casi testimonial.

Las controversias entre el FA y estos cuatro ministros será tema de conversación en la reunión que se piensa tener con Vázquez al regreso de su gira. Estos desencuentros hablan por sí mismos de los problemas entre el Ejecutivo y su fuerza política. Para intentar superar las diferencias, la coalición ya trabaja en la convocatoria de una Agrupación Nacional de Gobierno que será presidida por el vice Raúl Sendic.

Posible TLC con Japón ya genera resistencias

Durante su visita a Tokio, el presidente

Tabaré Vázquez anunció la posibilidad de explorar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Japón, ya sea en conjunto con el Mercosur o de forma bilateral.

En el Frente Amplio esto ya genera dudas. El diputado socialista Roberto Chiazzaro se pregunta qué tipo de acuerdo se hará con Japón y si el mismo incluye aspectos relacionados con la propiedad intelectual.

"Ahora tenemos un tratado bilateral de inversiones con Japón y lo estamos estudiando en el Parlamento", comentó. Las soluciones de controversias a través del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), tampoco convencen al legislador.

"Con respecto a un posible TLC con Japón, pienso que primero hay que definir si se negocia con todo el Mercosur, si se pide una flexibilidad o si se concreta por fuera. Y después es importante el tema de los contenidos, si se negocian compras públicas me parece que no es beneficioso para el país", afirmó Chiazzaro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)