EL DEBATE POR AJUSTE FISCAL

En FA plantean uso de reservas para fomentar obras públicas

El MPP, PCU y la lista 711 piden creación de tres nuevas franjas del IRPF.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El equipo liderado por Astori terminó ayer las reuniones con sectores del frente. Foto: M. Bonjour

En búsqueda de alternativas a la suba del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a partir de los $ 33.400, un grupo de sectores del Frente Amplio trabaja sobre la base de crear tres nuevas franjas para gravar a los salarios más altos y el uso de las reservas internacionales para promover la obra pública.

El Movimiento de Participación Popular (MPP), la lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic, el Partido Comunista y Casa Grande coordinan políticas alternativas al aumento del IRPF. Una de las opciones que manejan es la creación de tres nuevas franjas en el tramo comprendido entre los $ 50.000 y 167.000. La primera podría ser entre 60.000 y 100.000 y la segunda de entre $ 100.000 y $ 160.000, informaron a El País fuentes de la coalición de izquierda.

Además se maneja la creación de un fondo especial de inversión para fomentar la obra pública y generar empleo. Para esto se propone usar US$ 500 millones de las reservas que tienen libre disponibilidad. En los primeros tres años, por como está armado el sistema de Proyectos de Participación Público Privada (PPP), el nivel de riesgo lo corre casi el 100% el inversor privado. Por lo que se busca hacer un fondo común con las AFAP y la Corporación Andina de Fomento (CAF).

Otra posibilidad que se maneja implica un mayor gravamen al capital por medio del cobro de más Impuesto al Patrimonio y el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas.

Ayer el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, dijo al programa En Perspectiva de radio Oriental que "la recaudación del Impuesto al Patrimonio es marginal en el esquema de trabajo".

El equipo económico se reunió ayer con el MPP, Casa Grande (sector liderado por la senadora Constanza Moreira) y la Liga Federal que encabeza el diputado Darío Pérez, quien planteó excluir de la suba del IRPF a los que ganan menos de $ 60.000. Como alternativa para obtener más ingresos pidió revisar las ganancias por el juego y bajar los premios que se otorgan a los ganadores en carreras de caballos. "La Dirección General de Casinos da US$ 15 millones de premios a los caballos ganadores, creo que hay que reducir esto", afirmó el legislador. Además se planteó el cobro de una tasa de circulación a camiones extranjeros que pasan la frontera; la iniciativa ya había sido planteada un tiempo atrás por el sindicato de Aduanas, comentó el diputado.

Gastos diferidos.

Además de la preocupación por la suba del IRPF en los salarios más bajos, sectores como el MPP, la lista 711, Casa Grande y el Partido Comunista están inquietos por las partidas presupuestales que se difieren hasta el 2018.

El gobierno plantea postergar de 2017 a 2018 gastos por $ 2.964 millones, de los cuales $ 793 millones corresponden a la Administración Nacional de la Educación Pública, $ 544 millones a la Universidad de la República, $ 350 millones a ASSE y $ 200 millones al INAU. Los organismos son los que deben definir qué programas son los que se verán afectados por las postergaciones presupuestales.

También se postergarán créditos por un total de $ 440 millones que iban a ir al Hospital de Clínicas, a la infraestructura del área metropolitana, al dragado del río Uruguay, al Instituto Nacional de Meteorología, a la Universidad Tecnológica y a la Fiscalía General de la Nación. Todo esto implica la postergación de aproximadamente el 12% de los gastos para el 2017.

Protesta: "Cacerolas de terciopelo", según Agazzi.

La Mesa Política del Frente Amplio analizó ayer el paquete de medidas de ajuste que presentó el pasado lunes 23 el ministro de Economía, Danilo Astori. En sus intervenciones, algunos cuestionaron el caceroleo en protesta por estas medidas que se escuchó en Pocitos y Punta Carretas. El senador Ernesto Agazzi (MPP) dijo, por ejemplo, que lo que se escuchó en esos barrios fueron "cacerolas de terciopelo". El diputado Felipe Carballo (lista 711) dijo a El País que si bien todo el mundo tiene derecho a decir lo que piensa, el ajuste propuesto "no es un tarifazo como el de Argentina".

"Los que están en contra de esta definición que planteó el gobierno de que pague más el que tiene más van a tener que hacer unos cuantos caceroleos porque esa es la política", acotó el diputado Carballo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)