OTRA VEZ EL DEBATE IMPOSITIVO

En el FA plantean más impuestos y retirar beneficios a inversiones

El diputado comunista Andrade dijo que Vázquez ya hizo otras subas de impuestos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Ejecutivo debe ajustar a la baja las proyecciones de crecimiento económico. Foto: F. Ponzetto

En el marco de un crecimiento económico menor al esperado y ante la necesidad de cumplir con las obligaciones ya pactadas presupuestalmente, en el Frente Amplio hay grupos que vuelven a insistir con la receta de incrementar la carga impositiva a los sectores de mayor ingreso, o quitar las exoneraciones tributarias previstas en la ley de inversiones.

El tema fue puesto arriba de la mesa por el diputado comunista Óscar Andrade ayer en el programa A Diario de El País TV. Si bien el presidente Tabaré Vázquez aseguró en campaña electoral que no aumentaría la carga impositiva, Andrade justificó esa posibilidad por un "escenario económico diferente".

"Cuando Tabaré Vázquez sostuvo que no iba a aumentar impuestos era un escenario distinto, Brasil pensaba caer un 0,3% del PIB y cayó tres puntos. Cuando Brasil y Argentina tuvieron recesión, Uruguay los acompañó. Estos dos años Uruguay escapó a gatas", explicó el diputado.

De hecho, Andrade dijo que ya hubo aumentos de impuestos en lo que va de este gobierno de Vázquez y citó como ejemplo el Impuesto al Patrimonio, la eliminación de una exoneración a la Contribución Inmobiliaria Rural y la modificación del criterio de liquidación del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), lo que según el diputado permitió una recaudación de US$ 100 millones anuales. "Yo lo que digo es que precisamos tener más margen fiscal", insistió.

Además, el diputado propuso la modificación de los aportes que se realizan para la Caja Militar, que corresponden a US$ 300 millones al año, y utilizar ese dinero en otros objetivos presupuestales. En tanto, planteó la posibilidad de revisar exoneraciones tributarias porque "algunas son importantes y otras no tanto".

De cara a la próxima Rendición de Cuentas, Andrade dijo que "en algunas áreas el gobierno se va a tener que gastar más". Como ejemplo citó el hecho de que aumentarán los seguros de desempleo producto del mayor deterioro económico y por lo tanto habrá más gente con necesidades sociales. "No es un problema que de golpe se te antojó ser derrochador, sino que vas a tener demandas sociales importantes", acotó.

Por su parte, el diputado socialista Gonzalo Civila dijo ayer a El País que la posibilidad de aumentar la carga tributaria es un tema que se trabajará de cara a la Rendición de Cuentas, pero del año 2017. "El Congreso del Partido Socialista tuvo una definición de avanzar hacia una reforma tributaria de segunda generación que siga desarrollando la perspectiva de gravar más al capital y bajo el principio de que pague más el que tiene más", señaló.

De todos modos, el legislador consideró que en el actual contexto económico "hay que mirar cada sector de actividad" y los efectos de las medidas. "En este momento concreto no estamos haciendo propuestas de cambios tributarios, pero somos conscientes de que en el 2017 se dará una discusión sobre el financiamiento de las políticas", sostuvo Civila.

"Tenemos una definición general de que deberíamos avanzar hacia una reforma tributaria de segunda generación, pero no tenemos una definición particular de cómo y cuándo hacerlo. Lo tenemos que discutir de cara al 2017", precisó.

Dentro de los temas a evaluar a futuro están también las exenciones tributarias que se otorgan mediante la ley de inversiones. Sin embargo, en la actualidad la prioridad para los socialistas pasa por el aumento de los salarios mínimos y la contención de la inflación mediante los "precios regulados".

El diputado José Querejeta (lista 711) señaló que el Presupuesto "fue optimista", porque se proyectaba un crecimiento de 2,5% y al final se concretó el 1% y esto nos trae un problema de recursos, sumado al daño que sufrió la producción nacional por las inundaciones".

Querejeta pidió información al Ministerio de Economía sobre las exoneraciones que se hacen a las inversiones para "estudiar una serie de propuestas y ver de dónde tener ahorros, pero en el marco de una discusión primero a la interna".

"Nosotros lo que preguntamos es dónde se ubican estas inversiones que reciben exoneraciones y si generan empleo. Lo que queremos es analizar más finamente, porque los uruguayos resignamos un promedio de US$ 250 millones por año", señaló.

Consultado sobre la posibilidad de incrementar impuestos, indicó que aunque puede tener diferencias "se debe respetar lo planteado por el presidente Vázquez", quien aseguró en la campaña electoral que no se aumentará la carga impositiva.

"Ese es un chaleco que nos pusimos como Frente Amplio", admitió.

En tanto, el senador Marcos Otheguy, de la Lista 711, opinó la semana pasada que los US$ 50 millones anuales que se devuelven por Fonasa podrían ser utilizados para asistir a los más vulnerables. Sin embargo, esto ya fue descartado por el vicepresidente Raúl Sendic.

Por su parte, la diputada Lilián Galán (MPP) dijo a El País que por ahora su sector no está analizando medidas de corte tributario de cara a la próxima Rendición de Cuentas. "No estamos analizando nada y por ahora no voy a hacer declaraciones al respecto", subrayó.

En otras oportunidades, el sector del presidente José Mu-jica se mostró dispuesto a aumentar la carga impositiva sobre los sectores de mayores ingresos. Tan así es, que en septiembre del año pasado un documento del bloque MPP, PCU y 711 propuso medidas contracíclicas financiables mediante un aumento de la presión tributaria, a través del IRAE, la no devolución de aportes al Fonasa, el uso de parte de las reservas internacionales y la revisión de exoneraciones tributarias en la ley de inversiones.

El Consejo de Ministros definió ayer el cronograma de trabajo para establecer las líneas y bases de la Rendición de Cuentas 2016, según informó el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo. El sábado 14 y lunes 16 de mayo se realizarán las primeras sesiones extraordinarias donde se discutirá el ajuste de las proyecciones económicas para este año y el recorte de gastos.

Roballo aseguró ayer en conferencia de prensa que "los compromisos programáticos del Frente Amplio se van a cumplir y en función de ellos se establecen las normas presupuestales", afirmó.

¿HAY MARGEN PARA MÁS IMPUESTOS?

Andrade: "Necesitamos de un mayor margen fiscal".

Hay que ver si se pueden aplicar medidas de ensanchamiento fiscal, porque con la frazada que hay no es suficiente. De hecho, el año pasado se colocaron más impuestos, se colocó el Impuesto al Patrimonio, se eliminó una exoneración al de Primaria y se modificó la forma de recaudación del IRAE. Bueno, lo que yo digo es puede ser por ahí o por otro lado. El escenario cuando Vázquez planteó que no iban a haber más impuestos era distinto al de ahora", afirmó.

Civila: "Deberíamos avanzar a una reforma tributaria".

El Congreso del Partido Socialista tuvo una definición de avanzar hacia una reforma tributaria de segunda generación que siga desarrollando la perspectiva de gravar más al capital y bajo el principio de que pague más el que tiene más (...) Tenemos una definición general de que deberíamos avanzar hacia una reforma tributaria de segunda generación, pero no tenemos una definición particular de cómo y cuándo hacerlo. Lo tenemos que discutir", precisó.

Marcelo Sibille, de KPMG. "Preservar exoneraciones".

El economista Marcelo Sibille, de la consultora KPMG advirtió que no es una buena idea revisar las exoneraciones tributarias existentes en función de la coyuntura y consideró que deben ser independientes del ciclo económico. "No es una buena señal para el clima de inversión", sostuvo. También advirtió que la presión fiscal en Uruguay ya es muy alta y que sería mucho más útil trabajar en la mejora de la calidad del gasto público, ya que bajarlo será difícil.

LA DISYUNTIVA FISCAL.

Reducción del gasto no es fácil.

El déficit fiscal uruguayo es elevado ya que está en el 3,7% del Producto Interno Bruto. En eso hay consenso entre los economistas. La instancia de la Rendición de Cuentas demostrará si el gobierno va por el camino de una reducción sustancial de gastos para abatirlo. Pero Pablo Moya, de la consultora Oikos, considera que ese es un camino "difícil, costoso y políticamente inviable". A su juicio, "sería una gran señal" y algo deseable abatir en un punto el déficit, unos US$ 500 millones para los actores económicos. "Creo que va a ser el camino que se va a tomar", dice cuando se lo consulta si el gobierno deberá subir los impuestos. Es que "no hay señales claras de bajar el gasto". Moya desaconseja tomar endeudamiento. "El óptimo habría sido ahorrar en otra fase. Tendríamos que habernos preparado porque los ciclos económicos son una ley natural de la vida y se hubiese podido sobrellevar esta situación de otra manera", consideró Moya. A su juicio, la política seguida en materia tarifaria (no se rebajaron los combustibles pese a la baja del petróleo y UTE subió por sobre la inflación) implica que ya hay un ajuste fiscal encubierto en marcha.

Todavía sin alerta en el mercado.

El economista Marcelo Sibille, de KPMG, considera que el mercado "no está alarmado" por el déficit fiscal de Uruguay cuya calificación de riesgo es mejor que la de varios países sudamericanos como Venezuela, Brasil, Argentina y Ecuador. De todas formas, entiende que el nivel de desequilibrio de las cuentas públicas es elevado y no puede extenderse en su actual nivel indefinidamente. "El humor de los mercados se modifica rápidamente. Se puede vivir con un déficit de más de 3% pero no indefinidamente", advirtió. Un empeoramiento de la calificación de la deuda encarecería el costo del financiamiento, explicó. Las dos terceras partes del gasto público no son discrecionales por lo que abatir las erogaciones del Estado no es nada fácil, agregó. Y subir impuestos es recesivo. Sibille no aguarda que la Rendición de Cuentas baje mucho el gasto y espera que al menos mejore su calidad para que rinda más.

Los economistas Gustavo Michelín y Horacio Bafico escribieron en "Economía y Mercado" de El País que "el aumento de impuestos parece ser una medida que tiene cada vez una mayor probabilidad de concretarse".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)