BÚSQUEDA DE HIDROCARBUROS

El FA se muestra renuente a prohibir uso del "fracking"

Entiende que hacen falta más estudios y que el tema no es prioritario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hasta ahora la búsqueda en el mar no dio resultado. Foto: Daniel Rojas

El Partido Nacional decidió unificar los proyectos de ley de sus diputados Gerardo Amarilla y Alejo Umpiérrez para que se prohíba el uso de la técnica del fracking en todo el país para extraer hidrocarburos e impulsar su tratamiento parlamentario aunque para el Frente Amplio el asunto no es prioritario en esta etapa, más allá de que el presidente Tabaré Vázquez descartó explícitamente su utilización. Los detractores del fracking creen que puede llegar a contaminar aguas subterráneas y provocar sismos.

El tema, que ha estado en danza en los últimos dos años, vuelve al tapete porque la empresa de capitales australianos Schuepbach se apresta a comenzar la exploración de un potencial pozo petrolero en el este de Paysandú. La empresa fue tajante al decir que el fracking además de ser caro resulta innecesario porque, en caso de haber petróleo allí, este sería un recurso convencional que no requeriría el uso de esa técnica. Sin embargo, los ambientalistas no están convencidos. Ignacio Sarli, de la organización "Gensa", dijo al diario sanducero "El Telégrafo" que "en esa zona lo único que pueden encontrar es petróleo de esquisto, que se saca por fracking". Umpiérrez cree lo mismo (ver nota aparte).

Pero para el diputado Julio Battistoni, del Movimiento de Participación Popular y que integra la comisión de Industria, Energía y Minería de la Cámara de Representantes, el asunto no es urgente. "La bancada del Frente Amplio aún no tiene posición tomada concreta sobre el tema. Creo que hay que tener más información técnica. Es evidente que es altamente improbable que en Uruguay se utilice la tecnología fracking. No nos parece ni siquiera relevante estudiarlo rápidamente. Vamos a tener que reunirnos, recabar más información de los técnicos de la Dirección Nacional de Minería y Geología", dijo el diputado a El País.

"Los impactos ambientales que hay en un país pueden ser diferentes que los que hay en otro. Nosotros tenemos que tomar decisiones, no satanizar tecnologías. Me parece bastante torpe tomar posición sobre esto pero si la oposición realmente quiere tomar posición, debería haber una información técnica un poco más sólida", opinó Battistoni.

El legislador, que ha sido docente en la Facultad de Química, consideró que "ese no es el problema ambiental más grave" que tiene Uruguay ya que es más relevante la contaminación "por el uso exacerbado del suelo" para uso agrícola o industrial. Consideró que además de improbable, "la eventual extracción con fracking es cara".

"No es un tema prioritario. Si la oposición lo quiere tratar, lo tratamos y deberíamos llegar a una situación de consenso con datos científicos", advirtió.

Además, Battistoni relativizó el impacto que podría tener el fracking en las aguas subterráneas porque su uso, en caso de darse, "sería muy por debajo del acuífero" Guaraní que Uruguay comparte con Brasil, Argentina y Paraguay y que es una de las reservas de agua más importantes del mundo.

El Partido Independiente tiene una posición intermedia porque si bien es contrario al uso del fracking, es renuente a prohibirlo por ley, según explicó el senador de esa colectividad, Pablo Mieres.

"Yo no soy partidario de prohibir cosas por ley. Por ejemplo, si esa técnica se mejora y hay avances tecnológicos que aseguren el buen resultado, es distinto. En la reunión que convocó el presidente Vázquez por el petróleo el año pasado, le pregunté especialmente si se usaría el fracking y me dio la garantía de que no iba a haber ese tipo de procedimiento. Si se usara de manera oculta sería muy grave, aunque no estoy acusando a nadie. Me quedo con lo que dijo el presidente", dijo el legislador a El País.

"Es un sistema que no está plenamente probado, porque hay dudas sobre sus impactos. En Uruguay sería una desproporción porque la búsqueda de petróleo no ha sido exitosa y menos en el territorio. Vamos a hacer un pedido de informes. De cualquier modo, no estamos de acuerdo con el fracking, sobre todo porque la zona (donde eventualmente se usaría) está encima del acuífero Guaraní y cualquier movimiento puede generar una situación grave", matizó.

La iniciativa de los legisladores blancos establece en su primer artículo que, de acuerdo con la declaración de interés general de la protección ambiental contenida en el artículo 47 de la Constitución, queda prohibido en todo el territorio del país la prospección, exploración y explotación de hidrocarburos a partir del fracking ("fracturación hidráulica").

Modalidad polémica en todo el mundo

La norma para prohibir el "fracking" sería retroactiva por lo que quedaría sin efecto cualquier permiso, autorización o adjudicación concedida para el uso de esa técnica. La prohibición alcanzaría a los permisos en trámite, los que serían archivados si se vota el proyecto.

El diputado oficialista Dardo Pérez y el de Unidad Popular, Eduardo Rubio, además de legisladores nacionalistas y colorados, apoyarán la iniciativa.

Schuepbach explorará cuatro pozos. Uno está en Paysandú, dos están en Tacuarembó y otro en Salto. Se da la circunstancia de que los tres departamentos prohibieron que se utilice el fracking en su territorio.

La compañía Schuepbach hará un pozo de 815 metros en el este de Paysandú, a 60 kilómetros al oeste de Tambores en la zona del cerro Padilla, donde explorará entre cuatro y cinco meses.

Los estados de Nueva York y Vermont, en el este de Estados Unidos, prohibieron el fracking por sus efectos negativos al igual que Francia. El Reino Unido había establecido una suspensión de su uso pero la levantó. Battistoni entiende que la capacidad de está técnica de provocar sismos depende del tipo de suelo. Otros expertos, como el ex- presidente de Ancap, Andrés Tierno, no son partidarios de la prohibición del fracking —que se utiliza hace unas siete décadas— aunque consideran que por ahora su uso en Uruguay sería demasiado caro.

Esta modalidad para extraer hidrocarburos no convencionales implica la inyección a gran presión de agua con productos químicos para desprender el hidrocarburo de la roca. Su uso en algunos estados de Estados Unidos ha resultado importante para que ese país haya logrado el autoabastecimiento de petróleo en los últimos años.

La industria petrolera sostiene que el fracking por sí mismo no contamina y que los problemas suscitados se vinculan a la mala aplicación de la técnica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)