GERMÁN CARDOSO

"El FA debe garantizar que vota acuerdo por seguridad"

Como secretario general del Partido Colorado, Cardoso integra la delegación de la oposición que negocia los proyectos sobre seguridad pública con el gobierno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
qGermán Cardozo. Foto: Archivo EL PAÍS

En diálogo con El País, el diputado dijo que si en dos o tres meses los acuerdos alcanzados no se reflejan en leyes votadas en el Parlamento, no vale la pena seguir

—Usted encabeza la delegación del Partido Colorado en las negociaciones con el gobierno sobre seguridad pública. ¿Qué evaluación hace de los resultados hasta ahora?

—Hemos ido a dialogar con la mejor de las intenciones para buscar soluciones que mejoren la calidad de vida de todos los uruguayos que hoy se sienten acorralados por la delincuencia. Nosotros queremos seguir trabajando, pero a la vez que todo esto no quede en una entelequia. Queremos que el trabajo se materialice en leyes aprobadas por todos los que están allí sentados. Si en dos o tres meses no vemos resultados concretos con leyes votadas en el Parlamento a partir de los acuerdos, no creo que valga la pena seguir participando de las reuniones.

—¿Por qué lo dice?

—Porque vemos con preocupación y expectativa manifestaciones en la prensa de algunos legisladores del Frente Amplio que dicen que no van a votar algunos proyectos ya acordados. Necesitamos definiciones claras de la bancada de gobierno que garanticen que lo que está acordado se va a votar. De lo contrario más vale no seguir perdiendo el tiempo.

—¿Qué les ha dicho el presidente Vázquez? ¿Ha comprometido el apoyo de la bancada del Frente Amplio?

—Él demuestra voluntad y disposición en debatir todos los temas. Más allá de que no comprometa posición de antemano, lo cual es razonable porque uno no puede pretender que le aprueben el 100% de lo que propone. Pero sí le hemos reclamado en algunas oportunidades de que hay que acelerar los procesos. Yo valoro la convocatoria, me parece positiva por varias razones. La primera es que el gobierno está reconociendo el fracaso del rumbo de la política de seguridad. Pero una vez que empezamos el diálogo y se avanza, a mi me gustaría resultados concretos más rápidos. Ya es hora de empezar a producir resultados.

—¿O sea que el presidente no ha comprometido el apoyo de la bancada del Frente Amplio?

—Bueno, allí (en la mesa de negociación) también está representado el Frente Amplio como partido, además del Poder Ejecutivo. Él actúa desde una posición del Poder Ejecutivo, pero no podemos dejar de desconocer que es presidente de la República porque llegó por un partido político.

—En la reunión de la semana pasada se aceptó una propuesta del Partido Colorado de sacar las cárceles de la órbita del Ministerio del Interior. ¿Cómo se instrumentará esa medida?

—El objetivo de este proyecto es definir en qué órbita y cómo debe regularse la problemática del sistema carcelario. Y en tal sentido planteamos la creación de un instituto descentralizado que se encargue del control de las cárceles. Es un servicio descentralizado al amparo del artículo 220 de la Constitución. Esto significa que tendrá un enlace con el Poder Ejecutivo a través de un ministerio, así como la OSE enlaza a través del Ministerio de Vivienda, el INAU del Ministerio de Desarrollo Social o Antel del Ministerio de Industria. Ahora, si un usuario quiere poner un teléfono en su casa, no va a llamar al Ministerio de Industria. Estamos proponiendo lo que hacen los países exitosos en la materia: tener especialistas en reeducación, en resocialización, en reinserción, y no especialistas en combatir la delincuencia para que los reeduquen. Este es un cambio profundo que el país debe encarar.

—La presencia de Edgardo Novick en la mesa de negociación sobre seguridad no ha caído bien en el Partido Colorado. ¿Cómo observan el lugar que el presidente Vázquez le ha dado a Novick?

—Su presencia no me disgusta ni me deja de disgustar. Fue una invitación que hizo el presidente, y cuando fuimos nos encontramos que estaba convocado. Él tiene posiciones que llaman la atención. Por un lado era el más férreo opositor al Frente Amplio en toda su campaña electoral, hasta que arregla con el intendente de Montevideo y vota el Fondo Capital. Ahí tuvo un cambio de 180 grados. Hoy Novick es más vazquista que Vázquez.

—¿Por qué el Partido Colorado no vota el ajuste fiscal propuesto por el gobierno?

—Sería inmoral pedirle a la oposición que vote este ajuste. Luego de diez años de bonanza inédita, el ajuste era totalmente evitable. Solo se puede explicar por el despilfarro y mala gestión de los gobiernos del Frente Amplio. Desde el 2013 el Partido Colorado venía advirtiendo de la profundización del déficit y del desvío en la gestión de las empresas públicas, y que si no se tomaban acciones concretas íbamos a terminar en un ajuste fiscal. ¿Qué contestó el gobierno? En agosto de 2014, dos meses antes de las elecciones, Danilo Astori dijo que el déficit era manejable y que el rumbo de las empresas públicas estaba dentro de lo previsto, que la ciudadanía votara por el Frente Amplio. La gente confió, y hoy gran parte de la ciudadanía debe sentirse estafada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)