UN TEMA PRIORITARIO

FA apunta a reducción "sustancial" de militares

Documento de la Comisión de Defensa plantea nuevo sistema de escalafón y ascensos.

"El Ejército no debe realizar tareas permanentes de seguridad, dice el FA". Foto: F. Ponzetto
"El Ejército no debe realizar tareas permanentes de seguridad, dice el FA". Foto: F. Ponzetto

Como parte de lineamientos políticos para una reforma de las Fuerzas Armadas, el Frente Amplio plantea reducir "en forma racional y sustancial" el personal en actividad. A su vez, pretende que los uniformados ya no se encarguen de hacer guardias perimetrales de cárceles y otras funciones policiales en la frontera terrestre, puertos, costas y aeropuertos.

El documento en discusión —al que accedió El País— fue elaborado por la Comisión Especial de Defensa que creó la coalición de izquierda en 2015, después de años de haber dejado de funcionar. El trabajo es producto de más de 40 reuniones en las que se discutió para alcanzar "un nuevo modelo" de Fuerzas Armadas.

El debate se produce en momentos en que está a estudio del Parlamento una reforma de la Caja Militar y el cobro de un impuesto a las jubilaciones y retiros. Para llegar a un acuerdo, la coalición determinó que abordará estos temas del 20 de este mes al 3 de noviembre.

El objetivo que marcan como fundamental pasa por lograr la inclusión de los militares en la sociedad para "desterrar algunas concepciones que aún subsisten (...) Si bien hemos avanzado en algunos terrenos, lo aún pendiente luego de casi 13 años de gobiernos frenteamplistas es mucho", sostiene el documento que aún se encuentra en fase de discusión y puede ser modificado.

Entre los ejes propuestos está la transferencia de las actividades que no son de carácter militar a otras dependencias estatales, así como la fusión de todas aquellas tareas y dependencias que no sean específicas de una sola Fuerza.

Se autorizarían "apoyos puntuales y temporales" al Ministerio del Interior, pero no tareas permanentes de seguridad, prevención y represión del delito en tierra firme. En esta lista entra el combate contra el contrabando, narcotráfico y terrorismo, que son responsabilidad primaria de Interior.

En materia presupuestal, se entiende que la asignación de recursos para la Defensa, debería ser similar al promedio que los países vecinos y socios le dedican en relación a su Producto Interno Bruto (PIB). Esto sería así, porque de lo contrario, "estaríamos delegando la defensa nacional y regional en otros Estados nacionales, con eventual menoscabo y riesgo de nuestra soberanía".

Para la Comisión de Defensa del Frente, el Ejército deberá tener una estructura "versátil y flexible", y ser "gradual y sustancialmente reducido en volumen". La misión esencial será evitar, impedir o en su defecto dificultar la invasión del territorio por fuerzas extranjeras.

En caso necesario, el Ejército deberá desarrollar la capacidad de multiplicar sus efectivos rápida y eficazmente. Según el documento, la reducción de efectivos de forma permanente se verá "compensada" con la capacidad de convocar un alto número de personal "de reserva" que podrá ser llamado a filas en caso necesario. Para ello se contará con el personal militar apto, superior y subalterno en situación de retiro o baja.

"El respeto irrestricto a un nuevo escalafón piramidal, naturalmente va a producir personal excedentario que pasará a situación de retiro voluntario u obligatorio o baja, y constituirá el principal cuerpo de reserva", asegura la iniciativa.

Este personal "deberá participar en ejercicios periódicos" de manera de poder actuar en una situación de urgencia. Para eso se emplearán los días feriados de determinados meses del año, a tales efectos de no afectar la vida laboral civil del personal.

En ese marco se puede considerar retribuir económicamente o con algún tipo de beneficio la asistencia. Además se contaría con los "reservistas civiles" que voluntariamente se presenten para recibir instrucción militar.

Vacantes.

Para cumplir con la meta de reducción del personal militar se dispondrá un escalafón militar para el personal superior y subalterno que responda estrictamente a las vacantes necesarias para cubrir la nueva organización.

En el nuevo escalafón general se contemplará especialmente la racionalización del número de oficiales superiores (coroneles y tenientes coroneles) y generales "para adecuarlo a las reales necesidades del servicio".

Los ascensos a partir del grado de capitán hasta coronel y desde cabo a sargento de primera en el personal subalterno, se producirán cuando efectivamente se produzcan vacantes reales de acuerdo al nuevo escalafón general. Los ascensos hasta capitán y cabo de primera inclusive, se conferirán por antigüedad y aptitudes, respetando el número de vacantes prevista por los escalafones.

A partir de las mencionadas jerarquías se ascenderá según el orden de precedencia dado por la antigüedad, méritos y concurso. Al grado de general solo se ascenderá por selección.

Se reducirá a ocho años el tiempo de permanencia como soldado que hoy puede ser hasta de 20 años. Se entiende que el lapso menor es suficiente para la formación y práctica militar y para adquirir una formación técnica que sea útil a las Fuerzas Armadas y para la vida civil en caso de baja, ya sea por propia voluntad o por cumplir el tiempo máximo como soldado y no ser promovido para ascenso.

La política de reducir el tiempo máximo como soldado permitirá al Ejército contar con las "reservas" a las que pueda acudir frente a eventualidades. A partir del grado de mayor y de sargento para personal subalterno se incrementarán sustancialmente las retribuciones del personal.

Según los cálculos del Frente Amplio, con este nuevo sistema y a partir del grado de capitán se comenzarán a producir los retiros obligatorios por falta de vacantes de mayor o equivalente. En el personal subalterno, las vacantes surgirán a partir del cabo de primera por no ascender a sargento.

En opinión de la Comisión de Defensa del Frente Amplio, "no debería suceder como hasta el momento que el beneficio de un retiro prematuro sea visto como la principal contrapartida y atractivo para militares y especialmente para el personal especialista equiparado".

"No debe acontecer que la juventud que decide incorporarse a las Fuerzas Armadas, vea como aliciente la jubilación temprana cuando se supone que deben primar otros intereses como el amor a la patria o la vocación de servicio", señala el texto del documento.

Desde su punto de vista, como la esperanza de vida laboral continuará aumentando "es natural" que se incremente la edad para jubilación, lo que se reflejará en el sistema de ascensos y retiros.

Título universitario para el ascenso.

Para el ascenso a la jerarquía de Mayor en las Fuerzas Armadas se deberá contar con un título universitario, "en particular de aquellas carreras que sean útiles no sólo para la vida civil, sino militar", incluyendo la docencia, señala el documento elaborado por la Comisión de Defensa del Frente Amplio.

Se impulsará que al egreso de las Escuelas Militares, los oficiales cuenten con la mayor cantidad de créditos académicos de la Universidad de la República.

Por su parte, al personal subalterno se le exigirá contar al menos con un oficio o título técnico que será completado al término de los años de antigüedad previstos para soldado.

Para facilitar el estudio de los efectivos militares, se plantea la posibilidad de otorgar al personal superior un año sabático o asegurar el acceso a distancia de los cursos en que se anote.

Desde el Frente Amplio se pretende "interactuar en forma estrechamente coordinada" con el Sistema Nacional de Enseñanza Pública en materia de intercambio de docentes, alumnos e infraestructura a fin de lograr la mayor eficacia en materia de resultados.

Asimismo se planificará la implementación de un "Campus de Escuelas Militares" para la formación de oficiales.

La idea es usar algún predio del Ministerio de Defensa para este fin con el objetivo de unificar los cursos que se imparten en las tres escuelas de oficiales de las Fuerzas Armadas, contemplando necesarias especializaciones.

Para el Frente Amplio, la educación militar debe pasar por "una formación ciudadana basada en los valores humanistas, democráticos y republicanos", para lo cual se entiende que es necesario asegurarse de "disponer del mejor plantel de docentes a nivel nacional".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)