Se definieron los 10 ejes programáticos de la reforma que se impulsará en 2016

FA acordó modificar la Constitución

El Frente Amplio ató el paquete de la reforma constitucional al acordar 10 bloques temáticos en las que se basarán las modificaciones. El consenso alcanzado entre bases y sectores —a nivel de la comisión de reforma constitucional— fue agrupado en un documento redactado por el exdiputado Felipe Michelini, y será puesto a consideración de un plenario que tendrá lugar en diciembre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Se estima que 500.000 uruguayos viven en el exterior; muy pocos vienen a votar. Foto: D.Borrelli.

El primer eje se denomina dignidad y derechos humanos, y supone la inclusión dentro de la Constitución de la nueva agenda de derechos, por ejemplo el matrimonio igualitario y la vigorización de organismos como la Institución Nacional de Derechos Humanos, dijo a El País el representante de la Vertiente Artiguista en la comisión, Daoiz Uriarte.

Como segundo bloque temático se colocó a la nacionalidad y ciudadanía. En este marco se plantea la habilitación del voto de uruguayos desde el exterior, lo que es una reivindicación histórica de la izquierda.

La democracia y el Poder Legislativo es el tercer punto que se piensa reformar. Hay acuerdo para darle más relevancia al Parlamento, al otorgarle diferentes potestades que hoy no tiene. Se maneja la posibilidad de que el Parlamento pueda tener iniciativas que son privativas del Ejecutivo y la revisión de condiciones del veto presidencial, para acotarlo.

Uno de los ejes más polémicos es el referido a la reforma del Poder Judicial. Esto supone mejorar el acceso a la Justicia y el perfeccionamiento de la carrera de los magistrados. "La idea es garantizar un Poder Judicial independiente, imparcial y eficiente. En ese sentido buscamos procurar el mejor sistema para la elección, ascenso y capacitación de jueces precisando sus cometidos", contó Uriarte. Según dijo, esto implica ser más estrictos con la carrera de los magistrados y que todos sean electos por concurso. En este plano, también se estudia la posibilidad de conformar un tribunal constitucional (que se encargue de definir la inconstitucionalidad de las leyes) o la inclusión del Tribunal de lo Contencioso Administrativo dentro de la Suprema Corte.

El equilibro y la relación de poderes es el quinto eje de contenido de la reforma que se pretende impulsar. Dentro de este capítulo está planteada la potenciación de las comisiones investigadores del Parlamento. Una forma es hacer obligatoria la comparecencia de los citados. Además, se piensa reducir al máximo las esferas estatales que no tengan control parlamentario, y rediseñar el contralor de la inconstitucional de las leyes (con consulta previa del Legislativo al Poder Judicial).

El sexto eje pasa por la optimización de los mecanismos de ética y transparencia, una de las herramientas a fortalecer es la Jutep y redefinir las funciones de control del Tribunal de Cuentas, así como de las sociedades anónimas y todas las formas de gestión estatal que hoy operan en el ámbito del derecho privado. "Todos estamos de acuerdo que no es que el Estado no pueda gestionar a través de sociedades anónimas, pero hay que constitucionalizar el control sobre las formas de gestión estatal que se manejan dentro del derecho privado", explicó Uriarte.

Por otro lado, se piensa incluir como séptimo punto de una reforma constitucional a la descentralización y el tercer nivel de gobierno. En tanto, la ampliación de normas de protección al medio ambiente se incluyó como el octavo eje.

El noveno punto supone introducir dentro de la Constitución, y como una norma imperativa, la integración de Uruguay en la región. "Lo que queremos es que se priorice la inserción regional", señaló Uriarte. El último eje de la reforma está asociado a la modernización de la propiedad privada, incluyendo los conceptos y el fomento de la propiedad social, comunitaria y la economía social. Los cambios electorales (modificación del balotaje) y la vía por la que se reformará la Constitución quedaron para ser discutidos más adelante. "Nos preocupamos por los contenidos, lo electoral es secundario. No como ha pasado muchas veces, donde se hicieron reformas puramente electorales sin ningún contenido programático", concluyó Uriarte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)