BUSCADO POR INTELIGENCIA

Un exrecluso de Guantánamo se fue a Brasil ilegalmente

Se trata deJihad Ahmad Diyab, el exrecluso que recomendó "no venir a Uruguay" porque el gobierno no cumplió con sus promesas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jihad Ahmad Diyab. Foto: Reuters

Uno de los seis exreclusos de Guantánamo que llegaron a Uruguay en 2014, el sirio Jihad Ahmad Diyab, se encuentra en Brasil, luego de cruzar la frontera de manera ilegal, según informó el programa Santo y Seña de Monte Carlo este miércoles.

Este jueves, a la salida del acto de promoción de la próxima generación de Bomberos, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi confirmó lo ocurrido y dijo que "no se sabe con qué documentación salió del país" porque "no pasó por ningún registro". "No sé si de forma ilegal, pero salió del país", aseguró según consigna El Observador. 

Inteligencia de ese país ya lo está buscando y la Embajada de EE.UU. está al tanto. Según indicaron desde el programa, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, conoce la situación. También trabajan en el caso Interpol y la Embajada de EE.UU. en Uruguay.

El Ministerio del Interior afirmó que Ahmad Diyab tiene libertad para salir del país en cualquier momento, sin embargo, en mayo de este año había intentado ingresar a Brasil con sus documentos uruguayos, pero las autoridades fronterizas no se lo permitieron, en el marco de las leyes antiterrorismo que tiene ese país. Se cree que cruzó la frontera con documentos falsos o a través de una zona donde no exista control de aduana.

Mohammed Kasen, referente de la colectividad árabe en Rocha, lo vio por última vez en el Chuy, el pasado 6 de junio, y que fue hospedado en el Club Árabe, de donde fue retirado más tarde porque "es un club social, el socio que lo quiera hospedar que lo haga en su casa".

En septiembre de 2015, Diyab habló en una conferencia de prensa de Emaús América y recomendó a otros exreclusos que no vinieran a Uruguay. En esa ocasión, sostuvo que el gobierno uruguayo no cumplió con lo que le prometió.

La delegación uruguaya que viajó a Guantánamo le prometió que su familia viajaría a Uruguay y que tendría una casa para vivir con ellos, pero eso nunca ocurrió: “Si no traen en los próximos días a mi familia y me dan la casa que prometieron, vuelvo a la embajada de Estados Unidos”, dijo en esa ocasión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)