EL TREN QUE VUELVE A PASAR

Expropiarán terrenos por tren

El gobierno anunciará el nuevo trazado ferroviario por donde pasará la carga de la nueva planta de UPM a Montevideo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La velocidad promedio del nuevo tren será de 80 kilómetros por hora, hoy es de 20. Foto: A. Colmegna

En poco más de tres años, el sistema ferroviario va a tener un cambio de fisonomía absoluto. La nueva inversión de UPM en el centro del país para construir su segunda planta de celulosa obligó al Estado uruguayo a apostar por una revitalización de todo el trazado ferroviario que conecta al puerto de Montevideo con Paso de los Toros (Tacuarembó).

A lo largo de todo el tramo se construirán túneles soterrados, nuevo sistema de señalamiento, un moderno sistema de iluminación en cruces terrestres, puentes, y cambios en el trayecto. Esto implicará una serie de expropiaciones de terrenos para permitir la "nueva geometría ferroviaria".

El anuncio será realizado por el ministro de transporte, Víctor Rossi, en los próximos días. Varios jerarcas políticos y técnicos que trabajan en el tema explicaron a El País que la apuesta es "muy grande" y permitirá no solo a UPM el traslado de su producción, sino también el uso a otros emprendimientos industriales ubicados en la zona.

El trazado va a ser básicamente igual entre Paso de los Toros y Santa Lucía. Los grandes cambios se inician a partir de allí, cuando se ingresa a los mayores centros poblados. El proyecto del gobierno (que fue coordinado con las autoridades de UPM) prevé dos "enterramientos de vías", en una especie de túnel bajo tierra, para permitir el tránsito de vehículos por la superficie encima de la vía.

Uno de los soterramientos va a ser entre Colón y Sayago (Montevideo); el otro será en Canelones en las inmediaciones de la zona comprendida por las localidades de La Paz, Las Piedras y Progreso; comentaron a El País jerarcas que trabajan en el proyecto.

El soterramiento consistirá en la vía bajo tierra, a sus costados dos paredes y un techo de hormigón. Por encima de este se dará la circulación de vehículos.

El tramo prevé un by pass en Santa Lucía para evitar que la vía atraviese la ciudad; y reducir el impacto urbano. El otro será en la ciudad de Florida, donde también se evitará el casco urbano.

Una de las alternativas estudiadas fue la de realizar un viaducto en Las Piedras y en los accesos al puerto de Montevideo. Sin embargo, ese plan fue descartado por ser muy costoso.

El trayecto del nuevo tren se basa casi en la antigua línea de ferrocarril. Sin embargo, ya se autorizó una serie de cambios en el tramo para permitir hacer más ágil su tránsito. El cambio busca ajustarse a las normas internacionales en materia de seguridad, y eficiencia.

Por tal motivo el gobierno ya prevé la autorización de una serie de expropiaciones en los terrenos donde se requiere el cambio en el tramo ferroviario; explicaron a El País dos fuentes del Poder Ejecutivo que han trabajado en el proyecto.

"Ya hubo comunicación con la gerencia de Inmuebles de AFE para avanzar en el análisis de las expropiaciones que habría que hacer", comentó una de las fuentes.

En total se evitarán tres curvas pronunciadas que hoy existen. Actualmente esta línea de tren tiene solo "doble vía" entre Estación Central y Sayago. Unos siete kilómetros. El plan es generar al menos tres tramos más de doble vía para agilizar el tránsito del tren.

A su vez, se prevé la construcción de varios puentes para facilitar el cruce peatonal. Incluso el sistema optimizará los tiempos de espera vehicular en los cruces ya que el sistema de seguridad será cambiado y ajustado a las nuevas normas internacionales. Hoy muchas habilitaciones de los cruces se realizan en forma manual.

Características.

El tren de carga más largo que se utilizará para esta nueva línea tendrá una longitud de entre 550 y 770 metros. La maquina permitirá una velocidad promedio de 80 kilómetros por hora. Actualmente la maquinaria disponible no logra superar los 30 kilómetros por hora.

En la línea a Rivera, al norte del río Negro, se puede llegar a una velocidad de 50 kilómetros porque se mejoraron las vías. Para el caso del tramo que utilizará UPM, uno de los cambios significativos que tendrán las vías es que los durmientes de madera serán sustituidos por durmientes de hormigón.

El ministro Rossi, dijo semanas atrás que los durmientes de madera de este tramo serán utilizados para la refacción de otros tramos ferroviarios a nivel nacional, donde continuarán operando los viejos trenes de AFE.

Las nuevas vías permitirán un 25% más de carga de las formaciones: de 18 a 25,5 toneladas por eje. Este sistema no será solo utilizado para carga, también está previsto el transporte de pasajeros. La cantidad máxima de tráfico es de 50 trenes por día en el área de Montevideo.

Actualizarse con el siglo.

El día de la toma de mando, el ministro de Transporte, Rossi, hizo una especie de profecía: "No quiero hacer grandes anuncios, pero en 2016 comenzará el camino de la recuperación del modo ferroviario", afirmó el jerarca.

Con la confirmación del interés de UPM para instalar su segunda planta, el ministro dijo que además de ser un gran desafío para el gobierno, la inversión permitía una "gran oportunidad para modernizar el sistema ferroviario".

"Tenemos un sistema del siglo diecinueve, y tenemos que lograr un tren acorde al siglo veintiuno", dijo en una ronda de prensa hace unos meses.

El objetivo del gobierno es que la línea pueda empezar a operar en 2021. En las próximas semanas se hará un llamado internacional.

Rossi dijo que las autoridades dedicarán especial atención a responder las preguntas de los inversores interesados, para eso planearon un "Data Room" en el cual informarán sobre los aspectos técnicos del proyecto ferroviario.

Las autoridades de gobierno destacaron que las obras en ese tramo ferroviario implicarán un claro cambio de la fisonomía urbana por donde atraviese el tren. No solo desde los aspectos urbanos, sino también en materia de seguridad.

Es que se prevé instalar una red lumínica en los principales cruces urbanos, que hoy no existe. En cuanto al impacto urbano, está previsto reducir la contaminación sonora ya que los nuevos rieles son soldados y equipos con estructuras aislantes que evitan el típico sonido del ferrocarril que se percibe actualmente.

"No corre más el chaca, chaca (Sic) de la locomotora. Estamos hablando de un ferrocarril moderno y seguro, que actualmente no existe en el Uruguay", dijo una fuente del Ministerio de Transporte a El País.

El gobierno tiene manifestaciones de interés de varias empresas internacionales para ejecutar las obras. Dos de ellas son de origen francés, pero también hay interesados de Alemania, y España. En las dos últimas giras internacionales del presidente, Tabaré Vázquez, por Europa el gobierno presentó el plan de infraestructura en donde se destacaba el interés por el desarrollo ferroviario.

Seguridad, modernidad y control ambiental.

El ministro de Transporte, Víctor Rossi, destacó que el nuevo sistema permitirá avanzar al país en modernidad, y seguridad. El domingo se produjo un descarrilamiento en la zona de Casupá (Florida) en la línea que va a Nico Pérez.

El gobierno pretende impulsar una "nueva cultura de seguridad" ferroviaria inédita hasta el momento.

Se construirán caminos peatonales próximos a las vías que hasta el momento no existen en ninguna parte del tramado ferroviario.

LA MINISTRA DIJO QUE SU CARTERA TRABAJARÁ JUNTO A UPM PARA UNA “MEJORA”.

De León: cuenca del río Negro está "contaminada".

Ante la eventual instalación de una planta de UPM sobre el río Negro, la ministra de Medio Ambiente, Eneida De León, reconoció que esa cuenca de agua está "contaminada" y que su situación "preocupa" a las autoridades.

Ni bien terminó el Consejo de Ministros de ayer, la jerarca explicó que la instalación de una tercera fábrica de celulosa —la primera sobre el río Negro— implicará un trabajo conjunto "para mejorar todo el sistema".

Según la ministra, todavía no se ha realizado un estudio sobre el impacto ambiental que pueda generar la instalación de la planta, cerca de Paso de los Toros (Tacuarembó).

Como había anunciado El País, el presidente Tabaré Vázquez ordenó "acciones" concretas para mejorar la calidad del agua en el río.

En declaraciones recogidas por Telemundo, De León indicó que se intercambia información con la empresa finlandesa y que las exigencias medioambientales para la instalación de la planta serán las mismas que para cualquier emprendimiento industrial similar.

Como ocurre con otras fábricas en las márgenes de los ríos, a los expertos los inquieta "el nivel de eutrofización" que pueda producirse en el agua. Se trata de nutrientes que provocan el aumento de fósforo y, por tanto, pueden producir algas tóxicas.

En las negociaciones que UPM mantiene con el gobierno, sus representantes se comprometieron a garantizar los máximos estándares de control ambiental, incluso con técnicas más modernas a las ya empleadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)