Tabaré Vázquez cambió los planes y el propietario dona dos hectáreas

No expropiarán la estancia El Hervidero en Purificación

El presidente Tabaré Vázquez decidió no proceder a la expropiación del lugar en donde se habría levantado en 1815 el cuartel de Artigas y la Villa de Purificación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El casco tiene más de mil metros cuadrados y 30 habitaciones. Foto: Luis Pérez

A la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, le correspondió el pasado viernes comunicar la medida al propietario de la estancia "El Hervidero", César Gutiérrez Amaro.

Acompañando a la ministra, llegaron al establecimiento el director de la Comisión de Patrimonio, arquitecto Nelson Inda, y el ayudante aéreo del Ministerio de Defensa Nacional, coronel aviador Alberto de Medina, según informó El Telégrafo de Paysandú.

La ministra Muñoz fue recibida por Gutiérrez Amaro, a quien acompañaba su administrador Carlos Peirano. De modo oficial se le notificó la intención del Ejecutivo de establecer frente al casco de la estancia un monolito, a manera de recordatorio de la presencia del prócer, pero se terminó acordando de palabra que el mismo se ubicará en una zona alta, próxima a la ruta 3. El campo que Gutiérrez está dispuesto a donar al Estado es de dos hectáreas, aunque la ministra expresó que con una alcanza para el acondicionamiento y homenaje que pretende consagrarse.

"Creo que es una muy buena solución a este largo diferendo", declaró a El País el abogado del propietario de "El Hervidero", César Aroztegui.

"Estamos de acuerdo en que se puede hacer el homenaje que Artigas se merece por el ideario federalista que desarrolló en esos años (1815-1818) y por la redacción del famoso Reglamento Provisorio de Tierras. Pero hemos estado escribiendo y argumentando ampliamente en diferentes medios desde que el Poder Ejecutivo señaló el lugar de la expropiación en diciembre de 2011. Intentamos fundamentar que no hay certeza de que allí estuviera Purificación y que se deben continuar los estudios, ampliar las investigaciones del tema realizadas en 2003", afirmó a El País el abogado Aroztegui.

Más allá de las hipótesis manejadas hasta ahora, agregó que celebra ahora que Gutiérrez Amaro esté dispuesto a colaborar, brindando un espacio físico para materializar el homenaje en un predio de los campos del enorme paraje del Hervidero en donde estuvo el campamento artiguista.

"Será una forma de que este señor de 89 años que ocupa su casa desde hace casi 70 años demuestre una vez más el sentimiento patriótico y artiguista que recibió de sus antepasados, quienes construyeron el casco de su campo más de 70 años después que la Villa desapareciera", dijo Aroztegui, para quien la decisión, de manera pertinente evita que el gobierno nacional deba efectuar un desembolso económico importante por la expropiación que terminó descartando.

En afirmaciones a El Telégrafo, Laura Juan, directora de Cultura de la comuna sanducera indicó que "el lugar se fijó de común acuerdo y ahora la ministra lo llevará a conocimien-to del presidente. También deberá ser considerado por la Comisión de Patrimonio y en Paysandú por la Comisión Pro Purificación", tras lo cual "se llegará a una decisión definitiva y el lugar podrá ser difundido".

Cordialidad.

Junto a otras autoridades locales, el integrante de la Comisión de Ciudadanos Pro Purificación, Rubens Stagno, destacó su satisfacción con lo convenido. "Luego de tantos años se pudo concretar esta reunión, en un clima muy cordial, con toda la gente que conoce la temática, y se pudo concretar algo, ni más ni menos que tener un lugar donde honrar a Artigas en Purificación", manifestó a El Telégrafo.

César Gutiérrez Amaro contó a El País que la ministra le dijo: "esté tranquilo, no le vamos a expropiar; dadas las circunstancias ese proyecto quedó totalmente desactualizado". Gutiérrez relató que en realidad lo que se llama El Hervidero, en la época de Artigas "eran un poquito más de cien mil hectáreas; en cualquier lugar allí podría haber estado el campamento, pero no abajo de mi escritorio, no hay documentos ni pruebas; ahora lo aceptaron, todo perfecto, con la mejor cordialidad y respeto".

El propietario rememoró que en las notas de viaje del naturalista francés Saint Hilaire, escritas por 1920, se apunta que donde está el casco de su estancia ya ni había vestigios de alguna posible construcción del campamento artiguista, el cual se habría ubicado al pie de la Meseta, a siete kilómetros de distancia de su casa, galpones y hangares de aviones.

Durante 3 años, hasta la invasión lusitana, en Purificación funcionó el cuartel artiguista. Fundada por Artigas a orillas del arroyo Hervidero, a 30 kilómetros de la ciudad de Salto, la villa estaba en un paraje estratégico; era el centro militar y político de la Liga Federal, que integraba la provincia Oriental y las provincias argentinas de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe y Córdoba.

Razones humanas y económicas en juego.

El 6 de septiembre de 2014, la ministra de Turismo, Liliam Kechichian dijo a El País que se estaban haciendo todos los esfuerzos para concretar la expropiación decretada en 2011. "Es una decisión tomada. La decisión es acelerar lo más rápido posible el trámite de expropiación", aseguró. Ya por entonces, sin embargo, Kechichian confesó que el gobierno debería dar "muchos pasos": atender "la parte humana" del dueño de la estancia, que vive allí, y en particular la parte económica, por el alto valor del predio ubicado en Paysandú, sobre las costas del Río Uruguay. La defensa reclamaba 10 millones de dólares y la tasación oficial se fijó en 5 millones. La reciente determinación de Tabaré Vázquez tranquilizó a César Gutiérrez Amaro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)