vea la fotogalería 

Último explosivo en embajada, el más peligroso

El artefacto encontrado el miércoles en las cercanías de la embajada de Israel en el World Trade Center contenía explosivos y es el más elaborado de los tres que aparecie- ron cerca de la sede diplomática en los últimos ocho meses, aunque no tenía la capacidad de detonar.

Tras detectarse el artefacto, hubo un fuerte dispositivo policial en el WTC.
Tras detectarse el artefacto, hubo un fuerte dispositivo policial en el WTC.
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna
Artefacto sospechoso en Embajada de Israel. Foto: Ariel Colmegna

El informe del Ejército que el jueves recibió el juez Néstor Valetti genera preocupación y cierta alarma. El magistrado dijo a El País que "los aparatos van aumentando su nivel de peligrosidad, pero no tienen poder de daño".

Valetti dispuso un equipo de trabajo integrado también por la Dirección de Inteligencia que investigará tanto este caso como los dos anteriores. Fuentes de la investigación dijeron a El País que la persona que colocó el artefacto fue registrada por las cámaras de seguridad de la zona, aunque hay dudas sobre la nitidez de los videos para identificarla.

Ayer, Subrayado divulgó parte del informe del Ejército: "Un contenedor metálico de 9 por 6 por 2 centímetros (lata de sardinas), dos interruptores, uno alivio de presión y otro llave de tres posiciones, adheridos mediante silicona, una batería similar a la de celulares, dos cartuchos de escopeta calibre 36, un trozo de cable de teléfono adherido a la base de un cartucho con silicona, una varilla metálica plana recubierta con material aislante, un convertidor de corriente DC/DC con una lámpara led, una sustancia de color marrón oscuro de consistencia gelatinosa y olor similar al que producen las emulsiones explosivas". El examen químico realizado indica que había "nitrato inorgánico con partículas de aluminio".

El informe concluye que: "Corresponde a un artefacto explosivo improvisado ya que posee todos los elementos necesarios para serlo (fuente de poder, iniciador y explosivo). Es de resaltar que el iniciador (cartucho de escopeta) no posee energía suficiente para poder iniciar la carga explosiva contenida". Y agrega: "Además el mencionado iniciador no posee ningún tipo de estímulo que lo inicie, por lo que el artefacto en cuestión no actuaría de la forma para lo cual fue construido".

La investigación judicial apunta a determinar si los responsables tienen como cometido medir los tiempos de reacción de la embajada o se trata de una amenaza real.

La primera amenaza ocurrió en noviembre, cuando se halló una valija vacía frente al Hospital Pereira Rossell, donde estaba ubicada la embajada de Israel. Luego, el 8 de enero, apareció un segundo aparato, esta vez a 70 metros de la sede diplomática en la Torre 4 del World Trade Center. Los incidentes provocaron un conflicto con la embajada iraní y la salida del país de uno de sus asesores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)