APORTES DEL ASTORISMO AL BPS BAJO LA LUPA

Exempleada de Asamblea dice estuvo en negro

Además de la secretaria de Orrico, apareció un nuevo caso antiguo de falta de aportes al BPS.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El sector de Astori está bajo la lupa por denuncias de exfuncionarios. Foto: M. Bonjour

El caso de la secretaria del exdiputado Jorge Orrico no es el único de una empleada en negro dentro de Asamblea Uruguay. Otra exfuncionaria asegura que estuvo tres años sin que le hicieran aportes (desde 1995 a 1998), y por tal motivo debió esperar un año y medio para que el Banco de Previsión Social (BPS) le otorgara la jubilación.

Se trata de Mercedes De Toro, encargada de actualizar la página web del sector del ministro de Economía Danilo Astori. "En marzo de 1995, con una gran cantidad de gente entramos a Asamblea Uruguay. Habían 12 diputados e ingresaron una cantidad importante como secretarios, pero no estábamos en caja, nos regularizaron en diciembre de 1998", contó a El País la funcionaria.

El problema surgió en 2012, cuando De Toro se fue a jubilar. Debido a que estuvo exiliada necesitaba que le reconocieran esos años de trabajo para acceder a la pasividad. Sin embargo, y a pesar de tener todos los recibos de sueldo, como no le realizaron los aportes, estuvo un año y medio haciendo trámites en el BPS para acceder a la jubilación que comenzó a cobrar en diciembre de 2013.

"Cuando llaman a Asamblea Uruguay y yo había perdido todo ese tiempo ya, la deuda había prescrito y no tuvieron que pagar", señaló De Toro. En esa oportunidad, el sector presentó una lista con todos sus funcionarios que fueron regularizados, aseguró. Según dijo, de 1995 a 1998 "había más personas" que estaban en negro, y afirmó que esto no sucedía solo en el sector, sino en todo el Palacio Legislativo.

De Toro explicó que no quiso hacer juicio al sector porque trabaja directamente en la sede, no en un despacho, y no tenía a nadie que la "protegiera". "En ese momento Danilo era vicepresidente, así que no hice ningún juicio", añadió.

Murro aguarda informe.

En medio de la polémica por una secretaria en negro que admitió tener Asamblea Uruguay, el ministro de Trabajo Ernesto Murro inquietó a la oposición al afirmar que cuando estuvo como presidente del Banco de Previsión Social (BPS) se "analizaron casos de todos los partidos”.

“Nosotros hemos tenido muchos casos de estos en los diversos partidos políticos. No me puedo pronunciar sobre esto por el secreto tributario. Y no lo he hecho solamente en este caso (de la secretaria del exdiputado Jorge Orrico) de este partido, sino que no lo he hecho en ningún caso de ningún partido, y esto lo saben los partidos políticos. Hemos tenido que analizar casos en el BPS de todos los partidos”, afirmó Murro.

El senador nacionalista Álvaro Delgado dijo a El País que "en realidad no está bueno, cuando hay un tema puntual, salir a ensuciar toda la cancha y diluir toda la responsabilidad".

En la misma línea, el senador Pablo Mieres (Partido Independiente) dijo que "preocupa que se ponga un manto de sospecha sobre los distintos partidos y no le hace bien al país esto". "Fue una declaración infeliz, lo que queda en pie es lo que está planteado que es el único caso denunciado", acotó.

A su vez, el diputado Jorge Pozzi (Nuevo Espacio) opinó "que si el ministro dice que habrá más gente en negro será así". "Si quiere hacer inspecciones que las haga, porque es lo que corresponde", subrayó. En el caso del Nuevo Espacio agregó que todos los empleados están en regla y los salarios son fijados por los legisladores.

Murro aclaró más tarde en Telemundo que "siendo presidente del BPS había atendido situaciones de diferentes partidos políticos, cosa que es cierta", pero negó haber planteado que "había irregularidades en todos los partidos políticos.Yo no dije que había irregularidades en todos los partidos políticos".

"No sé si hoy se da. Sí sé que se ha avanzado mucho en la regularización de los partidos políticos. En los próximos días yo ya he pedido un informe al BPS y se informará de cuál ha sido el proceso de regularización y formalización de los partidos políticos, que ha sido importante en estos años. Si hoy existen o no situaciones irregulares, yo no lo sé", agregó Murro.

Uno de los que pidió una inspección en el Palacio Legislativo fue el sindicalista Richard Read, quien criticó el "silencio ruidoso" del resto de los partidos políticos sobre el caso de la secretaria Graciela Valdivieso.

El senador Enrique Rubio (Vertiente Artiguista) también ingresó ayer en la polémica en relación a la empleada en la informalidad del ministro Astori. "Cuando se cometen errores hay que admitirlo de entrada y disculparse. Los compañeros en el FA parecen no entenderlo. ¡Grave equivocación!", escribió en Twitter sin nombrar a Astori.

Ayer, el director del BPS en representación del sector Trabajadores, Ramón Ruiz, criticó las declaraciones de Claudia Hugo, secretaria y pareja de Astori, quien afirmó a VTV que "cuando (Valdivieso) ingresó a Asamblea Uruguay nunca tuvo interés de estar aportando al BPS. Dijo que era jubilada y venía a cobrar una extra".

Ruiz dijo en el programa Arriba Gente de canal 10, que "es un disparate lo que dijo Hugo". "Es un disparate decir que si el trabajador no quiere los aportes, eso alcanza para justificar un error y una violación a las leyes", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)